miércoles, mayo 25
Shadow

La ropa de invierno cuesta un 60% más


El Indec dará a conocer la semana próxima el Indice de Precios al Consumidor (IPC) de marzo y el rubro indumentaria y calzado volverá a dar la nota. Como se trata del período de cambio de temporada, estacionalmente ambos rubros suben más que en otros meses, pero en el sector especulan con que la cifra respecto de febrero puede ser incluso mayor al 10,8% registrado en marzo del 2021 debido a que la inflación se ha ido acelerando en el último tiempo. En la medición interanual, el crecimiento oscilaría entre 65% y 70%, bastante más que el promedio del IPC, pero en línea con lo que subieron en un año rubros sin regulación o control.

 “Desde diciembre de 2016 hasta agosto del 2021, el aumento promedio de precios de la indumentaria estuvo por debajo del nivel general de precios de la economía. A partir de junio del año pasado, se empezó a revertir esta dinámica, y en enero y febrero del 2022 las subas de prendas y calzado fueron menores que el promedio”, dice un documento presentado por los economistas de la Fundación Pro Tejer en una reunión que mantuvieron la semana pasada, según publicó Infobae.

ropa usada3

Por otro lado, la mayor apertura comercial registrada durante el gobierno de Mauricio Macri sumada a la pandemia hicieron estragos en la oferta, por lo que hoy esa situación, sumada al comercio administrado y a la falta de dólares, presiona sobre los precios.

A su vez, luego las marcas de ropa tienen sus propios costos, como el financiero; el alto alquiler que pagan si están en los shoppings y en las principales avenidas porteñas; publicidad, marketing, diseño y salarios. Si hoy el costo de producción de una camisa para una marca de shopping gira en torno a los $4000, luego esa marca multiplica por cuatro para fijar su precio al público ($16.000), dijeron fuentes del sector textil.

“Los salarios del sector de los que cosen aumentaron 52% en 2021. Y las materias, 80%. Eso promedia 60%, que es lo que subieron las prendas en el último año”, explicó el presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), Claudio Drescher. Estos niveles de aumentos, que están en línea con los de muchos otros rubros que no están controlados por el Gobierno, no están impidiendo que la actividad repunte.

Según el industrial, tras haber sido uno de los tres sectores, junto con turismo y gastronomía, más castigados durante la pandemia, desde el 2021 se viene recuperando y los niveles de consumo ya se encuentran como en 2019. De todos modos, ése no había sido un año bueno para el sector, pero al menos reconocen una recuperación a los valores prepandemia.

Si hoy el costo de producción de una camisa para una marca de shopping gira en torno a los $4.000, luego esa marca multiplica por cuatro para fijar su precio al público

En el caso de los fabricantes de insumos (hilados, telas, etc), varios actores comentaron a Infobae que no dan abasto con la demanda y que algunos casos ya están en niveles del 2018. Los ayuda el crecimiento del consumo sumado a que la importación está muy restringida no sólo por una decisión del Gobierno sino fundamentalmente porque faltan divisas.





Source link