lunes, febrero 6
Shadow

¿Qué le pasa a Elon Musk? Del Tesla rojo en el espacio al fiasco de Twitter


Hace poco más de un mes, Elon Musk causó un terremoto al anunciar la compra de Twitter por una suma multimillonaria y el debate por el futuro de la red social se disparó, junto con las acciones de las empresas del magnate estadounidense, de origen sudafricano.

Todo brillaba entonces para este dinámico emprendedor de 50 años, CEO de Tesla y Space X, empresario innovador y el hombre más rico del mundo. Pero apenas semanas después comenzó a sufrir una especie de maldición: en pocos días concretó movidas polémicas y sufrió una serie de golpes que minaron su reputación y su fortuna, de la que llegó a perder más de 10.000 millones de dólares en un día.

La compra por más de 44.000 millones de dólares de Twitter se complicó. Musk dijo que el acuerdo no puede avanzar hasta obtener pruebas de que menos del 5% de los 229 millones de usuarios diarios son falsos. Podría dar marcha atrás en la operación.

Elon Musk causó un terremoto al anunciar la compra de Twitter por una suma multimillonaria. Foto: Britta Pedersen/ AFP

Elon Musk causó un terremoto al anunciar la compra de Twitter por una suma multimillonaria. Foto: Britta Pedersen/ AFP

Una azafata «mentirosa»

Pero no es solo cuestión de negocios: la semana pasada sufrió otro mazazo a nivel personal que tuvo enseguida un impacto en sus finanzas.

Según publicó Business Insider, una azafata que trabajaba en la flota de aviones corporativos de SpaceX acusó a Musk de mostrarle su pene erecto, frotarle la pierna sin su consentimiento y ofrecer comprarle un caballo a cambio de un masaje erótico en pleno vuelo.

Según el medio, Space X habría pagado 250.000 dólares a la azafata en 2018, dos años después del hecho, para desestimar una demanda y “comprar” el silencio de la denunciante. La noticia habría trascendido a través de una amiga de la azafata, que mostró evidencia de lo sucedido.

Según publicó Business Insider, una azafata que trabajaba en la flota de aviones corporativos de SpaceX acusó a Musk de acoso sexual. Foto: Angela Weiss / AFP

Según publicó Business Insider, una azafata que trabajaba en la flota de aviones corporativos de SpaceX acusó a Musk de acoso sexual. Foto: Angela Weiss / AFP

Space X no hizo comentarios. Musk negó los cargos y los atribuyó al impacto político que generó su agresiva maniobra de compra hostil de la red social Twitter de semanas atrás.

De hecho, lanzó un tuit desafiante a la azafata: «Tengo un desafío a esta mentirosa que afirma que su amiga me vio ‘expuesto’: que describa solo una cosa, cualquier cosa (cicatrices, tatuajes…) que no sea conocido por el público. Ella no podrá hacerlo, porque nunca sucedió», dijo Musk .

Pero el escándalo tuvo su impacto inmediato. La fortuna del hombre más rico del mundo alcanzaba los 212.000 millones de dólares, según el Indice de Multimillonarios de Bloomberg. Pero tras conocerse la noticia sobre las denuncias de la azafata, su riqueza cayó a unos 201.000 millones de dólares.

Tras conocerse la noticia sobre las denuncias de la azafata, su riqueza cayó a unos 201.000 millones de dólares. Foto: Jim Watson / AFP

Tras conocerse la noticia sobre las denuncias de la azafata, su riqueza cayó a unos 201.000 millones de dólares. Foto: Jim Watson / AFP

La acción de Tesla se desplomó un 6,4% ese mismo día. Es probable que Musk vea cómo su patrimonio se reduce aún más a medida que Tesla sigue siendo golpeada por las malas noticias.

Días pasados se estrenó un nuevo documental, “Elon Musk’s Crash Course” (El curso de colisión de Elon Musk), en el que se analiza la respuesta del magnate a los accidentes automovilísticos que supuestamente fueron causados por el mal funcionamiento del piloto automático en los coches de Tesla.

