jueves, octubre 6
Shadow

La familia del niño abusado en San Benito pide ayuda psicológica: “No sabemos cómo tratarlo”


escuela Provincia de Salta

Escuela Provincia de Salta

El último día de clases, previo a las vacaciones de invierno, la madre de un niño de 9 años denunció que su hijo fue secuestrado y abusado sexualmente mientras esperaba que su hermano de 12 años saliera de la Escuela N° 4.048 Provincia de Salta.

Por el hecho hay dos hombres detenidos, que están imputados en calidad de autores de los delitos de «abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por dos o más personas y rapto agravado por ser cometido en perjuicio de un menor de trece años, en concurso real».

Ahora sus familiares piden insistentemente acompañamiento psicológico para el niño y su entorno más cercano, dado que aseguran que no pueden manejar la situación y brindarme una mejor contención cuando se quiebra en llanto.

Mónica, la abuela del pequeño, pidió en diálogo con Salta/12 que la Justicia de Salta ordene que haya un acompañamiento psicológico para su nieto y que también «nos hable a nosotros». «No sabemos cómo tratarlo a él y es un nudo permanente en la garganta que tenemos y que no podemos contar«, debido a que el niño llora de manera reiterada, sostuvo.



El niño fue atacado pasadas las 12:55 del viernes 8, en momentos en que había terminado su jornada escolar y esperaba en la esquina de la escuela que su hermano mayor también saliera. La modalidad de la mayoría de las escuelas es que primero salen los estudiantes que pertenecen a los grados más chicos y luego los que siguen, en orden ascendente.

En esa espera se le acercó un hombre advirtiéndole que no gritara ni llamara a nadie, pero el niño lo pateó y salió corriendo. Logró avanzar sólo una cuadra cuando otro joven lo subió a una motocicleta, entonces le pusieron una bolsa negra en la cabeza y se lo llevaron. «No sabe a dónde porque lo taparon», relató su abuela.  

Se sabe que lo llevaron a una casa ubicada sólo a una cuadra de la escuela en el barrio Siglo XXI, uno de los varones se quedó con él y lo abusó sexualmente, mientras el otro dijo que iba a dejar la moto. En un descuido del abusador, el niño se escapó y corrió sin saber a dónde, hasta que llegó a una de las canchas de fútbol de la zona, ubicada entre los barrios Siglo XXI y San Benito. La escuela se encuentra justo al frente del barrio Siglo XXI.

Mientras corría, el niño se cayó y en ese momento fue encontrado por su madre, que ya lo estaba buscando. La mujer salió después de que el niño de 12 años alertara que no había encontrado a su hermano en el lugar donde usualmente se ven. Para ese momento, eran cerca de las 12.55.

 

 





Source link