lunes, febrero 6
Shadow

turistas varados en Lima, una plaza blindada y comercios cerrados en otro día dramático


Hubo rumores falsos sobre un toque de queda, marchas y cientos de policías en una plaza clave.

Con los escudos apoyados en el piso de la Plaza San Martín, en el centro de Lima, los policías se cuentan de a cientos. El gobierno decidió bloquear el ingreso al principal punto de encuentro de los defensores del ex presidente de Perú Pedro Castillo, destituido y detenido por intentar un autogolpe de Estado.

En Lima los turistas se preguntan si podrán viajar a Cusco, que cerró su aeropuerto por la violencia. Con la plaza blindada, Robert y Sara, una pareja sueca de turistas, empieza a entender que no podrán conocer la ciudadela Inca Machu Picchu, por la que viajaron a Perú.

«Tenemos pasajes para dentro de dos días pero con esta cantidad de policías no creemos que se arregle rápido», comentan a Clarín.

La banda de sonido en la Plaza San Martín está marcada por las cornetas «Air Horn» que tocan los manifestantes sin pausa. Cada tanto irrumpen las motos de «Los Halcones», el grupo de policías que patrulla el centro de la ciudad.

Perú declaró el Estado de Emergencia en todo el país y reforzó la capital con 5000 policías, ya que se esperan marchas por un día clave para la situación judicial del ex presidente Castillo.

La Plaza San Martín en el centro de Lima está blindada. Foto: AP/Martin Mejia


La Plaza San Martín en el centro de Lima está blindada. Foto: AP/Martin Mejia

El outfit de los uniformados es el de antitumulto: casco, escudo, escopetas con balas de goma y gases lacrimógenos. Están desde la mañana y de manera permanente, aunque a la tarde es el momento de mayor tensión. Usan los escudos en el suelo para apoyar sus antebrazos y revisar los celulares.

A las 18, cuando muchos salen de sus trabajos en el centro de Lima, el cruce con los manifestantes es tenso. Con las manos alrededor de la boca, un hombre les  grita «trabajen», a los defensores de Castillo, que le contestan con insultos. La pintura la completa un vendedor ambulante que eleva su voz para ofrecer banderas peruanas a 10 soles.

«Desde hace seis días que abrimos y cerramos dependiendo de la violencia. Si empieza el tumulto y los gases, cerramos y esperamos un rato para abrir», cuenta a Clarín Lourdes, encargada del bar Rústica, en la esquina de la Plaza San Martín. Y revela cifras de la crisis: «Desde hace una semana vendo el 10% de lo que vendía antes».

La Plaza San Martín en el centro de Lima está blindada. Foto: Reuters/Sebastián Castaneda


La Plaza San Martín en el centro de Lima está blindada. Foto: Reuters/Sebastián Castaneda

En tiempos de redes sociales y fake news, a muchos celulares de los limeños llegó una captura de Instagram supuestamente del diario La República que indicaba el toque de queda desde las 22 hasta las 4 de la mañana, pero era falsa.

En el populoso centro comercial Polvos Azules, los diálogos entre los comerciantes para organizarse sobre el supuesto toque de queda recién se disipó cuando encendieron la radio y esperaron las noticias de las 19.

Alberto Otárola, el nuevo ministro de Defensa, anunció el Estado de Emergencia ampliado a todo el país por 30 días y ante una consulta de la prensa no descartó llamar a un toque de queda.

La Plaza San Martín en el centro de Lima está blindada. Foto: Reuters/Sebastián Castaneda


La Plaza San Martín en el centro de Lima está blindada. Foto: Reuters/Sebastián Castaneda

Sin embargo, en Lima donde la crisis se vive por radio y televisión y solo se siente en las tardes en el centro de la capital, el toque de queda retumbó fuerte y a la noche fue a un programa de televisión para aclarar que no habría toque de queda.

El Congreso debate si se adelantan las elecciones

El Congreso de Perú tiene previsto reunirse este jueves para definir la fecha de las elecciones. El miércoles la presidente Dina Boluarte señaló que podría adelantarlas para diciembre de 2023, en lugar de abril de 2024 como había anunciado.

«Nos hemos reunido con el Consejo Nacional y hemos sacado algunos acuerdos. También estuvo presente el presidente del jurado nacional electoral, el presidente del Congreso, instituciones de quienes depende verificar todos los tiempos de este adelanto de elecciones que ya he planteado», señaló Boluarte en una conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno en Lima.

«Legalmente los tiempos calzarían para abril de 2024. Sin embargo, haciendo reajustes esto se puede adelantar a diciembre de 2023. Antes de esa fecha, técnicamente, legalmente no calzaría. En consecuencia, los peruanos de bien, hermanas y hermanos, tenemos que mantenernos y caminar dentro del margen legal, de la Constitución», agregó la presidenta, que fue vice de Castillo hasta hace 8 días y ahora es considerada una «traidora» por el destituido mandatario.

Lima, enviado especial

CB

Mirá también



Source link