lunes, febrero 6
Shadow

La Justicia de Estados Unidos encontró otros seis documentos clasificados en la casa de Joe Biden



Así lo confirmó el abogado del presidente tras la requisa efectuada por funcionarios del Departamento de Justicia en la residencia de Delaware.

Funcionarios del Departamento de Justicia (DoJ) de Estados Unidos hallaron otros seis documentos clasificados durante una requisa llevada a cabo en la residencia familiar que el presidente de ese país, Joe Biden, posee en Delaware.

«El DoJ tomó posesión de materiales que consideró dentro del ámbito de su investigación, incluidos seis (…) documentos» clasificados, dijo el abogado personal del mandatario, Bob Bauer, en un comunicado publicado este sábado.

El registro de las autoridades comenzó a las 09.45 de la mañana y finalizó a las 22.30 de la noche del viernes, y la Justicia solicitó que no se diera a conocer con antelación. Allí se localizaron los nuevos documentos, algunos de los cuales se remontan a la época en la que Biden era senador (1973-2009) y otros a cuando ejerció como vicepresidente de Barack Obama (2009-2017).

Los primeros hallazgos de esta clase de información se remontan al 2 de noviembre, justo antes de las elecciones de medio término. En esa oportunidad, los encontraron en las oficinas privadas del Penn Biden Center for Diplomacy and Engagement, en Washington, que el actual mandatario fundó en el último de los períodos antes mencionados.

Desde entonces, más documentos con el sello de confidencial se descubrieron en el garage, junto a su antiguo automóvil Corvette verde, y en una habitación de su casa de Wilmington, Delaware.

Y cuando se decía oficialmente que la requisa había sido “completada”, aparecieron el pasado sábado más papeles secretos en su casa, donde el presidente estuvo recluido durante la pandemia y pasa casi todos los fines de semana.

El asunto es particularmente incómodo para Biden, quien contempla postularse a la reelección en 2024. «Escuchen, hallamos algunos documentos (…) que estaban almacenados en el lugar equivocado, los entregamos inmediatamente a los Archivos y al Ministerio de Justicia», dijo el mandatario estadounidense a periodistas hace unos días.

Joe Biden pretende acelerar el proceso «lo máximo posible”

En el comunicado de este sábado, Bauer indicó que, con la intención de acelerar el proceso «lo máximo posible», acordaron dar acceso a la casa para que el Departamento de Justicia la examinara en busca de material que pudiera estar clasificado.

En la requisa, que se efectuó con la presencia de miembros del equipo legal de Biden y de la Casa Blanca, el Departamento de Justicia tuvo un acceso «total» al lugar, incluidas las notas manuscritas, archivos, papeles, carpetas, listas u horarios del mandatario.

Además, tomó posesión de lo que consideró que estaba en el marco de su investigación, incluidos esos seis documentos marcados como clasificados. También se llevaron notas manuscritas de sus años como vicepresidente para efectuar una revisión adicional.

El consejero especial de Biden, Richard Sauber, añadió en otro comunicado que el presidente había señalado a sus letrados que mostraran una cooperación total con el Departamento de Justicia y recordó que ha sido así desde el hallazgo inicial de documentos clasificados en el laboratorio de ideas Penn Center, fundado por el mandatario.

Sauber subrayó que Biden y su equipo se están asegurando que el Departamento de Justicia tiene lo que necesite para hacer una revisión «exhaustiva».

«El presidente ha estado comprometido desde el principio con abordar esto de forma responsable porque se lo toma muy en serio», recalcó Sauber en su nota, donde precisó que ni Biden ni la primera dama, Jill, estuvieron durante el registro de ayer.

Tanto la Casa Blanca como el propio Biden han insistido desde el principio en su disposición total a colaborar en estas pesquisas y han tratado de desmarcarse del caso del expresidente Donald Trump (2017-2021).

El republicano también está siendo investigado por el Departamento de Justicia por acumular documentos clasificados en su residencia privada de Mar-a-Lago (Florida), descubiertos tras una redada del FBI.

En ese entonces, Biden había sido muy duro con el magnate: “¿Cómo alguien puede ser tan irresponsable?”, dijo cuando le preguntaron sobre el tema y agregó que le preocupaba que allí hubiera “información que pudiera comprometer las fuentes y los métodos”.

El caso de Biden se destapó este enero y sus distintos documentos clasificados fueron encontrados por sus propios abogados y entregados a las autoridades, a diferencia de lo que ocurrió en Mar-a-Lago, donde fue necesaria la intervención del Departamento de Justicia para recuperar los papeles.

En los últimos días, en tanto, la Casa Blanca evitó dar detalles nuevos sobre los documentos clasificados. «Estamos brindando al público información sobre este asunto según corresponda. Pero, por supuesto, estamos limitados en lo que podremos decir dada la revisión en curso del Departamento de Justicia», apuntó el pasado martes el portavoz de la oficina legal de la Casa Blanca, Ian Sams, en una conversación con un grupo de periodistas.

Con información de EFE y AFP.

ES

Mirá también



Source link