domingo, septiembre 25
Shadow

La AFA buscará cerrar un amistoso en el país para que la Selección pueda despedirse de la gente antes de volar a Qatar


El partido suspendido entre Brasil y la Argentina por Eliminatorias Sudamericanas al Mundial de Qatar es un cuento que parece no tener final. La posición de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) es contraria a que el juego se reanude y ya apeló en dos oportunidades, pero a la espera de una nueva consideración de la FIFA ante su reclamo, ahora planean organizar un partido de despedida en la Bombonera para que la selección reciba el aliento del público antes del viajar a Qatar.

En la AFA no esperaban que el grupo de jugadores seleccionados por Lionel Scaloni antes del mundial estuviera tan cerca de la Argentina. De hecho, los entrenamientos previos al mundial estarán repartidos en Europa y Abu Dhabi, tras el acuerdo firmado con su Consejo de Deportes.

Si la FIFA no da lugar al reclamo argentino presentado ante su Comité de Apelaciones, el partido deberá disputarse aunque la AFA no quiera. Si bien la Confederación Brasileña de Fútbol puede cambiar la sede hasta agosto, ya confirmó que el estadio elegido es el mismo en que un año atrás se produjo la suspensión: el Neo Química Arena de San Pablo, donde Corinthians es local.

Marcos Acuña y Nicolas Otamendi se plantan ante el "invasor" del gobierno brasileño. Foto Reuters

Marcos Acuña y Nicolas Otamendi se plantan ante el «invasor» del gobierno brasileño. Foto Reuters

En los últimos meses se barajó la posibilidad de trasladar el encuentro a otro mercado -los tres puntos en juego de una eliminatoria consumada no tienen sentido- y se propuso jugarlo en Australia, varias ciudades de Europa y Medio Oriente, sin embargo no prosperó la idea.

La posibilidad logística de contar con el equipo de Scaloni a un puñado de kilómetros de la Argentina facilita la chance de organizar un partido de despedida unos días después del choque ante Brasil, previsto para el 22 de septiembre.

Si bien no trascendieron rivales posibles, sí la idea de que se juegue en la Bombonera independientemente del equipo que los de Scaloni enfrenten. 

Imagen del partido suspendido en San Pablo, por la Eliminatoria Sudamericana. Foto Xinhua

Imagen del partido suspendido en San Pablo, por la Eliminatoria Sudamericana. Foto Xinhua

El 5 de septiembre de 2021, integrantes de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil ingresaron al campo de juego, provocando la suspensión del partido. Los funcionaron habían intentado llevarse detenidos a los cuatro argentinos que se desempeñan en la Premier League, por una infracción a los procedimientos por Coronavirus vigentes en ese momento para los residentes en el Reino Unido

Anvisa interrumpió el encuentro para llevarse a Emiliano Martínez, Cristian Romero, Gio Lo Celso y Emiliano Buendía, quienes habían recibido la venia de la Conmebol para jugar luego una advertencia que había llegado al mediodía al hotel de la delegación, en la que los acusaban de haber falseado la declaración jurada y omitir que provenían de Gran Bretaña. Desde Asunción explicaron que el plantel estaba dentro de una «burbuja sanitaria».



Source link