viernes, abril 19

Quién es Mette Frederiksen, la favorita


El actual secretario general, el socialdemócrata ex primer ministro noruego Jens Stoltenberg, debe abandonar el cargo en septiembre. Y la actual primera ministra danesa pica en punta para sucederlo.

La OTAN va camino de tener por primera vez en su historia una mujer a sus mandos. El actual secretario general, el socialdemócrata ex primer ministro noruego Jens Stoltenberg, debe abandonar el cargo en septiembre después de ver cómo se le extendía el año pasado.

La cumbre anual de la OTAN en Vilnius a principios de julio debería servir para aclarar quién sucederá a Stoltenberg, pero todos los focos están puestos sobre otra primera ministra socialdemócrata nórdica, la danesa Mette Frederiksen.

La todavía jefa del gobierno de su país cumple la mayor parte de los requisitos oficiosos para suceder a Stoltenberg en el despacho de la sede de la OTAN en Evere, a las afueras de Bruselas.

Dinamarca es un país profundamente atlantista, Frederiksen tiene buena relación con la mayor parte de los jefes de gobierno de los Estados miembro, es mujer (hace tiempo que la OTAN quiere una mujer al mando) y cumple los requisitos básicos, como el conocimiento de idiomas.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, en Kiev. Foto AFP


El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, en Kiev. Foto AFP

Buenas relaciones

Es también jefa de Gobierno (otros nombres que suenan son “sólo” ministros), su país no es ni uno de los socios más pequeños ni uno de los grandes. Dinamarca no ha tenido dudas en sostener a Ucrania y enviar armas. Colocada en el ala más liberal de los socialdemócratas europeos, su figura no es molesta para gobiernos liberales como el francés y el holandés y es de la familia socialdemócrata como el alemán y el español.

Frederiksen debe todavía pasar por el examen de la Casa Blanca. El presidente Joe Biden la invitó a Washington en junio y la prensa danesa ve la invitación prácticamente como una entrevista de trabajo. Sin el visto bueno del inquilino del Despacho Oval no hay candidatura que progrese.

Fuentes atlánticas aseguran que la danesa cumple la mayor parte de los requisitos y que si la OTAN quiere una mujer al mando es una de las pocas en ejercicio.

Frederiksen también tiene contras porque nadie es perfecto. El primero es que un danés, uno de sus antecesores como primer ministro Anders Fogh Rasmussen, ya fue secretario general de la OTAN entre 2009 y 2014.

Si a eso se añade que el actual es noruego, la Alianza Atlántica estaría en manos de políticos escandinavos durante casi dos décadas. Parece un escollo menor si los países del este o del sur del continente no tienen una candidata más potente.

Poca competencia

En el este ha aparecido algunas veces el nombre de la ex comisaria europea y ex presidenta lituana Dalia Grybauskaite. Pero en las capitales occidentales no se quiere colocar a alguien de uno de los países más belicosos contra Rusia. Creen que sería avivar la hoguera. En Francia, Italia, España, Portugal o Grecia no hay ninguna mujer gobernando ni ha habido nunca y tampoco parece haber ninguna ministra con interés.

La premier Mette Frederiksen con Zelenski, en enero pasado en Ucrania. Foto AP


La premier Mette Frederiksen con Zelenski, en enero pasado en Ucrania. Foto AP

La ex primera ministra británica Theresa May apareció algunas veces en las listas de nombres pero tampoco parece mostrar más interés. El diario online Politico habla también del primer ministro holandés Mark Rutte, del ministro de Defensa británico Ben Wallace y hasta del presidente español Pedro Sánchez.

La segunda contra importante que arrastra Frederiksen es que su país está lejos de cumplir con el compromiso político de los Estados miembro de la OTAN (más de la mitad lo incumplen) de gastar en Defensa al menos el 2% del PIB. Pero para corregirlo, este mismo martes su gobierno anunció que para finales de esta década habrá triplicado su gasto militar para pasar del actual 1,38% a más del 3,5% del PIB.

PB

Mirá también



Source link