lunes, febrero 6
Shadow

Pese al rechazo popular, Emmanuel Macron envió al Parlamento su reforma jubilatoria



El gobierno aprobó el plan que eleva la edad de 62 a 64 años. Los gremios llamaron a nuevas protestas.

El gobierno del presidente francés, Emmanuel Macron, aprobó finalmente este lunes su polémica reforma de las pensiones, contra la que se manifestaron más de un millón de personas en diversas protestas. La iniciativa empieza ahora su trámite parlamentario mientras se mantienen las manifestaciones de rechazo a los cambios al sistema, especialmente desde los sindicatos.

Pese al rechazo mayoritario de buena parte de la opinión pública, el gobierno reiteró su apuesta de retrasar la edad de jubilación de 62 a 64 años para el 2030 y adelantar a 2027 el aumento de los años de cotización necesarios para cobrar una pensión completa (de 42 a 43). La edad jubilatoria de los franceses es una de las más tempranas entre sus socios europeos, donde el promedio oscila entre 65 y 67 años.

“Las medidas de edad que adoptamos son las que nos permitirán equilibrar el sistema [de pensiones] en 2030”, defendió en rueda de prensa el ministro de Trabajo, Olivier Dussopt, quien reconoció un “desacuerdo” en estos puntos con los sindicatos.

El Gobierno se apoya para justificar su reforma en las estimaciones del Consejo de Orientación de las Pensiones (COR), un organismo público independiente, que prevé que sin cambios el régimen actual va a entrar en números rojos, que serán de entre 10.000 y 15.000 millones de euros anuales para 2030, equivalente al 3 % del gasto en jubilaciones.

El pleno de la Asamblea Nacional (cámara baja) comenzará a debatir el proyecto de ley a partir del 6 de febrero, antes de su llegada al Senado (cámara alta). Los partidos de izquierda y la oposición de extrema derecha ya anunciaron que votarán en contra. Para aprobarlo, el oficialismo, que perdió su mayoría absoluta en junio, podría contar con el apoyo de Los Republicanos (derecha conservadora), favorable a una reforma, o recurrir a dos polémicos mecanismos para intentar adoptarla sin someterla a votación.

“Deseo que el gobierno con los legisladores (…) puedan trabajar el texto y ajustarlo”, indicó el domingo el presidente Macron, quien llamó no obstante a “avanzar” ya que ya hubo cambios desde el retraso a los 65 años que propuso en campaña electoral.

Esta reforma es una de las medidas claves que el jefe de Estado, de 45 años, prometió durante la campaña que llevó a su reelección en abril, después que la pandemia de Covid-19 le obligara a enterrar un primer intento. Los ocho principales sindicatos se oponen y convocaron una nueva jornada de protestas el 31 de enero tras el éxito del jueves pasado. “Esperamos hacerlo mejor”, dijo el domingo a los medios RTL, LCI y Le Figaro el líder de la CGT, Philippe Martinez.

La edad de jubilación en la segunda economía de la Unión Europea (UE) es una de las más bajas de Europa y, de salir adelante la reforma, Francia se acercaría a los 65 años de España o los 67 de Dinamarca.

Ayer, el gobierno francés reiteró que está dispuesto a aceptar algunos ajustes en su proyecto de cambio al sistema jubilatorio a condición de que se pueda mantener el objetivo del equilibrio financiero en 2030. Pero aclaró que no cederá en retrasar la edad mínima de jubilación de 62 a 64 años, porque es la condición del equilibrio. “Nuestro objetivo es volver al equilibrio desde 2030”, subrayó el ministro de Trabajo en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros en el que se adoptó el proyecto.

A la cuestión de si, como lo ha dado a entender el presidente Macron, el texto puede ser modificado en el trámite parlamentario que empieza ahora y, sobre todo desde el 6 de febrero en el plenario de la Asamblea Nacional, Dussopt insistió en que ya se han integrado “muchas demandas” planteadas.

En particular, hizo mención a que el aumento de la pensión mínima para todos los que hayan cubierto el período de cotización completa al 85 % del salario mínimo (unos 1.200 euros mensuales) se aplicará no sólo para los futuros pensionistas, sino también para los actuales. Pero al ser preguntado sobre si ese cambio afectaría también a la edad mínima de jubilación, respondió que el país debe llegar al “equilibrio financiero” en su sistema.

Fuente: Agencias

Mirá también



Source link