miércoles, mayo 25
Shadow

“Los programas de precios no han tenido efecto”


«El viernes empieza la guerra contra la inflación en la Argentina», dijo el presidente Alberto Fernández en su último acto en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas.

Sus palabras fueron la antesala a la difusión del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) sobre los índices inflacionarios que hubo en el mes de febrero, que fue del 4.7%, cifra que supera los 3.9% de enero.

Esto se ve reflejado también en el estudio del ISEPCi, que señala que el rubro de frutas y verduras encabezó la suba del precio de los alimentos en febrero. Los productos de almacén también incrementaron 9,66%, casi a la par del aumento que tuvo la carne. 

El relevamiento concluye que una familia de dos personas adultas y dos hijas o hijos pequeños en enero necesitó $33,685.25 para cubrir sus alimentos y en febrero esa suma escaló a $36,986.91. El mismo grupo familiar tipo, para cubrir gastos básicos como salud, educación, transporte, energía y otros gastos indispensables —que sumados a la alimentación conforman la Canasta Básica Total (CBT) precisó en enero $79.60.34 pesos y un mes después, $84.702,02.

En sintonía, analistas y economistas pronostican que la inflación de marzo de 2022 será aun más alta en Argentina.

En diálogo con “La mañana de CNN”, Isaac Rudnik, Director del ISEPCi, manifestó que difícilmente se pueda contener efectivamente la escalada de precios que estamos atravesando y que las medidas paliativas que suelen tomar los gobiernos no surten efectos a mediano ni largo plazo. 

“A nivel nacional, el número de indigencia está entre el 7 y 8% de la población, es un índice altísimo, que en el conurbano bonaerense es aún mayor, cercano al 13%”, comentó Rudnik.

Así mismo explicó que desde el organismo que él dirige se hacen relevamientos en los comercios de barrio sobre la evolución de los 57 productos que conforman la canasta básica: “En febrero nos encontramos con aumentos en todas las ciudades, con incrementos del 5 al 11% de acuerdo a cada ciudad”, analizó. 


“En la provincia de Salta el incremento durante este mes de febrero fue similar, del 10%”


También marcó que el trabajo del sector informal es uno de los factores que más se hacen presentes en sectores de menores recursos, donde la informalidad alcanza al 80% de los trabajadores. 

Respecto a las medidas que buscan contener las subas de precios, Rudnik consideró que no logran su cometido. “Lo que observamos con este y otros gobiernos  anteriores que implementaron siempre distintos programas de precios, que no han tenido efecto porque al levantarse de las mesas de negociación de estos sectores formadores de precio, se incumplen los compromisos asumidos”, opinó. 

Para finalizar, recordó que  el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania también está teniendo su incidencia en los precios internacionalmente. 





Source link