martes, agosto 9
Shadow

La ola de calor ahoga a España con más de 40 grados y nuevos incendios forestales


41 grados en Madrid. 46 previstos en Sevilla para este jueves. Las altas temperaturas vuelven a agobiar a España, y al resto de los países mediterráneos, con una ola de calor que podría durar, como nunca antes, hasta fin de mes.

“La ola de calor que estamos teniendo ahora tiene toda la pinta de que va a ser histórica”, dice a Clarín José Miguel Viñas, meteorólogo de Meteored, una plataforma dedicada al estado del tiempo que cuenta con 25 webs en todo el mundo.

“Está durando más de lo normal -subraya Viñas-. Lo habitual es que dure 4 o 5 días. Y no del orden de las dos semanas, como está previsto. Es una barbaridad.”

Según el Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria del Instituto Carlos III, los dos primeros días de esta bocanada insufrible de calor provocaron 43 muertes en España: casi todas, personas mayores y enfermas que se descompensaron con las altas temperaturas.

Una chica se refresca en una fuente de un parque en Madrid. este jueves. Foto: REUTERS

Una chica se refresca en una fuente de un parque en Madrid. este jueves. Foto: REUTERS

Este infierno térmico también está provocando incendios en España y especialmente en Portugal, donde hasta este jueves se produjeron 813 focos que provocaron la muerte de una persona y 135 heridos. Se estima que en Portugal ya ardieron 6.400 hectáreas.

En Madrid, este jueves, sólo los turistas se atrevían a desafiar el afuera de las calles del Barrio de las Letras o Malasaña.

Sin aire acondicionado

Lo que los españoles llaman “terrazas”, que son las mesitas en las veredas, lucían poco pobladas. Sentarse adentro, junto a una ventana y con aire acondicionado, se convirtió en el trending topic de los deseos para la lámpara de Aladino.

Porque en España, según un relevamiento de la plataforma inmobiliaria Idealista, sólo el 36 por ciento de las viviendas cuenta con aire acondicionado.

Ola de calor en Europa

El dato surge de más de un millón de casas y departamentos en venta y en alquiler que estaban anunciados en Idealista el 12 de julio del año pasado.

“En las próximas horas llegaremos a la ‘cresta’ de la ola y podrían registrarse nuevos récords”, decían desde Meteored a las ocho de la mañana de este jueves.

“Hasta hoy (jueves), se han batido récords de temperaturas máximas absolutas en Orense, donde se alcanzaron los 43,3 grados. Ayer (por el miércoles) en Zamora y en Toledo”, agregaban.

“En España, el récord histórico de temperatura se registró en agosto de 2021 en Montoro, Andalucía. Fue de 47,3 grados”, dice a Clarín el meteorólogo Viñas.

“Olas de calor hubo desde siempre pero estamos observando que, en los últimos años, son más intensas -agrega-. Se están produciendo alguna de ellas, incluso, no en la época en la que suelen producirse, entre el 15 de julio y el 15 de agosto, según las estadísticas.”

Las altas temperaturas, la sequía y los vientos también desataron incendios forestales en España y Portugal.

Las altas temperaturas, la sequía y los vientos también desataron incendios forestales en España y Portugal.

Fuera de lo normal

Viñas aclara que ya “hacia abril y mayo, los modelos de predicción del verano (europeo), es decir de junio, julio y agosto, indicaban que en Europa iba a haber temperaturas por encima de lo normal».

Y augura: “Puede ser que, de aquí a fin de mes, tengamos una relajación, pero no vamos a retomar los valores normales del verano sino que van a estar por encima.”

Hasta que no pase el período estival, explica el meteorólogo, no se podrá saber si esta ola supera la magnitud de la peor que vivió España en el verano del 2003.

El parque de El Retiro, con sus más de 15 mil árboles, este jueves fue anfitrión de quienes buscaban una sombra reparadora.

Pero el mejor alivio madrileño estuvo en Madrid Río, el proyecto que recuperó el río Manzanares y las zonas que lo rodean.

Allí, había cola para entregarse a los chorros a presión que lanzan agua desde el suelo.

Recomendaciones

Los colectivos que recorren el centro de la ciudad predican su propia liturgia a bordo a través de las pantallas en las que suelen proyectarse publicidades y atracciones de Madrid: dormir con sábanas de algodón, con todas las luces apagadas e hidratarse permanentemente mientras se esté despierto.

Ni dormidos ni despiertos, quienes no pueden creer lo que les sucede son los vecinos de la zona norte del barrio madrileño de Chamberí. Por un desperfecto en la red de Canal de Isabel II, la empresa pública de agua de la Comunidad de Madrid, cientos de vecinos se quedaron sin agua.

¿Hay mayor castigo en medio de una ola de calor que soportar 41 grados y a secas?

A las cuatro de la tarde, una combi de la empresa recorría las calles afectadas por el corte de agua y dejaba en la vereda decenas de bidones para los vecinos.

Madrid. Corresponsal



Source link