Elon, agresivo

Desde que lanzó su oferta por Twitter, Musk se ha vuelto mucho más locuaz y agresivo en la red social. Con un estilo similar al de Donald Trump, ataca a empresas rivales, sugiere que la CocaCola tiene cocaína y se metió de lleno en política.

Dijo que ya no apoyaría al Partido Demócrata porque es “el partido del odio y la división” y que ahora votaría a los republicanos. Advirtió que sufrirá “ataques políticos que escalarán dramáticamente los próximos meses”.

Épocas brillantes. El Tesla rojo de Musk orbita la Tierra, en 2018. Foto: AP

Épocas brillantes. El Tesla rojo de Musk orbita la Tierra, en 2018. Foto: AP

“Elon Musk ciertamente está en problemas debido a las dificultades que le han surgido en los últimos días”, dijo a Clarín Emily Lynell Edwards, profesora de Humanidades Digitales en el St Francis College de Nueva York.

La experta señaló que “gran parte del éxito de Musk con Tesla y SpaceX ha sido impulsado por la promesa de su visión en lugar de resultados tangibles. La condición cada vez más sombría del mercado de valores de EE.UU. ciertamente está complicando la capacidad de Musk para diversificarse y superar sus desafíos actuales.

A diferencia de otros casos de controversia para Musk, puedo ver que este período tiene efectos negativos a largo plazo no solo en su reputación, sino también en su capacidad para liderar a Tesla y SpaceX como visionario y CEO”.

Edwards cree que “si bien las acusaciones de acoso sexual están bien documentadas y son graves, en el clima político actual de los EE.UU. no creo que este incidente afecte negativamente la reputación de Musk a largo plazo ni tampoco su éxito empresarial”.

Sin embargo, advierte que “lo que es más fatal para Musk en este momento es su intento desorganizado de adquirir Twitter, que está poniendo cada vez más en riesgo las acciones de Tesla, ya que ha prometido parte de ellas como garantía».

Musk esencialmente se ha puesto a sí mismo y a su imperio comercial más grande en esta posición a través de sus propias acciones. Es esta oferta desafortunada para comprar Twitter lo que podría ser en última instancia destructivo, particularmente a medida que las condiciones del mercado estadounidense se deterioran en general”.

El hombre y el empresario

Ari Lightman, profesor de Medios Digitales y Marketing de Carnegie Mellon University, dijo a Clarín que cree que el de Musk es un caso similar al de otras figuras públicas donde la gente separa lo que dice de lo que hace.

“Por ejemplo, la escritora JK Rowling hizo algunas declaraciones controvertidas sobre género y sexo, pero todavía hay muchos fanáticos de su trabajo, incluso aquellos que no estuvieron de acuerdo y hasta se sintieron ofendidos por su declaración. Lo mismo sucede con Musk, ha hecho cosas controvertidas, pero la gente separa al hombre del empresario”.

Este experto cree que la exposición política de Musk “no afectará necesariamente su imagen de innovador técnico brillante o un hombre de negocios. Más bien, la postura de su empresa sobre la privacidad del usuario, la sostenibilidad ambiental y la responsabilidad social corporativa será un factor mucho más importante en cómo las personas perciben la marca”.

La exposición política de Musk “no afectará necesariamente su imagen de innovador técnico brillante". Foto: Reuters

La exposición política de Musk “no afectará necesariamente su imagen de innovador técnico brillante». Foto: Reuters

Sin embargo, Edwards advierte que “si bien Musk ha superado una variedad de controversias a lo largo de los años, la simple acumulación de problemas en este corto tiempo y lo que promete ser una negociación cada vez más prolongada y desordenada para adquirir Twitter, marca un posible declive en la imagen de Musk y su capacidad para liderar a Tesla y SpaceX como la única voz de sus empresas”.

Pero no cree que este período oscuro sea un golpe fatal para el empresario. “Incluso si la imagen de Musk permanece empañada, no es correcto pensar que está marginado de ninguna manera. Es la persona más rica del mundo. Su riqueza continuará otorgándole un poder increíble incluso si la opinión pública se aleja de él por un tiempo”.

Washington, corresponsal

ap​



Source link