jueves, diciembre 1
Shadow

10 trenes turísticos de la Argentina


La locomotora enciende sus motores, lanza su inconfundible pitido y comienza a rodar por las vías. En los vagones, los pasajeros se sorprenden con un paisaje a un lado, luego al otro, así sea una manada de guanacos corriendo por la estepa, una montaña de increíbles colores, una pequeña cascada en medio de un bosque nevado o un atardecer sobre el río.

Vendedores de artesanías, comidas caseras, bebidas, se asoman por las ventanillas o aguardan en los andenes en cada parada, y en algunos vagones hay sabrosos platos, copas de vino o tazas de café humeantes que hacen más placentero el recorrido.

Entre montañas de colores en Salta, en medio del bosque que tapiza las laderas de los Andes australes en Tierra del Fuego, serpenteando por las sierras cordobesas con sus arroyos y pueblos, rodando por la infinita estepa patagónica en Chubut o Río Negro, o por la costa norte de Buenos Aires, de cara al Río de la Plata, o atravesando la densa selva misionera, a metros de las Cataratas.

En muchos casos con servicios mejorados, más confort y frecuencias, distintos trenes turísticos –algunos son de transporte de pasajeros, pero vale la pena disfrutarlos en clave turística- invitan a conocer distintos paisajes, alternando ciudades, pueblos, parajes rurales y paisajes desérticos, y asomándose a la nostalgia de aquellos tiempos en que los trenes unían gran parte del país. ¡Todos a bordo, que suena el silbato!

El Tren a las Nubes, un imperdible de Salta.

El Tren a las Nubes, un imperdible de Salta.

Tren a las Nubes, Salta

Es probablemente el tren más famoso de la Argentina, que en su recorrido original, de 217 km unía la ciudad de Salta con el viaducto La Polvorilla, una impresionante obra de ingeniería en la altura de la Puna salteña.

En ese viaje que demandaba 7 horas, el ramal C-14 del Ferrocarril Belgrano atravesaba 29 puentes, 21 túneles, 13 viaductos y dos rulos, para ascender desde 1.187 hasta 4.220 msnm.

Un colorido viaje entre las montañas de la Puna salteña. Foto Ramiro Villa / Ministerio de Turismo de Salta.

Un colorido viaje entre las montañas de la Puna salteña. Foto Ramiro Villa / Ministerio de Turismo de Salta.

Lamentablemente el tren ya desde hace varios años no realiza el recorrido completo, y la primera parte de la salida se reemplazó por colectivos que llevan a los turistas desde Salta capital hasta San Antonio de los Cobres, en un pintoresco viaje a través del Valle de Lerma y la Quebrada del Toro, ascendiendo la Cordillera.

En San Antonio de los Cobres sí, comienza el viaje en el legendario tren hasta el Viaducto, un espectacular puente curvo -con estructura de vigas de acero- de 223,5 metros de largo y una altura máxima de 63 metros sobre el suelo (por debajo pasa la célebre ruta 40), uno de los puentes ferroviarios más altos del mundo.

Hay varias salidas ya confirmadas para los próximos días, como el 2, el 7 y el 9 de abril (dos salidas cada día), y también el 5 de abril (una salida).

El viaje va de San Antonio de los Cobres hasta el viaducto La Polvorilla.

El viaje va de San Antonio de los Cobres hasta el viaducto La Polvorilla.

En Semana Santa partirá martes 12 (una salida), jueves 14, viernes 15 y sábado 16 (dos salidas cada día). En la primera excursión, el bus sale de la estación de Salta a las 7 am, y el tren parte de S.A. de los Cobres a las 12. En el segundo turno, se parte de Salta a las 9 y en el tren, a las 16.

La salida completa (bus+tren+bus) para jueves 14, viernes 15 y sábado 16 cuesta $ 11.400 por persona;y solo el tren, $ 7.300. El martes 12, en tanto, $ 10.500 la completa y $ 6.700 el tren solo (incluye desayuno y merienda).

Dónde informarse. (0387) 422-8021, ventas@trenalasnubes.com.ar, www.trenalasnubes.com.ar.

El Tren del Fin del Mundo recorriendo el Parque Nacional Tierra del Fuego en invierno-.

