martes, mayo 24
Shadow

tenía golpes y signos de ahorcamiento



La investigación del crimen de una beba de sólo 2 meses en manos de sus padres genera conmoción en Mendoza. El caso ingresó primero al Hospital Gailhac del departamento Las Heras como una muerte por broncoaspiración. Sin embargo, la autopsia reveló que el cuerpo de la criatura tenía golpes y signos de ahorcamiento.

La víctima fue una bebé de dos meses llamada Emma Pilar Peralta y quien la trasladó hasta el centro de salud público fue su mamá.

Este sábado el informe forense llegó a manos del fiscal de Homicidios Carlos Torres: la pequeña presentaba un fuerte traumatismo en la cabeza y signos de ahorcamiento.

Rápidamente, el representante del Ministerio Público entendió que se estaba frente a un asesinato y ordenó la detención de los progenitores.

En las próximas horas, Solange Díaz y Leonel Peralta, de 21 y 22 años, respectivamente, serán imputados por homicidio agravado por el vínculo.

La reconstrucción inicial de la causa sostiene que la madre de la bebé nacida el 2 de febrero de este año llegó antes del mediodía del viernes a la guardia del Hospital Gailhac para que asistieran a su hija.

La joven manifestó ser madre primeriza, que la niña estaba enferma (presentaba flemas, aseguró) y que se descompuso mientras tomaba la mamadera se ahogó. Por último, aclaró que se dio cuenta de eso porque le salía leche de la nariz y la boca.

Díaz contó que llevaba cinco días alojada en la casa de su pareja (donde se produjo luego la detención) y que allí ocurrió el hecho que describió. Después de permanecer algunos minutos en el hospital, los médicos confirmaron el deceso.

Pero a los galenos del nosocomio no les cerró la versión de la joven y dieron aviso a la Justicia. El fiscal de turno ordenó la autopsia y, en horas de la noche de esa misma jornada, los legistas le confirmaron que podrían estar frente a un asesinato.

 
De esta forma, a primeras horas de este sábado se ordenó la detención de los progenitores. Ambos fueron llevados al Cuerpo Médico Forense y luego a la subcomisaría Iriarte, a donde permanecerán hasta tanto se decida su traslado ante el fiscal Torres.

Fuente: El Sol





Source link