martes, agosto 9
Shadow

Las parejas del mismo sexo actualizan su estatus legal


Correos electrónicos y llamadas telefónicas de parejas del mismo sexo, preocupadas por el estatus legal de sus matrimonios y por retener a sus hijos, inundaron la oficina de la abogada Sydney Duncan a las pocas horas de la decisión de la Corte Suprema de eliminar el derecho constitucional al aborto.

El fallo de fin de junio no afectó directamente a la decisión de 2015 que allanó el camino para el matrimonio entre personas del mismo sexo. Pero, dijo Duncan, seguía siendo un disparo de advertencia para las familias encabezadas por padres del mismo sexo que temen que sus derechos puedan evaporarse como los de las personas que buscan interrumpir un embarazo.

«Eso tiene a mucha gente asustada y creo que con razón», dijo Duncan, que se especializa en representar a miembros de la comunidad LGBTQ en el Magic City Legal Center de Birmingham.

La abogada Sydney Duncan, especializada en representar a la comunidad LGBTQ. Foto: AP

La abogada Sydney Duncan, especializada en representar a la comunidad LGBTQ. Foto: AP

Los tres miembros más liberales del tribunal advierten en su disenso que el fallo contra el aborto podría utilizarse para cuestionar otras libertades personales: «O la masa de la opinión de la mayoría es hipocresía, o hay otros derechos constitucionales amenazados. Es una cosa o la otra».

Esa perspectiva alarma a algunas parejas LGBTQ, que se preocupan por el retorno a una época en la que carecían de los mismos derechos que las parejas heterosexuales casadas por ley. Muchos, temerosos de que su estado civil esté en peligro, se están moviendo ahora para resolver posibles problemas médicos, de paternidad y de patrimonio.

Dawn Betts-Green y su esposa Anna Green no han perdido el tiempo en preparar su documentación legal tras la decisión. Ya han acudido a un estudio jurídico para familias del mismo sexo para iniciar el proceso de hacer un testamento.

«Así, si nos devuelven a la Edad Media, tendremos protección legal para nuestra relación», dijo Betts-Green, que trabaja con una organización sin fines de lucro con sede en Alabama que documenta la historia de las personas LGBTQ en el Sur.

Manifestantes a favor y en contra del aborto protestan frente a la Corte Suprema, Foto: AP

Manifestantes a favor y en contra del aborto protestan frente a la Corte Suprema, Foto: AP

Como mujer blanca casada con un transexual negro, Robbin Reed, de Minneapolis, se siente especialmente vulnerable. Una decisión que socave el matrimonio entre personas del mismo sexo o las uniones interraciales pondría patas para arriba la vida de Reed, que incluye al hijo de 3 meses de la pareja.

«No tengo ninguna expectativa de que nada de mi matrimonio esté a salvo», dijo Reed, una asistente legal.

La empleadora de Reed, Sarah Breiner, del estudio de abogados Breiner Law Firm, está organizando seminarios tanto en el área metropolitana de Minneapolis, como en el área de Atlanta para ayudar a las parejas del mismo sexo a transitar por las posibles necesidades legales tras la decisión del tribunal.

Breiner dijo que ayudar a la gente a mantener la calma sobre el futuro es parte de su trabajo estos días.

«No sabemos lo que puede pasar»

«No sabemos lo que puede pasar, y ése es el problema», dijo Breiner.

Como señal de lo que podría ocurrir, el estado de Alabama ya citó la sentencia sobre el aborto para pedir a un tribunal federal de apelaciones que le permita aplicar una nueva ley estadual que convierta en delito que los médicos receten bloqueadores de la pubertad y hormonas a las personas trans menores de 19 años.

La decisión que otorga a los estados el poder de restringir el aborto significa que los estados también deberían poder prohibir los tratamientos médicos para los jóvenes transgénero, según el estado.

Cualquier intento de deshacer el matrimonio gay comenzaría con una demanda, y cualquier posible retroceso está a años vista, ya que no hay ninguna amenaza legal importante en el horizonte, dijo Cathryn Oakley, asesora principal y directora legislativa estatal de la Campaña de Derechos Humanos, con sede en Washington, una organización de defensa del colectivo LGBTQ.

«Definitivamente es un momento de miedo y la gente está nerviosa, pero los matrimonios siguen estando a salvo», dijo Oakley.

Aunque la amenaza a las parejas del mismo sexo se siente particularmente fuerte en los estados conservadores, Oakley dijo que en los últimos días oyó hablar de personas en todo el país que buscan adopciones de segundo padre, que protegen a una familia al tener los nombres de ambos padres adoptivos en el certificado de nacimiento.

La gente también completa directivas médicas en caso de que uno de los cónyuges esté incapacitado y hacen una planificación general del patrimonio.

El estudio de abogados de Ryanne Seyba, en Hollywood (Florida), ofrece adopciones gratuitas por parte de un segundo padre, similares a las adopciones por padrastro o madrastra, a las parejas del mismo sexo que reúnan los requisitos necesarios, para ayudar a aliviar parte del estrés causado por los posibles efectos secundarios de la decisión sobre el aborto.

«Nos dimos cuenta la semana pasada, cuando se conoció (el fallo), de que teníamos que hacer algo», dijo Seyba, de The Upgrade Lawyers.

Un juez del condado de Broward tiene previsto celebrar una jornada especial en agosto para finalizar todas las adopciones a la vez, dijo Seyba. Si no hay nada más, completar el proceso debería dar a las familias inquietas más seguridad, dijo.

«Si el matrimonio gay desaparece, no sabemos realmente qué va a pasar», dijo. «Es mejor ir sobre seguro».

Por Jay Reeves, Associated Press

La periodista de Associated Press, Kim Chandler en Montgomery, contribuyó en este informe.

ap​



Source link