domingo, febrero 5
Shadow

La OTAN se dispone a discutir el refuerzo de las defensas de Ucrania


Los aliados occidentales deben decidir cómo reponer armas, pero también la infraestructura energética destruída por Putin.

BUCAREST, Rumanía – Antony Blinken, secretario de Estado estadounidense, y los principales diplomáticos de más de 30 países europeos se reúnen en Rumanía para coordinar cómo la Organización del Tratado del Atlántico Norte reforzará los esfuerzos bélicos de Ucrania contra Rusia durante el duro invierno.

Los funcionarios tienen previsto debatir más envíos de armas a Ucrania, así como la forma de ayudar a reparar la red eléctrica ucraniana y defender las infraestructuras críticas del país contra los incesantes ataques de misiles, artillería y aviones no tripulados del ejército ruso.

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, interviene ante la Reunión de Ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN celebrada en el Palacio del Parlamento en Bucarest, Rumania. EFE/EPA/Robert Ghement


El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, interviene ante la Reunión de Ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN celebrada en el Palacio del Parlamento en Bucarest, Rumania. EFE/EPA/Robert Ghement

Un alto funcionario del Departamento de Estado que viaja con Blinken dijo el lunes que Estados Unidos tiene previsto anunciar una cantidad de ayuda en efectivo a Ucrania para las necesidades de infraestructura energética con carácter de emergencia.

La reunión de dos días de los ministros de Asuntos Exteriores se celebra en Bucarest, la capital de Rumanía, país miembro de la OTAN que comparte frontera con Ucrania.

Se espera que siente las bases para que la alianza siga ayudando a Ucrania en un momento en el que el clima invernal podría limitar los avances militares y mientras millones de civiles ucranianos carecen de acceso a la electricidad y al agua debido a los daños en las instalaciones de infraestructura causados por los ataques rusos.

Otro funcionario del Departamento de Estado dijo que los militares rusos están utilizando misiles y aviones no tripulados para atacar la red de transmisión de Ucrania, incluidas las estaciones transformadoras de alto voltaje, porque éstas son más vulnerables que los sitios de generación de energía.

Estimó que entre el 25 y el 30% de la infraestructura energética de Ucrania ha resultado dañada.

Guerra de frío

Funcionarios estadounidenses y europeos afirman que el presidente ruso Vladimir Putin está tratando de quebrar la moral de los ucranianos privándolos de los servicios básicos durante el invierno, cuando las temperaturas medias en toda Ucrania caen por debajo del punto de congelación.

El ejército ruso ha sufrido importantes reveses ante las ofensivas ucranianas en los últimos meses, incluso se ha visto obligado a retirarse de la estratégica ciudad sureña de Kherson y de la región de Kharkiv, en el noreste.

«El presidente Putin está fracasando en Ucrania, y está respondiendo con más brutalidad», dijo Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, en una conferencia de prensa el viernes.

«Oleadas de ataques deliberados con misiles contra ciudades e infraestructuras civiles. Privando a los ucranianos de calor, luz y comida. Es un comienzo de invierno horrible para Ucrania».

Stoltenberg reconoció la importancia de que los países miembros de la OTAN ayuden a Ucrania a mejorar sus capacidades de defensa aérea.

«Instaré a los aliados a que intensifiquen aún más el apoyo, sobre todo en materia de defensa aérea a Ucrania, pero las decisiones sobre capacidades específicas, eso sigue siendo decisiones nacionales», dijo.

Los países de la OTAN han proporcionado unos 40.000 millones de dólares en armamento a Ucrania, aproximadamente el tamaño del presupuesto anual de defensa de Francia.

Pero Ucrania ha ido agotando sus existencias, lo que ha desencadenado una lucha por suministrar al país lo que necesita, al tiempo que se reponen los arsenales de los miembros de la OTAN.

Muchos obuses de fabricación occidental se están rompiendo debido al ritmo de uso de las tropas ucranianas.

Se espera que en la reunión de esta semana se discuta también cómo proteger mejor a los países miembros más cercanos a Ucrania, entre ellos Polonia y Rumanía, de cualquier posible efecto secundario del conflicto.

El tema adquirió un nuevo sentido de urgencia este mes cuando un misil que, según los líderes de la OTAN, parecía haber sido disparado por la defensa aérea de Ucrania, mató a dos civiles en el sureste de Polonia.

Se espera que asistan a la reunión los ministros de Asuntos Exteriores de Suecia y Finlandia, que solicitaron el ingreso en la OTAN después de que Putin ordenara la invasión a gran escala de Ucrania en febrero, así como los principales diplomáticos de Ucrania, Georgia, Moldavia y Bosnia y Herzegovina.

En una reunión de la OTAN celebrada en 2008 en Bucarest, el presidente George W. Bush presionó a los miembros de la alianza para que prometieran a Ucrania y Georgia su eventual adhesión, pero sin un calendario.

Los funcionarios afirman que ambos países siguen estando lejos de cumplir los requisitos para la adhesión, pero se les considera socios fundamentales de la OTAN.

Stoltenberg y el Departamento de Estado de EE.UU. también dijeron que los funcionarios en la reunión de esta semana también discutirán los desafíos globales planteados por China, el socio estratégico más poderoso de Rusia.

c.2022 The New York Times Company

Mirá también



Source link