viernes, diciembre 2
Shadow

Un grupo de mapuches se reunió con el Presidente en Bariloche y le envió apoyos a Cristina Kirchner



En su visita por Bariloche el presidente Alberto Fernández recibió un mensaje de solidaridad para con la vicepresidenta Cristina Kirchner de parte de un grupo de representantes de las comunidades mapuches, junto con un petitorio donde reclaman sus derechos sobre diversos territorios en el sur del país.

“Es para que lo pueda leer y de paso, queremos expresar nuestra solidaridad con la vicepresidenta, como mujer y mapuche”, le dijo Felisa Curamil, en el momento en que le entregaba la nota en mano al mandatario.

El presidente Fernández llegó este martes a la localidad cordillerana para inaugurar el edificio del Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Medioambiente (INIBIOMA) y visitar las nuevas obras en el Instituto Balseiro. Además anunció que Bariloche se convertirá en la Capital Nacional de la Ciencia.

En este marco, también aprovechó para comer en la casa del intendente de la ciudad, Gustavo Gennuso.

Luego de horas esperándolo afuera del centro de investigación, los representantes mapuches pudieron alcanzarle el petitorio al Presidente y transmitirle su «solidaridad» con la vicepresidenta luego del episodio de las vallas frente a su departamento en Recoleta. 

Curamil participa de numerosas organizaciones en la Cordillera, entre ellas la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos Regional Bariloche, del Consejo de Participación Indígena y de la Coordinadora del Parlamento Mapuche Tehuelche, entre otros.

La referente cambió su discurso en los últimos años respecto de su posición frente al Kirchnerismo. En septiembre de 2017 le declaraba su rechazo al movimiento que lidera la vicepresidencia. “Hoy el kirchnerismo podrá decir que apoya nuestra lucha, pero ellos reprimieron al pueblo qom, nosotros como parte de pueblos originarios no podemos hacer la vista gorda sobre eso. Nunca Cristina Kirchner recibió a Félix Díaz, que sí fue recibido por el zángano de Macri para sacarse la foto mientras continuaban reprimiéndolos”, señaló Curamil a Prensa Obrera.

En el documento los mapuches exigen a los gobiernos provinciales que cumplan con Convenio 169 de la OIT, referido a los derechos indígenas, las leyes de cada provincia y la Constitución.

«Les queremos hacer llegar un mensaje a través de la presidencia, usted tiene un poder político para gobernar y le pedimos que de su opinión y que exija a las provincias que cumplan con los derechos internacionales como el convenio 169, la Constitución Nacional, la ley provincial 2287 y la 26160 que son derechos que hemos adquirido en base a la lucha de los pueblos indígenas de la Argentina”, le dijo la referente mapuche a Fernández.

El presidente les dio la mano a los mapuches presentes y le aseguró que ya se había abierto “el diálogo en Río Negro”. También indicó que se abriría una nueva Mesa de Diálogo en la región entre los representantes mapuches y autoridades políticas.

“Le hablamos de todos los derechos que tenemos, expresamos nuestra preocupación donde no se ejecutó la ley que demarca los territorios de comunidades indígenas. Alberto nos dijo que iba a intervenir porque son derechos constitucionales, nacionales e internacionales”, indicó Curamil a El Cordillerano.

Acto seguido, el presidente camino hasta un costado del edificio del Inibioma y tuvo un breve intercambio con la comunidad Buenuleo que mantiene una disputa judicial con un privado por la presunta ocupación de 92 hectáreas en el Cerro Ventana a 15 kilómetros del centro de la ciudad.

“Queremos una mesa de diálogo”, le dijo otro referente, Ramiro Buenuleo, al mandatario. “Vamos a hacerla”, se comprometió Fernandez. “Somos dialogistas”, alcanzó a decirle otro de los presentes.

A pesar de estos diálogos cruzados, el presidente Fernández no hizo ninguna alusión al conflicto de Mascardi que ya lleva 5 años y del que se han desprendido cerca de 20 causas judiciales por ataques violentos, usurpación y amenazas con armas contra los demás vecinos del sector ubicado a 30 kilómetros de Bariloche.

A principios de agosto la gobernadora Arabela Carreras solicitó al gobierno la presencia de fuerzas federales en Mascardi pero todavía no hay respuestas.



Source link