lunes, febrero 6
Shadow

Rusia prepara el asalto final en una ciudad clave del este


Rusia lanzó este sábado su ofensiva final sobre Lysychansk, la ciudad gemela de Severodonetsk, último puesto de avanzada para la ocupación de Lugansk, en el este de Ucrania, donde se libran feroces combates.

Los separatistas apoyados por el ejército ruso afirmaron el sábado que habían rodeado «totalmente» Lysychansk, aunque el ejército ucraniano salió enseguida a negarlo y aseguró que mantiene bajo su control esa ciudad del este convertida en un sangriento campo de batalla.

«Hoy la milicia popular de Lugansk (ejército separatista) y las fuerzas armadas rusas ocuparon las últimas posiciones elevadas estratégicas, lo que nos permite afirmar que la localidad de Lysychansk está totalmente rodeada», indicó un representante del ejército separatista de Lugansk, Andrei Marochko, citado por la agencia rusa TASS.

A su vez, el líder checheno Ramzan Kadyrov, que combate en favor de Rusia, afirmó que «la unidad de las fuerzas aliadas ya está en el centro de Lysychansk», según citó la agencia de noticias rusa Interfax.

Destrucción en la ciudad de Lysychansk, bajo asedio de las tropas de Rusia. Foto: AFP

Destrucción en la ciudad de Lysychansk, bajo asedio de las tropas de Rusia. Foto: AFP

«Lysychansk es nuestra! Las unidades aliadas ya están en la parte central de la ciudad», escribió Kadyrov en su canal de Telegram y especificó que la ciudad está siendo «limpiada» de unidades y minas ucranianas.

«Nuestros combatientes están utilizando nuevas técnicas para asaltar los barrios de la ciudad, que están dando excelentes resultados», se ufanó.

Desmentida de Kiev

Ese informe, sin embargo, fue negado inmediatamente después por el ejército ucraniano.

«Los combates son intensos en los alrededores de Lysychansk. Afortunadamente, la ciudad no está rodeada y se halla bajo el control del ejército ucraniano», dijo el portavoz de la Guardia Nacional de Ucrania, Ruslan Muzychuk.

El avance de las fuerzas rusas en el este de Ucrania. Foto: AFP

El avance de las fuerzas rusas en el este de Ucrania. Foto: AFP

Lysychansk es la última ciudad importante de la región de Lugansk controlada por el ejército ucraniano.

Su ciudad gemela, Severodonetsk, de la cual está separada por un río, cayó en manos de los rusos la semana pasada después de que las tropas ucranianas se retiraran tras semanas de combates.

La toma de Lysychansk permitiría a las tropas rusas avanzar hacia Sloviansk y Kramatorsk, otras dos ciudades importantes de la región industrial del Donbas, que Moscú quiere conquistar por entero.

Un vocero de las fuerzas ucranianas, Ruslan Muzychuk, explicó que se están librando feroces combates cerca de Lysychansk.

«En los últimos días, como se puede ver en los informes del Estado Mayor, la situación ha sido más difícil en las áreas de Lysychansk, Bakhmutsk y en la región de Jarkov. En Sloviansk, el enemigo está tratando de realizar operaciones de asalto, para mejorar su posición táctica», amplió el militar.

Amenaza en el sur

Al mismo tiempo, existe una gran amenaza de bombardeos con cohetes y artillería en las regiones del sur y del norte de Ucrania, incluidas las zonas fronterizas de las regiones de Sumy y Chernihiv.

Fuerzas ucranianas en un tanque en la región de Lysychansk, en el este de Ucrania. Foto: AFP

Fuerzas ucranianas en un tanque en la región de Lysychansk, en el este de Ucrania. Foto: AFP

En la región de Sumy, en el noreste de Ucrania, se han disparado unos 270 misiles de varios calibres en las últimas 24 horas, informó el gobernador regional, Dmytro Zhivytsky, según informan los medios de prensa ucranianos.

Durante los ataques resultó herida una mujer de 64 años en el área de Shalyginsk. «También hay daños a la infraestructura: viviendas de civiles, fincas, redes eléctricas y una torre de agua», explicó el gobernador.

Muzychuk también dijo que tanto la Policía Nacional como la Guardia Nacional están tomando medidas para fortalecer las regiones fronterizas de Ucrania, incluidas partes de la frontera con Bielorrusia, aliada de Moscú.

«Las casas particulares en los pueblos atacados se están quemando una por una. Con una densidad de bombardeo tan alta, solo tenemos tiempo para recuperar a los heridos. Surgen incendios simultáneos en varios lugares. Apenas tenemos tiempo para apagarlos porque se desatan a gran escala, por ejemplo en Lysychansk», admitió el gobernador de Lugansk Sergei Gaidai en Telegram.

El funcionario describe la situación en Lysychansk y sus alrededores: «El último día, los ocupantes abrieron fuego con todo tipo de armas disponibles», amplió Gaidai y reportó que las fuerzas rusas están bombardeando la ciudad de Lysychansk en un intento de derribar el último bastión de la resistencia en la provincia del este de Ucrania.

Fuente: ANSA y AFP

CB



Source link