viernes, diciembre 2
Shadow

La jefa de Gobierno de Ciudad de México, favorita para suceder a López Obrador en las elecciones del 2024


La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, de 60 años, cada vez lidera con mayor holgura las preferencias de los votantes, de cara a las elecciones del 2024, para suceder al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Así lo revelan dos encuestas publicadas por el diario español El País, que le concede 12% de ventaja sobre el canciller mexicano Marcelo Ebrard, 62 años, a quien por su influencia con López Obrador se le conoce en medios políticos como «el vicepresidente» y el periódico especializado El Financiero, que le otorga cinco puntos de diferencia.

Según la firma Enkoll, que elaboró el estudio para El País y para la emisora local W Radio, el 82% de los mexicanos votaría por una mujer para el máximo cargo público del país dentro de dos años.

De acuerdo con el relevamiento, no queda ninguna duda de que el gobernante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, centroizquierda) mantendrá el poder en el siguiente período presidencial, pues aventaja con más de 10 puntos frente a todo el bloque opositor, del cual no existe ninguna certeza de que compita unido.

Morena, favorito

En la competencia entre partidos, las preferencias se inclinan mayoritariamente por Morena con 42%, seguido del conservador Partido Acción Nacional (PAN), con 16% y por el centrista Partido Revolucionario Institucional (PRI) con 11%.

Claudia Sheinbaum y el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Claudia Sheinbaum y el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Las otras tres organizaciones minoritarias, el Movimiento Ciudadano (MC, centro), el Partido de la Revolución Democrática (PRD, centroizquierda) y el Partido del Trabajo (PT, izquierda), se reparten cada uno el 2% de los votos potenciales y el Partido Verde apenas contabiliza 1%, pero es actualmente aliado de Morena.

En el análisis de opinión, realizado entre el 16 y 19 del presente mes, se constata que Morena podría adjudicarse 55% de los votos, es decir, una cifra superior al 53% con que ganó López Obrador en las históricas elecciones de junio de 2018.

«No hay ninguna fuerza opositora con unos números que puedan arrojar un escenario de competición directa», señalan las conclusiones de esta medición.

Claudia Sheinbaum recientemente contrató al consultor español Antonio Gutiérrez, que sería el «cerebro» de la estrategia que permitió a Gustavo Petro ganar la presidencia de Colombia el 19 de junio pasado.

El canciller de México, Marcelo Ebrard, y el presidente de Perú, Pedro Castillo. Foto Reuters

El canciller de México, Marcelo Ebrard, y el presidente de Perú, Pedro Castillo. Foto Reuters

Los otros partidos

En un escenario distinto en que Marcelo Ebrard resultara vencedor en la contienda interna de Morena, la encuesta de El País revela que también este partido vencería sin problemas incluso hasta con un 63% de los votos ante candidatos «débiles» como la vitriólica legisladora del PAN Lilly Téllez y en popular gobernador del occidental estado de Jalisco Enrique Alvaro, de MC.

En cuanto a la encuesta de El Financiero, realizada vía telefónica a 1.000 personas entre el 12 y 21 del presidente, también se demuestra que Morena obtendría la victoria en los comicios del 2024 pero con 52% de los votos, es decir, uno menos que en 2018.

En cambio, en caso de una hipotética alianza del bloque opositor, llamada Va por México, obtendría apenas 35% de los sufragios potenciales.

Aunque según El Financiero Sheinbaum bajó de 42 a 39% en las opiniones favorables entre julio y agosto, y Ebrard cayó cinco puntos, todavía están muy por encima sobre sus competidores en la contienda interna, el líder de la bancada de Morena en el Senado Ricardo Monreal y el ministro de Gobernación Adán Augusto López.

Monreal sólo obtendría 12% de los votos potenciales, mientras que López se adjudicaría 10%, según la consulta Sheinbaum aseguró la semana pasada que «aceptará los resultados de la encuesta interna de Morena para elegir al candidato presidencial, incluso si no la favorecen», al señalar que «confía en su partido».

Los aspirantes realizaron una especie de «pasarela» hace unos días durante la Tercera Reunión Plenaria de Morena en la Cámara de Diputados, en la cual la más aplaudida fue precisamente la gobernante de la ciudad más poblada del país.

Analistas hacen notar que López Obrador parece mostrar preferencia sobre Sheinbaum, a la que se considera su «delfín», mientras que Ebrard en cambio funge como su consejero y enviado para los asuntos más complejos, como sucedió con la obtención de vacunas durante la pandemia de Covid-19.

Agencia ANSA

PB



Source link