sábado, abril 13

sin medios para aplastar al otro, la línea del frente se «congela»


Si alguien pensó que la esperada contraofensiva ucraniana sería un golpe atronador para las tropas invasoras, se equivocó. El avance es lento, se mide de a puñado de metros. Y así debe ser. Esa «lentitud» no es una sorpresa, dice un importante mando de la OTAN. Y lo explica.

«La contraofensiva es difícil. La gente nunca debe pensar que es un paseo fácil», dijo a los periodistas el almirante Rob Bauer, presidente del Comité Militar de la OTAN.

«Hay un número considerable de rusos en Ucrania. Hay considerables obstáculos defensivos», agregó.

Un soldado ucraniano en la línea del frente. Foto: AP


Un soldado ucraniano en la línea del frente. Foto: AP

Ucrania ha admitido que su avance en el sur del país es duro frente a las posiciones fortificadas de los rusos, pero afirma que sus fuerzas están reconquistando territorio.

Bauer destacó que: «no es una sorpresa que no avance rápido».

«No deberíamos hacer comentarios sobre Ucrania como que deberían ir más rápido o que es decepcionante que no vayan rápido. Una operación de este tipo es extremadamente difícil«, explicó.

Ucrania ha admitido que su avance en el sur del país es duro frente a las posiciones fortificadas de los rusos. Foto: AP


Ucrania ha admitido que su avance en el sur del país es duro frente a las posiciones fortificadas de los rusos. Foto: AP

El militar afirmó que los comandantes ucranianos tienen razón en ser «cautelosos» al probar las debilidades de las líneas rusas, ya que se arriesgan a perder muchas fuerzas en ataques a gran escala.

La situación en el frente

Las tropas rusas lograron algunos avances en el este de Ucrania y las fuerzas de Kiev tuvieron magros progresos en el sur, con lo que la línea del frente sigue en gran medida congelada más de un mes después del inicio de la contraofensiva ucraniana.

Ninguno de los dos beligerantes parece haber registrado un avance decisivo.

Fuerzas ucranianas disparan cerca de Bajmut. Foto: AP


Fuerzas ucranianas disparan cerca de Bajmut. Foto: AP

El ejército ucraniano retomó 37 kilómetros cuadrados controlados por los rusos en el sur y en el este en una semana, anunció el lunes la viceministra de Defensa Ganna Maliar.

«La semana pasada fue difícil, pero hemos realizado progresos. Avanzamos paso a paso», resumió en Telegram el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, después de que Moscú fortificó durante meses sus líneas de defensa, que a veces tienen estructuras de más de 30 kilómetros de profundidad.

Para complicar la tarea de los ucranianos, las fuerzas rusas lanzaron recientemente ataques en varias zonas del Donbás, en el este, una región que Moscú anexó oficialmente en 2022, pero que no ha conquistado de forma integral y es uno de sus principales objetivos.




Ucrania afirma que hay ofensivas rusas en Avdiivka, Mariinka y Limán, en Donestk y en Svatove, en Lugansk.

Sin medios para aplastar al otro

El historiador militar francés Michel Goya afirmó que es imprudente sacar conclusiones precipitadas, ya que explicó a AFP que el frente permanece en gran medida fijo, sin que ninguno de los dos bandos disponga de los medios para aplastar al otro.

«Hace siete meses que el frente apenas se ha movido», explicó el autor del libro «L’ours et le renard: histoire immédiate de la guerre en Ukraine» (El oso y el zorro: la historia inmediata de la guerra en Ucrania).

Posiciones ucranianas en el frente, en Donetsk. Foto: Anatolii Stepanov / AFP


Posiciones ucranianas en el frente, en Donetsk. Foto: Anatolii Stepanov / AFP

Para el experto, esto de debe a la solidez de las líneas defensivas, pero también a la «falta de apoyo», sobre todo de artillería, para neutralizar las defensas enemigas, y lanzar la infantería y los carros de combate.

«El problema para la ofensiva ucraniana en el sur, por ejemplo, es que hay muchas menos unidades de apoyo que de combate. Por eso los ucranianos solo están utilizando una fracción de sus brigadas: no pueden apoyar a más», señaló Goya.

Para el experto, un avance requiere lanzar un diluvio de proyectiles y los ucranianos no los tienen.

Soldados ucranianos de la 28° Brigada Mecanizada. Foto: Anatolii Stepanov / AFP


Soldados ucranianos de la 28° Brigada Mecanizada. Foto: Anatolii Stepanov / AFP

«Y los rusos tampoco, aunque lo hayan tenido en algún momento», concluyó, destacando que el ejército de Vladimir Putin cuenta «con más piezas de artillería que los ucranianos, pero ha reducido sus esfuerzos debido a que carece de un inventario de municiones suficiente».

Ucrania tiene que sopesar los progresos hechos por el otro bando, que ha aprendido de su experiencia en el terreno.

«Ucrania enfrenta a un ejército ruso que es notablemente diferente al de 2022«, indicó Ivan Klyszcz, investigador del Centro Internacional para la Defensa y la Seguridad (ICDS), con sede en Estonia.

Un avance requiere lanzar un diluvio de proyectiles y los ucranianos no los tienen. Foto: AP


Un avance requiere lanzar un diluvio de proyectiles y los ucranianos no los tienen. Foto: AP

Tras los errores de los rusos en los primeros días de la guerra, «las fuerzas de Moscú se han adaptado al campo de batalla y han ajustado sus tácticas y procedimientos», señaló el experto.

Un ejemplo es la utilización eficaz en los últimos meses de pequeños drones explosivos Lancet para atacar a diario las baterías de artillería occidental que tienen las fuerzas ucranianas.

AFP

Mirá también



Source link