viernes, febrero 23

Un grupo de hinchas de Boca atacó las oficinas de dos fiscales en la previa del Superclásico contra River


Las oficinas de dos fiscales de la Ciudad de Buenos Aires ubicadas en el Centro de la Ciudad fueron atacadas este domingo por un grupo de hinchas de Boca en la previa del Superclásico contra River Plate.

Se trata de los despachos del fiscal general, Juan Bautista Mahiques, y de la fiscal especializada en eventos masivos Celsa Ramírez, que sufrieron la rotura de varias de las ventanas en el frente del edificio ubicado en avenida Paseo Colón 1333, sede del Ministerio Público Fiscal porteño.

La fiscal Ramírez estuvo involucrada en investigaciones sobre reventa de entradas en Boca, que incluyeron a Cristian Riquelme, hermano del vicepresidente xeneize, Juan Román Riquelme.

El ataque habría partido desde un camión que transportaba a hinchas de Boca que se dirigían hacia La Bombonera para presenciar el partido contra River, que comienza a las 14.

En un video registrado por una de las cámaras de seguridad ubicadas en las inmediaciones del lugar, se puede ver una caravana de hinchas boquenses en varios camiones y motos que circulan por avenida Paseo Colón en dirección al sur.

Varias ventanas de la sede del Ministerio Público sufrieron roturas por el ataque.Varias ventanas de la sede del Ministerio Público sufrieron roturas por el ataque.

Como el ataque quedó registrado en las cámaras de seguridad públicas y privadas, los investigadores ya identificaron y secuestraron los rodados y están trabajando para individualizar a quienes realizaron el ataque a la sede judicial.

Fuentes policiales informaron que gracias a la información brindada por el Centro de Monitoreo se pudo seguir la trayectoria de los vehículos hasta las adyacencias de la cancha de Boca, se identificaron las patentes y los efectivos de la Comuna 4 interceptaron a los rodados estacionados.

Luego se procedió al secuestro de los vehículos por instrucción de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N°35, a cargo de Celsa Ramírez, quien además inició actuaciones por el delito de daño.

Horas después del ataque, ocurrido a las 9.47, el fiscal Mahiques publicó un comunicado para referirse al hecho.

Milagrosamente no hay heridos, en esas oficinas suele haber mucha más gente pero los domingos los equipos son un poco más reducidos. Podría haber habido un incendio, si uno de esos proyectiles prendía era un desastre”, afirmó el funcionario en su escrito.

El frente dañado del edificio que sufrió el ataque.El frente dañado del edificio que sufrió el ataque.

El fiscal general precisó que «el proyectil más grande impactó en el piso donde está mi despacho y el de la fiscal Celsa Ramirez. Claramente es un acto intimidatorio en medio de una investigación que no vamos a abandonar».

«Es alarmante, yo vengo denunciando sistemáticamente la violencia que se ejerce contra magistrados judiciales y fiscales puntualmente», precisó Mahiques.

Por último, aseguró que «es inadmisible que debamos sufrir este tipo de atropellos cada vez que se investiga a asociaciones ilícitas y crimen organizado”, en referencia a la investigación que se lleva adelante en Boca.



Source link