El Tren del Fin del Mundo recorriendo el Parque Nacional Tierra del Fuego en invierno-.

Tren del Fin del Mundo, Tierra del Fuego

A principios del siglo XX, los presos del presidio de Ushuaia, en Tierra del Fuego -“la cárcel del fin del mundo”- fueron enviados a construir una traza ferroviaria al oeste de la ciudad, en tierras que hoy son parte del Parque Nacional Tierra del Fuego.

De aquel trazado de 25 km hoy se pueden recorrer 7, en un tren turístico que parte de la Estación del Fin del Mundo, a 10 km del centro de Ushuaia, a las puertas del parque.

El tren recorre parte del trayecto que hacía el "tren de los presos" hace 100 años.

El tren recorre parte del trayecto que hacía el «tren de los presos» hace 100 años.

En su recorrido, mientras los vagones de madera arrastrados por locomotoras a vapor “como las de antes”, se internan en los bosques de lengas que tapizan las laderas del monte Susana, se va narrando -en 7 idiomas- la historia del “tren de los presos”, mientras se disfruta de espectaculares paisajes montañosos surcados por el zigzagueante río Pipo, que en otoño adquieren increíbles tonalidades rojizas, ocres, amarillas.

Luego de atravesar el Cordón del Toro y pasar por el puente Quemado sobre el río, el tren se detiene en la estación Cascada La Macarena, donde se puede ver una reconstrucción de los asentamientos de los originarios pobladores yámanas.

Luego pasa por el “cementerio de árboles”, donde se ven los tocones de los árboles cortados hace 100 años por los presos, cuya madera se utilizaba para calefaccionar la ciudad.

Tren del Fin del Mundo, Ushuaia. Foto Tren del Fin del Mundo

Tren del Fin del Mundo, Ushuaia. Foto Tren del Fin del Mundo

La última parada, en la estación Parque Nacional, es una gran oportunidad para descender, dar una vueltita por el bosque y admirar las maniobras de la locomotora, que debe engancharse en la otra punta del tren para emprender el regreso.

Para Semana Santa habrá tres salidas diarias (9.30, 12 y 15 hs), y la tarifa es de $ 4.200 en clase Turista, $ 8.500 en Primera Superior y $ 10.000 en Premium. Menores de 4 a 12 años, $ 2.100; jubilados, $ 2.600; menores de 3, sin cargo.

Dónde informarse. (02901) 30-1141, info@trendelfindelmundo.com.ar, www.trendelfindelmundo.com.ar.

El Tren de las Sierras, una gran opción para recorrer paisajes cordobeses.

El Tren de las Sierras, una gran opción para recorrer paisajes cordobeses.

Tren de las Sierras, Córdoba

Desde el año pasado, el Tren de las Sierras volvió a unir la ciudad de Córdoba con Valle Hermoso, en el valle de Punilla, con cuatro frecuencias diarias (dos de ida y dos de vuelta) desde la estación Córdoba (casi tres horas de viaje).

En un muy pintoresco recorrido, el tren serpentea entre las sierras y pasa por estaciones como San Roque y Cassaffousth -a orillas del lago San Roque, cerca de Villa Carlos Paz-, Bialet Massé, Cosquín y Casa Grande. Cruza arroyos, pasa entre sierras y atraviesa túneles, regalando grandes paisajes de las entrañas de Punilla.

Se espera que pronto el Tren de las Sierras llegue hasta La Falda.

Se espera que pronto el Tren de las Sierras llegue hasta La Falda.

Actualmente se trabaja en las vías para que se extienda el recorrido hasta La Falda y luego avance hasta Cruz del Eje, pasando por Villa Giardino, La Cumbre, Los Cocos y Capilla del Monte, entre otras paradas.

De la estación Córdoba hasta Valle Hermoso son 73 km, y el pasaje cuesta $ 20. De Córdoba a San Roque, $ 12, y a Cosquín, $ 16.

Dónde informarse. (0351) 486-1547, 0800-2228736; www.trenesargenti nos.gob.ar.

Un tren ecológico recorre el Parque Nacional Iguazu. Foto Shutterstock.

Un tren ecológico recorre el Parque Nacional Iguazu. Foto Shutterstock.

