domingo, febrero 5
Shadow

la policía de Carolina del Norte detuvo al sospechoso


Aún no trascendió la identidad ni el móvil del agresor, que es menor de edad. Entre las víctimas fatales hay un agente que estaba fuera de servicio.

Al menos cinco muertos y varios heridos fue el saldo fatal que dejó este jueves un tiroteo que tuvo lugar en Carolina del Norte, Estados Unidos. Según informó la policía local en sus redes sociales, el sospechoso de la matanza es menor de edad y quedó detenido. 

Los primeros disparos se escucharon minutos después de las 17 (hora local) en un paso peatonal de la capital del estado, Raleigh, que tiene aproximadamente 500.000 habitantes.

«Lo vi pasar frente a mi casa. Tenía un rifle de caza de cañón largo y estaba vestido con un traje camuflado», contó un testigo. Esos son los pocos detalles que se conocen hasta el momento, dado que aún no trascendió la identidad ni el móvil del tirador. 

Las fuerzas de seguridad desplegaron un operativo en «el área de Neuse River Greenway cerca de Osprey Cove Drive y Bay Harbor Drive», donde lograron rodear al sospechoso. Durante las horas que demandó la detención del agresor, que recién se concretó a las 22, las autoridades recomendaron a «los residentes que permanezcan en sus hogares».

De acuerdo a los vecinos entrevistados en el lugar, se ven decenas de patrulleros por las calles. Foto AP.


De acuerdo a los vecinos entrevistados en el lugar, se ven decenas de patrulleros por las calles. Foto AP.

La información oficial habla de cinco víctimas fatales, entre las que se encuentra un policía que estaba fuera de servicio. Entre los heridos, cuya cifra no fue reportada con precisión, hay un policía de la unidad canina, que está fuera de peligro de muerte, según informó la alcaldesa de la ciudad, Mary-Ann Baldwin.

«Debemos poner fin a esta violencia desenfrenada en Estados Unidos. Debemos responder a la violencia armada. Nuestra tarea es inmensa. Y esta noche nuestro luto es inmenso», se quejó la funcionaria. 

De acuerdo con vecinos entrevistados en el lugar, hubo una gran presencia policial para tratar de controlar la situación, por lo que en el lugar se vieron decenas de patrulleros.

Por su parte el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, confirmó en su cuenta oficial de Twitter que, «gracias a los esfuerzos rápidos y coordinados de las fuerzas de seguridad locales y estatales, se logró poner bajo custodia al sospechoso».

«Lloramos a las víctimas de este horrible y exasperante acto de violencia», completó.

DB​

Mirá también



Source link