domingo, septiembre 25
Shadow

¿justicia deportiva o más polémica?


El bar, tan nuestro, por más que ahora sirvan café gourmet. Nido de historias y anécdotas, punto de encuentro para la tertulia extendida del domingo, porque antaño la Primera División se jugaba en el día sagrado. La polémica siempre estuvo a flor de piel, pero el chiquilín que miraba de afuera ahora tiene internet. Y el fútbol no se puede detener en la nostalgia. Entonces, el VAR, que poco tiene que ver con aquel en el que se discutía al “referí bombero”, llegó para acompañar un deporte cada vez más dinámico que necesita del apoyo tecnológico para reducir el margen de error de los árbitros.

Este fin de semana será su estreno en Argentina. Media docena de años después de su implementación en todo el mundo y a pesar de ser una de las dos grandes ligas del continente, se pondrá en funcionamiento luego de Brasil, Uruguay, Chile, Paraguay, Ecuador y Colombia. Mejor tarde que nunca, podría pensar el más optimista. El dinero, pero fundamentalmente una cuestión política, conspiró contra su rápida utilización. Incluso, los dirigentes tan poco convencidos están de su aplicación que lo patearon para la octava fecha. Claro, en la séptima se jugaban los clásicos. ¿Qué hubiera pasado si anulaban un gol en River-Boca por offside? ¿Y si cobraban un penal en Independiente-Racing? La justicia deportiva no parece estar entre las prioridades de los hombres de traje. A fin de cuentas, nadie se va a rasgar las figuras si el árbitro los favorece.

¿En qué casos se utilizará?

especial-como-funciona-var

Tres años de capacitación, marchas y contramarchas

El 14 de enero de 2019, Claudio Tapia anunció en su cuenta de Twitter: “Continuamos trabajando para modernizar, jerarquizar y mejorar nuestro querido fútbol argentino”. El presidente de la casa madre de la pelota replicó un tuit de la cuenta de la AFA que lo mostraba junto a Federico Beligoy, Director de Formación Arbitral, y que anunciaba la implementación del VAR durante el primer semestre de aquel año.

De más está decir que no se cumplieron con los plazos que Chiqui había adelantado. Recién a principios de octubre se abrió la licitación. Se presentaron tres empresas: la española MediaPro, la inglesa Hawk Eye y la belga SimplyLive, asociada a Reftel SRL, una empresa argentina que provee el servicio de intercomunicadores de la marca francesa Vokkero para los jueces.

Todavía estaba caliente el FIFAgate y mucho se habló de MediaPro, cuyo fundador Gerard Romy quedó involucrado en el escándalo de sobornos y un año después, terminó admitiendo que a través su filial Imagina US se pagaron coimas. De Hawk Eye, que pertenece al Grupo Sony y tiene entre sus logros el DAG (Detector Automático de Gol), había recibido críticas por sus fallas en la final de la Champions africana entre Esperance de Túnez y Wydad de Marruecos; también, en la FA Cup.

textual-paez

Finalmente, la AFA se decidió por SimplyLive, acercada por el empresario Ramiro González Palazzo. Hijo de Mariano, un camarista federal que falleció el año pasado, es propietario de Reftel SRL. Clarín intentó comunicarse con el joven, pero no respondió los mensajes. Su nombre había sido tapa de las revistas del corazón una década atrás por su romance con Jenna, la hija del ex presidente norteamericano George Bush.

El software con el que se trazarán las líneas del offside es proveído por Deltacast, también de origen belga y certificada por FIFA.

En junio de 2020 se abrió otra licitación, aunque esta vez fue para la construcción del Centro l CTDA (Centro de Tecnología y Desarrollo Arbitral), que también contó con la participación de las firmas: Sudarquitectura, MKS y Losacio. La comisión evaluadora de ofertas otorgo el contrato a Losacio “por diseño, precio y sistema constructivo”, según consignó la AFA en su Boletín N° 6057.

En diciembre de 2020, casi a fin de año, la AFA organizó un media day. Y volvió a presentar el proyecto, ya con “550 horas de cátedra”, según la propia definición del presidente Claudio Tapia.

Los árbitros VAR

Mauro Vigliano, quien fue el encargado del VAR en la final del Mundial de Rusia 2018 en FranciaCroacia, estuvo a cargo de la instrucción. Lo secundaron Sergio Viola, Hernán Maidana, Angel Sánchez, Ricardo Casas y Sabrina Lois.

Hay diez árbitros certificados por FIFA y Conmebol, nueve en actividad: Vigliano, Néstor Pitana, Patricio Loustau, Fernando Rapallini, Germán Delfino, Diego Bonfa, Facundo Tello, Juan Pablo Bellati y Ezequiel Brailovsky. Maidana se retiró como asistente en el campo, pero eventualmente podría ser convocado.

textual-paez

En diciembre del año pasado, en tanto, 40 referís y 12 operadores recibieron la certificación de IFAB (International Football Association Board) y FIFA por haber completado el Plan de Capacitación Arbitral que constó con la práctica en 84 partidos de juveniles de distintos clubes del fútbol argentino, a tres canchas y tres encuentros por día sobre el campo de juego, todos realizados en el predio de Ezeiza.

