domingo, febrero 5
Shadow

tras la interrupción por la lluvia, volvió la acción en Suzuka


Max Verstappen necesita ganar y hacer la vuelta más rápida para obtener el campeonato. Hubo bandera roja en Suzuka y una suspensión de más de dos horas.

Max Verstappen depende de sí mismo para asegurarse esta misma madrugada su segundo título consecutivo en la Fórmula 1. El piloto neerlandés, necesita imponerse en el Gran Premio de Japón y efectuar la vuelta más rápida de este decimoctavo compromiso del calendario para lograr su objetivo sin depender de otros resultados.

El neerlandés obtuvo la pole position del día sábado en el circuito de Suzuka, tras superar por una centésima de segundo al monegasco Charles Leclerc (Ferrari), y encabezó el pelotón de partida con su Red Bull.

Verstappen precisa, en cualquier caso, ocho puntos más que Leclerc y seis más que su compañero de equipo de Red Bull, el mexicano Sergio Pérez, a quienes le lleva 104 y 106 unidades de ventaja en la tabla, respectivamente.

El campeón 2021 pudo haber perdido su pole position al haber estado bajo investigación por parte de la dirección de carrera, por un movimiento que molestó al británico Lando Norris (McLaren), que tuvo que salir ligeramente de la pista para evitar al líder del Mundial. Pero las autoridades deportivas estimaron finalmente que ese incidente no merecía una penalización y sí una advertencia.

La lluvia que caía sobre el circuito japonés antes de la competencia, y que confirmó los pronósticos meteorológicos, se convirtió en un condimento muy importante para la definición.

La carrera de la Fórmula 1 en Japón, minuto a minuto:

Verstappen efectuó una buena largada, pese a la poca visibilidad producto del spray en pista, y le ganó la posición con autoridad a Charles Leclerc. Por el contrario, el compañero del monegasco en Ferrari, el español Carlos Sainz, no pudo controlar su vehículo y chocó contra la contención, provocando la primera salida del auto de seguridad en la primera vuelta.

Max verstappen conservó el liderazgo en la largada del GP de Japón, pese a un intento de Charles Leclerc para superarlo. Foto REUTERS/Issei Kato


Max verstappen conservó el liderazgo en la largada del GP de Japón, pese a un intento de Charles Leclerc para superarlo. Foto REUTERS/Issei Kato

Con tres vueltas cumplidas, las autoridades deportivas decidieron mostrar la bandera roja debido a las condiciones climáticas y la competencia se detuvo momentáneamente. La mayoría de los participantes salió con gomas intermedias, a excepción de Pier Gasly, que lo hizo con neumáticos para piso mojado.

Los pilotos esperan en sus pits por una definición de la dirección de la carrera. La lluvia persiste y el circuito no mejora. Hay incertidumbre en la calle de boxes de Suzuka. El auto médico realiza un reconocimiento de la pista, para comprobar su condición.

Después de varios minutos de deliberación, la FIA informó que la carrera continuaría y que el reinicio se realizaría con los autos en movimiento. Sin embargo, dos minutos antes de la hora señalada, a las 14.50 local (las 2.50 de nuestro país), volvieron a aplazar la reanudación, sin entregar mayores especificaciones.

La sensación que manifestaron algunos pilotos, entre ellos Alexander Albon, otro de los que abandonó en los pocos metros que pudieron correr, es que la pista estaba «peligrosa» y que estaba complicada la visibilidad.

Yuki Tsunoda, piloto japonés de Alpha Tauri saluda al público e intenta hacer más amena su espera. Foto Toru Hanai / AFP


Yuki Tsunoda, piloto japonés de Alpha Tauri saluda al público e intenta hacer más amena su espera. Foto Toru Hanai / AFP

Lo concreto es que el tiempo pasa y que no existe demasiado margen para quienes deben tomar una decisión sobre la continuidad de esta carrera, porque queda muy poco tiempo de luz solar en esa parte de Japón.

Poco más de una hora y media después de la interrupción, nada cambió: ni la decisión de los comisarios de reanudar la carrera, ni las condiciones del tiempo.

En ese contexto, a la espera de una resolución, en algunos boxes se entretenían jugando a las cartas, con el tradicional «Uno», y otros buscaban la complicidad del público, que respondía al juego de señas de algunos mecánicos.

Poco menos de una hora antes de cumplirse el plazo para anunciar alguna medida, la dirección de carrera anunció que la carrera comenzaba a las 16.15 local (4.15 de Argentina). Los pilotos comenzaron rápidamente con los preparativos. El público, que resistió estoico bajo la lluvia, celebró la salida a pista de los autos, todos con cubiertas para lluvia.

Cuando el auto de seguridad ingresó a boxes para decretar el relanzamiento, restaban poco menos de 40 minutos para completar la prueba.

Con 36 minutos por delante, Verstappen y Leclerc ingresaron a boxes para cambiar los neumáticos de lluvia por los intermedios. Pérez había efectuado la modificación un poco antes después de estudiar el rendimiento de pilotos que venían a la cola del pelotón, con ese compuesto.

Fernando Alonso quedó momentáneamente como líder, pero rápidamente el neerlandés lo superó y recuperó el liderazgo, con el monegasco siempre como escolta.

Qué necesita Verstappen para ser bicampeón de la Fórmula 1

Tras el angustiante séptimo puesto en Singapur, Verstappen tiene una nueva chance de lograr su bicampeonato en Japón.

Con 138 puntos en juego (si se tiene en cuenta que cada uno de los cinco grandes premios que restan le entregan 25 puntos al ganador, además de cada punto por la vuelta rápida y los 8 de la sprint race en Brasil del 12 de noviembre), el neerlandés necesita irse del circuito ubicado a 400 kilómetros al sur de Tokio con 112 puntos de ventaja.

De lograrlo, Verstappen se convertirá en el tercer piloto en asegurarse el título cuatro carreras antes de finalizarse el campeonato. ¿Quiénes fueron los otros? Los alemanes Michael Schumacher, en 2001 y 2004, y Sebastian Vettel en 2011 también con Red Bull.

ES

Mirá también



Source link