domingo, septiembre 25
Shadow

los jugadores alzaron la voz ante el silencio de Domínguez por la falta de refuerzos


Independiente empieza a cerrar una semana que, desde los resultados, es inmejorable. El lunes, el Rojo dio el batacazo al vencer por 2 a 1 a Estudiantes de La Plata en el estadio Libertadores de América por la Liga Profesional y este miércoles avanzó a octavos de final de la Copa Argentina tras eliminar a Atlético Tucumán. Pero una situación llamó la atención y provocó una rebelión de los jugadores del plantel: no pudo completar el banco de suplentes por falta de futbolistas.

Lo cierto, es que la situación en Avellaneda está lejos de ser ideal, y a pesar de que Independiente pudo hilar dos victorias y se acomodó en la tabla de la Liga Profesional, puertas adentro está todo cada vez más complicado por la falta de refuerzos. Eduardo Domínguez presiona, pero eligió el silencio por primera vez desde que asumió, ante lo cual fueron los futbolistas los que alzaron la voz públicamente.

Eduardo Domínguez, con bronca por la falta de refuerzos. (Foto: Juano Tesone - FTP CLARIN)

Eduardo Domínguez, con bronca por la falta de refuerzos. (Foto: Juano Tesone – FTP CLARIN)

Y esto también tiene que ver con la salida de varios jugadores, ya que a la par de que a la dirigencia se le escapaba un Rodrigo Aliendro apalabrado, explotaba por la partida de Domingo Blanco y la ida casi confirmada de Gerónimo Poblete. La dirigencia le había prometido a Domínguez varios refuerzos, pero el mercado de pases abrió hace ya un mes y por ahora solamente llegó Iván Marcone.

De hecho, la llegada de Marcone es la que más ilusiona a los hinchas, pero el volante con pasado en el Elche no era uno de los apuntados por el DT, que de igual manera levantó el pulgar ante su arribo. El mediocampista, fanático del Rojo, hizo todo lo posible para llegar, y es por eso que a día de hoy es la única incorporación.

Domínguez no completa ni el banco de suplentes y con las negociaciones por el uruguayo Gabriel Neves estancadas, la prioridad de la dirigencia pasaría por sostener a Gerónimo Poblete y Juan Cazares en el plantel. Después del partido ante Atlético, el arquero uruguayo Sebastián Sosa fue contundente: «Necesitamos refuerzos. Poblete y Cazares se tienen que quedar. Queremos armar un plantel competitivo».

El primero en salir a hablar fue el arquero, pero la postura del plantel es unánime, y otro de los que se expresó fue Joaquín Laso. El zaguero, manifestó: «Tenemos un plantel corto. Por lo pronto, somos los que estamos y tenemos que sacar adelante los partidos, como hoy. Hay que seguir. Bromeamos con Poblete y Cazares para que se queden con nosotros».

Lejos de tener que ver con una postura de conformidad, la suspensión de la conferencia de prensa de Eduardo Domínguez después de la victoria en Copa Argentina pasó por otro lado. El DT prefirió no hablar, algo atípico teniendo en cuenta como se maneja, e internamente se habla de una molestia con la dirigencia, que habría prometido un mercado diferente al anterior.

Independiente avanzó en la Copa Argentina, pero el panorama no deja de ser complicado. (Foto: Prensa Independiente)

Independiente avanzó en la Copa Argentina, pero el panorama no deja de ser complicado. (Foto: Prensa Independiente)

A pesar de la presión de los jugadores los refuerzos no llegan, y en el medio de la crisis, otro que optó por hablar fue el capitán del equipo Lucas Romero. «Entendemos que tenemos que sumar refuerzos para competir bien», expresó. 

Por último, el que salió al cruce de la dirigencia fue otro de los referentes del plantel comandado por Domínguez Leandro Fernández. «En Independiente necesitamos que lleguen refuerzos para tener competencia interna en el grupo y plasmar la idea del entrenador», lanzó el delantero, que viene de convertirle a Estudiantes por la Liga Profesional.

Y cuando la prioridad pasaba por incorporar a un nueve de jerarquía, el que se destapó fue Leandro Benegas, casi al unísono de la caída de las negociaciones por Franco Di Santo. La situación es crítica y lo de Aliendro fue la gota que rebalsó el vaso, por lo que en Independiente se tendrán que mover para garantizar la continuidad de Eduardo Domínguez.



Source link