miércoles, mayo 25
Shadow

Tras los siniestros, Alto Molino sigue en silencio: ¿asumirán alguna responsabilidad?



El tema que ha marcado la agenda de las últimas horas, y que ha sido tema obligado de mención entre los salteños desde la semana pasada fueron los episodios donde tuvo de protagonista a una chofer de la línea 7 quien protagonizó dos siniestros viales, uno de ellos que terminó con la muerte de una pasajera tras caer de la unidad que manejaba.

En medio de la conmoción por lo ocurrido, de los siniestros que acontecieron, del reclamo de los salteños ante el manejo de los choferes, las protestas de éstos últimos, esta mañana se conoció que la fiscal penal Verónica Símesen de Bielke abrió el decreto de imputación contra la chofer quien tampoco podrá volver a manejar.



Con este panorama y las repercusiones sobre el tema, la voz que está faltando escucharse sobre lo ocurrido es de la empresa Alto Molino, la cual en estas dos semanas no hizo algún tipo de declaración, sus directivos o responsables no hablaron, no emitieron un comunicado o una nota dando a entender su parecer, ni siquiera hicieron públicas algún tipo de solidaridad y congoja por la víctima que murió tras caer de uno de sus colectivos.

Desde la redacción de InformateSalta se ha tratado de entablar comunicación con Alto Molino para obtener alguna palabra, sin algún resultado positivo. Pese a la invitación que se dio para que nos acercáramos a las instalaciones de la empresa sobre ruta 26, una vez allí manifestaron que no había nadie para atender, pero luego que los responsables estaban en reuniones.

Cabe recordar que, según este medio se hizo eco días atrás, la familia de Claudia Aguirre -la mujer que falleció hace dos semanas luego de precipitarse de la unidad del 7B- dijeron que desde la empresa solo habían pagado el velatorio, siendo el único acercamiento que tuvieron pero después no volvieron a tomar contacto.

Como si fuera poco, Alto Molino habría mentido a la empresa Saeta sobre las actuaciones que “habían tomado” con la chofer que, tras el siniestro, volvió a colisionar puesto que seguía manejando. “Nos habían dicho que estaba con parte médico pero nos dimos con la novedad que (la chofer) nuevamente estaba conduciendo, cuando entendemos que no debería haber estado conduciendo”, apuntó su presidente, Claudio Mohr.

Vale sumar que desde la Unión Tranviarios Automotor (UTA) también tomaron intervención al enterarse que la trabajadora de Alto Molino protagonizó estos 2 accidentes viales, pidiendo a los delegados quitarla del diagrama, todo esto ante una actitud por parte de Alto Molina de poca empatía y que dejaba mucho por desear.







Source link