Tren de la Selva, Misiones

Atraviesa un sector del Parque Nacional Iguazú casi sin perturbar la selva misionera, porque es silencioso y ecológico, circula a baja velocidad y es impulsado por locomotoras eléctricas o a gas.

Además, sus vagones están totalmente abiertos al entorno natural, lo que permite apreciar la brisa y los aromas de la selva, escuchar sus sonidos, compartir el viaje con mariposas de colores y divisar ejemplares de la variada fauna del lugar.

El Tren de la Selva tiene un recorrido de 14 km desde la entrada al Parque Nacional -abierto todos los días de 8 a 18- hasta la Garganta del Diablo, el principal salto de las Cataratas del Iguazú, ícono de Misiones.

En ese recorrido cuenta con tres estaciones: la Estación Central, de donde parten los trenes, y donde hay cafetería y kiosco; luego la estación Cataratas, donde se inician los senderos que llevan a los circuitos Inferior y Superior y donde hay una plazoleta, un área de descanso, gastronomía y sanitarios.

Los vagones son abiertos, para vivir la experiencia de la selva. Foto Shutterstock

Los vagones son abiertos, para vivir la experiencia de la selva. Foto Shutterstock

En la última estación, Garganta del Diablo, se accede a una pasarela de 1.100 metros -se recorre a pie- hasta el borde mismo de la Garganta del Diablo, un salto de 80 m de altura. En total, el viaje desde la estación inicial hasta Garganta del Diablo demanda 25 minutos.

El viaje en el tren está incluido en la entrada al Parque Nacional, que cuesta $ 610 para mayores, $ 350 para menores de 6 a 16 años y es gratuita para jubilados y menores de hasta 5 años.

Dónde informarse. www.iguazuar gentina.com, www.argentina.gob.ar/ parquesnacionales/iguazu.

La Trochita y el invierno en Esquel, Chubut. Foto Nicolás Sirerol.

La Trochita y el invierno en Esquel, Chubut. Foto Nicolás Sirerol.

La Trochita, Chubut y Río Negro

En otras épocas unía pueblos y transportaba cargas esenciales; hoy, cuenta “desde el lugar de los hechos” relatos de una Patagonia épica, de cuando la vida aquí era difícil y sacrificada.

La promesa de recuperar el recorrido completo (desde Ingeniero Jacobacci, en Río Negro, hasta Esquel, en Chubut) sigue en lista de espera, pero mientras tanto el Viejo Expreso Patagónico, más conocido como “La Trochita”, no se queda quieto, e invita con tres recorridos turísticos que permiten disfrutar de grandes paisajes desde sus viejos vagones, verdaderos museos sobre rieles.

El más popular de sus recorridos -impulsado por locomotoras construidas en 1922 en Inglaterra y Alemania– parte desde Esquel, en la cordillera del noroeste de Chubut, y zigzaguea por la estepa y la precordillera por algo más de una hora hasta la estación Nahuel Pan, donde se puede visitar el Museo de Culturas Originarias, ferias de artesanos y la feria Tokom topayiñ, que abre cuando llega el tren.

Luego de 45 minutos en el lugar, el tren al que aquí llaman cariñosamente “el trencito”, parte de regreso a Esquel.

Durante todo el año este servicio tiene una frecuencia mínima de una salida por sábado (a la 10 desde Esquel), y en Semana Santa habrá al menos dos viajes: viernes 15 y sábado 16. En función de la demanda, se podría sumar otra salida a las 14.

En el otro extremo, el viejo tren de trocha angosta -75 cm, de allí su nombre popular-, con su locomotora a vapor, hace un viaje de 2h 15’ en la provincia de Río Negro, entre Ingeniero Jacobacci y Ojos de Agua, que se puede combinar con el Tren Patagónico que une Viedma con Bariloche.

Habrá una salida especial el sábado 16 de abril, partiendo desde Jacobacci a las 11 y con paradas en las estaciones Empalme y Bomba, para arribar a Ojos de Agua a las 13.15 y emprender el regreso una hora más tarde. En Ojos de Agua se puede optar por un almuerzo en la estación, a cargo de la Cooperativa Ayufin Mapu (no incluido en el pasaje).

