lunes, febrero 6
Shadow

Un argentino suspendió su casamiento para ir al Mundial de Qatar y recibió una propuesta de un jeque que puede cambiar su vida


El médico tucumano se iba a casar el día de la final, pero su novia lo alentó a que viaje.

La vida puede tener los giros más insólitos e inesperados, esos que escapan a cualquier imaginación y que ocurren imprevistamente. A veces es sólo cuestión de estar en el momento justo en el lugar correcto.

Uno de esos giros le tocó a Victorio Stok Berraondo, un tucumano de 27 años que le pidió a su novia suspender el casamiento que tenían previsto para el 18 de diciembre para poder ir a Qatar. Una vez en el país de la península arábiga recibió una propuesta más que tentadora.

“Tuve una entrevista con una empresa que brinda asistencia al viajero y me propusieron venir a Qatar para los argentinos. Después recibí otra llamada con la confirmación», le contó el médico tucumano al canal de noticias TN.

Así, de un día para el otro, se vio armando las valijas y viajando a un destino en el que todos los hinchas de la Selección Argentina quisieran estar. «Llegamos acá el 18 de noviembre y nos quedaremos hasta que la Selección quiera, ojalá que hasta el 19 de diciembre”, señaló Victorio.

Victorio se quedará en Qatar mientras la Selección siga participando del Mundial. Foto: Instagram.


Victorio se quedará en Qatar mientras la Selección siga participando del Mundial. Foto: Instagram.

Pero antes de embarcarse rumbo a Doha, Victorio tuvo que plantearle la situación a su novia Candelaria, con quien había fijado fecha de casamiento para el 18 de diciembre. Una fecha muy especial: ese es el día en que se jugará la final del Mundial.

“Mi novia se emocionó muchísimo. Cuando se dio, de la emoción nos largamos a llorar y ella me dijo ‘te vas o te vas, es una oportunidad única en tu vida’», contó Victorio.

Y, a la distancia, le agradeció por su comprensión: «Gracias a su aporte estoy acá, es una experiencia increíble lo que estoy viviendo y si no fuese por ella no la tendría”.

Lo del casamiento se solucionó rápidamente. Fijaron nueva fecha para enero, y si bien todavía tiene algunos detalles que resolver sobre la organización de la boda, durante su estadía en Qatar no perdió tiempo y ya compró algo fundamental: los anillos.

“Compré los anillos acá. No veo la hora de llegar y ponérselo en el dedo. Vamos a hacer una fiesta íntima, muy entre nosotros, familiar”, sostuvo el médico tucumano.

“Le mandé una foto a mi novia y le encantó, así que compré los dos. Los pagué 400 dólares, pero por ser argentino me lo dejaron a 300″, indicó.

Victorio Stok Berraondo, el argentino que suspendió su casamiento para irse a Qatar. Foto: Instagram.


Victorio Stok Berraondo, el argentino que suspendió su casamiento para irse a Qatar. Foto: Instagram.

Pero a la oportunidad de haber viajado a Qatar en pleno Mundial, con todo lo que eso significa, Victorio le sumó algo más. Porque ese giro que lo puso en Doha a mediados de noviembre le tenía guardada una nueva sorpresa.

Y es que por su labor, Victorio empezó a moverse entre pacientes y médicos locales de las clínicas que hay en Doha. Así conoció a los dueños de estos centros de salud, y uno de ellos, un jeque qatarí, le ofreció trabajo. 

“Estoy viendo la posibilidad. Necesito volver a Buenos Aires, ver el tema de los papeles, si me lo permiten. El jeque se emocionó con mi historia, por mi edad, se puso muy feliz. Me dijo que le encantaría tener a alguien como yo en su clínica”, contó Victorio.

Pero claro, una vez más debía consultarlo con la persona que se quedó en Argentina esperándolo para que al regreso de el «Si» en el altar. Y la respuesta de Candelaria fue inmediata: “Me respondió que ya tiene las valijas listas”.

Mirá también



Source link