La Trochita rodando por la estepa cerca de Esquel. Foto Turismo Esquel

La Trochita rodando por la estepa cerca de Esquel. Foto Turismo Esquel

Hay una tercera opción para disfrutar de La Trochita, en Chubut: es el recorrido entre El Maitén y el apeadero Ingeniero Bruno Thomae; una excursión que dura en total una hora y media y sale los sábados a las 15.

En El Maitén -donde están los principales talleres de esta joya ferroviaria- vale la pena visitar también el Paseo Ferroviario, que exhibe una amplia variedad de objetos utilizados a lo largo de la historia del tren.

Salida de Esquel, $ 6.000 (estudiantes y jubilados,$ 5.000; menores, $ 4.600). De El Maitén, $ 2.500. De Ing. Jacobacci, $ 4.900.

Dónde informarse. Esquel, (02945) 451403; El Maitén, (02945) 495190; Ing. Jacobacci, (02940) 432152; www. latrochita.org.ar; www.trenpatagonicosa.com.ar.

El Tren Historico de Villa Eilsa hace actualmente un recorrido corto, sin salir de la ciudad.

El Tren Historico de Villa Eilsa hace actualmente un recorrido corto, sin salir de la ciudad.

Tren Histórico de Villa Elisa, Entre Ríos

Sábados, domingos y feriados, un tren histórico compuesto por una locomotora que emula a las viejas máquinas a vapor y un vagón de madera del antiguo Ferrocarril Central Entrerriano hace salidas cortas, de 3 kilómetros ida y vuelta, desde la estación Elisa hasta la avenida Mitre, dentro de la ciudad.

Una manera particular de ver parte de Villa Elisa y las lomadas entrerrianas, recorriendo rieles con historia. Y de prepararse para el proyecto del Ferroclub Central Entrerriano, que se plantea recuperar un recorrido que se hizo hasta 2018 y que incluía una visita al Palacio San José, 40 km al sur de Villa Elisa.

El Ferroclub Central Entrerriano quiere recuperar el recorrido hasta el Palacio San José. Foto Julián Alvarez/Télam

El Ferroclub Central Entrerriano quiere recuperar el recorrido hasta el Palacio San José. Foto Julián Alvarez/Télam

Por el momento, las salidas en Villa Elisa son de 16 a 19 hs y duran 30 minutos. La tarifa es de $ 500 para adultos y $ 250 menores de 12 y jubilados.

Dónde informarse. IG: Tren Historico co Villa Elisa, www.villaelisa. tur.ar.

El Tren Patagónico une Viedma con Bariloche, y en Ing. Jacobacci combina con un tramo de La Trochita.

El Tren Patagónico une Viedma con Bariloche, y en Ing. Jacobacci combina con un tramo de La Trochita.

Tren Patagónico, Río Negro

No es exclusivamente turístico, claro, ya que es un medio de transporte esencial para mucha gente que viaja por la provincia de Río Negro, pero sí es una gran experiencia turística: 850 km a través de la estepa patagónica entre Viedma (a 28 km de la costa atlántica) y Bariloche, a orillas del lago Nahuel Huapi.

El tren está a cargo de la provincia y corre una vez por semana: sale los viernes a las 18 de Viedma y llega a Bariloche a las 12.28 del día siguiente, aunque en Semana Santa habrá una salida especial el miércoles 13 de abril a las 18, con regreso de Bariloche el domingo 17 a las 17.

El Patagónico parte de VIedma los vienes a la tarde. Para Semana Santa habrá una salida especial el miércoles 13 de abril. Foto Tren Patagónico S.A.

El Patagónico parte de VIedma los vienes a la tarde. Para Semana Santa habrá una salida especial el miércoles 13 de abril. Foto Tren Patagónico S.A.

Entre uno y otro extremo, 10 paradas, varias de ellas, a los pies de la meseta de Somuncurá. Luego de San Antonio Oeste, ya en plena estepa se suceden Valcheta, Ramos Mexia o Maquinchao, entre otras estaciones, y en Ingenierio Jacobacci se puede combinar con un tramo de “La Trochita” (ver aparte).

La naturaleza patagónica y animales como guanacos, zorros, liebres e incluso pumas y cóndores se pueden disfrutar desde los vagones de Primera, Pullman o Camarote, o en el coche restaurante, saboreando algún plato típico o una copa de buen vino patagónico.

Una ventura de 850 km por la estepa patagónica, del mar a la cordillera. Foto Tren Patagónico S.A.

Una ventura de 850 km por la estepa patagónica, del mar a la cordillera. Foto Tren Patagónico S.A.

El pasaje para cada uno de los tramos cuesta $ 2.511 en Primera, $ 3.294 en Pullman y $ 4.455 por persona en camarote (para dos). También se puede llevar el auto: de Viedma a Bariloche cuesta $ 4.942 + 1 por 1.000 del valor declarado del auto + IVA.

Dónde informarse. Viedma, (02920) 422-130; Bariloche, (0294) 442-3172; trenpatagonicosa.com.ar.

De pasajeros, pero también turísticos

Algunos trenes urbanos de pasajeros son también un buen transporte turístico, para viajar apreciando las ciudades y bajarse cerca de atracciones importantes.

Uno de ellos es el tren que en 2012 comenzó a circular entre Salta capital y Gral. Güemes, en una zona rural de interés histórico y cultural, con paradas que invitan a visitar el complejo termal El Sauce, en El Bordo, y Betania.

El Tren de la Costa, cerca del río y entre mansiones señoriales.

El Tren de la Costa, cerca del río y entre mansiones señoriales.

El año pasado se le agregó un trayecto por vías por las que no circulaban trenes desde hacía 50 años entre Salta y Campo Quijano, en pleno valle de Lerma. Así, ahora el tren hace un recorrido urbano entre Gral. Güemes y Campo Quijano, pasando por el corazón de la capital salteña. Son 80 km que se recorren en 2h 50’ con dos frecuencias diarias en cada sentido de lunes a viernes y una los sábados solo entre Salta y Güemes.

Cuenta con paradas intermedias en puntos históricos como Batalla de Salta, Pacto de los Cerrillos o Combate de Rosario de Lerma, y es una muy buena opción para recorrer una pintoresca zona de la provincia, el valle de Lerma y alrededores. De punta a punta la tarifa es de $ 30 (www.trenesargentinos.gob.ar).

Otro tren urbano recomendable para pasear es el Tren de la Costa, que recientemente se reactivó transformado en un tren urbano, pero sin perder el encanto de su recorrido por parte de la zona norte del Gran Buenos Aires, de cara al Río de la Plata.

Es un viaje de 15 km que comienza en la estación Maipú, en Olivos, y finaliza en la estación Delta, en Tigre, a las puertas del Parque de la Costa, con 9 paradas intermedias.

Vincula Vicente López, San Isidro, San Fernando y Tigre. El trayecto regala vistas al Río de la Plata y a señoriales mansiones sobre la barranca, además de llevar a la Reserva Natural Ribera Norte, en Acassuso. $ 15 con tarjeta SUBE (0800-222-8736, www.trendelacosta.com.ar).

El Metrotranvia pasa por el centro de Mendoza y llega cerca de varias bodegas de la Ruta del Vino. Foto www.mendoza.gov.ar

El Metrotranvia pasa por el centro de Mendoza y llega cerca de varias bodegas de la Ruta del Vino. Foto www.mendoza.gov.ar

También el Metrotranvía de Mendoza es un transporte urbano sobre rieles que bien vale un recorrido turístico por cuatro importantes departamentos de la provincia: Maipú, Godoy Cruz, Ciudad y Las Heras. La formación con capacidad para 180 pasajeros recorre dos estaciones principales (Gutiérrez y Mendoza) y 21 paradores en su recorrido de 17 km y 45 minutos.

Pasa por el centro de Mendoza capital (a lo largo de la avenida Belgrano), tiene una parada muy cerca de la calle Arístides Villanueva, epicentro de la noche mendocina, y luego de atravesar Godoy Cruz ingresa en Maipú, uno de los destinos de la Ruta del Vino.

A tres cuadras de la estación terminal, Gutiérrez, está la bodega López; a diez cuadras, el Museo de la Vendimia y el Vino, en las instalaciones de Giol, exhibe el tonel más grande de Sudamérica. Otras bodegas cercanas son La Rural y Trapiche. El boleto del Metrotranvía cuesta $ 35 (0800-333-2460, stmendoza.com/ metrotranvia).



Source link