Como si se tratara de pilotos de avión, del curso teórico en una primera etapa se pasó al trabajo offline en la simulación de situaciones. Después, llegaron los partidos de Reserva, de Ascenso y la prueba final en Estudiantes-Boca, hace dos fechas.

Un centro de última generación

especial-edificio-vor

Para construir el CTDA se destinaron los fondos del programa FIFA Forward. Se invirtieron 8 millones de dólares en el desarrollo del edificio de 1.100 metros cuadrados que está erguido en el interior del predio de Ezeiza. A la vera de la autopista Riccheri funcionará el VAR con un sistema centralizado, como se opera en España o Estados Unidos. Con un diseño sustentable, hay siete cabinas VOR (Video Office Room, tal cual sus siglas en inglés) y una sala auditorio para distintos seminarios. Fue inaugurado el 21 de febrero con la presencia de Pierluigi Collina y Massimo Busacca, los jefes del arbitraje en FIFA, quienes estuvieron presentes aquel día.

La mole cuenta, además, con una sala de control, una de reuniones, otra de servidores, cuatro oficinas, dos grupos sanitarios, cocina y depósito, zona de descanso, sala técnica y servidores y un auditorio para la capacitación.

La AFA trabajó con Telecom y Telefónica para establecer la conexión de fibra óptica en todos los escenarios del país.

La señal será generada por Fox-Turner y Torneos. Del camión de exteriores de las empresas que son dueñas de los derechos de TV se distribuirán las imágenes que recibirá la unidad móvil del VAR y, desde ahí, llegarán al CTDA donde los referís evaluarán las acciones.

Habrá, como mínimo, 12 cámaras y cada sala VOR contará con 3 monitores de 32 pulgadas cada uno y 3 de 24, dos de ellos touchscreen. En aquellos partidos que tengan más de 12 cámaras, sólo se utilizarán 4 pantallas, 2 de 32 y 2 de 24.

Los costos

Si el VAR no funcionó antes, mucho tuvo que ver la cuestión económica. Los clubes renegaban de la tecnología, pero fundamentalmente, de sus costos. Cada partido requerirá una inversión de 500 mil pesos. Esto incluye, además, un incremento de la masa salarial de los referís porque se necesitan más recursos humanos. Si habitualmente se pagaba por cuatro árbitros de campo (juez principal, dos asistentes y cuarto) ahora se tendrán que agregar tres jueces de cabina (VAR y AVAR).

El acuerdo al que llegaron los sindicatos y la AFA es que los árbitros de monitor cobrarán un 70% de lo que perciben como jueces de cancha. El salario de los referís está compuesto por un monto fijo y después, cobran un adicional por cada partido.

Cada fecha, que tiene 14 encuentros, tendrá un costo de 7 millones de pesos. Teniendo en cuenta que faltan 15 fechas (8 de la fase regular, cuartos, semis y final) el monto que deberán destinar en la tecnología oscila en 105 millones de pesos desde este fin de semana hasta el 22 de mayo, día en la que se disputará el partido que consagrará un campeón de la Copa de la Liga Profesional.

Si la cuenta se extiende al siguiente campeonato, que tendrá 27 fechas, entonces la inversión total en el rubro tecnológico será de casi 300 millones de pesos.

La Liga Profesional de Fútbol está trabajando en un sponsor que se haga cargo de los gastos del VAR. Por ahora, el dinero será descontado de los derechos de TV que los clubes perciben cada mes y el agente recaudador será la AFA.

La polémica no se detendrá

No todos los árbitros están de acuerdo con la tecnología. El propio Beligoy dijo que le gustaría que sea el referí de campo “el que tome la decisión final” y no el VAR. Según pudo averiguar Clarín, hay tres corrientes entre los hombres que habitualmente se visten de negro: los que reniegan de la herramienta porque creen que se pierde dinámica en el juego, los que tienen temor a quedar expuestos y los que aceptan con entusiasmo el aggiornamiento a estos tiempos modernos.

“El mensaje para la gente y todo el mundo del fútbol es que necesitamos tiempo y adaptación para el uso de la tecnología como corresponde. Son horas de vuelo. Todas las ligas del mundo tuvieron algún problema en el primer año y después fueron siguiendo una línea de intervención de acuerdo a lo que necesita cada una”, aseguró Beligoy y abrió el paraguas para futuros cuestionamientos. El capo de los referís aclaró que no se escucharán los audios de la cabina. Y enfatizó: “Sólo se utilizará en errores groseros”. El concepto es apuntar a los elefantes, no a las hormigas.

“Creemos que es una herramienta muy importante para imponer (sic) justicia, pero que hay que interpretarla y aceitarla con paz y tranquilidad. Hay que hacer mucha docencia, tenemos que trabajar para que todos acompañen. Acá todos somos parte de mejorar o no el fútbol argentino. Utilizándola bien sirve de mucho”, dijo Tapia. El presidente de la AFA también tomó el camino de la prudencia para declarar.

textual-paez

Miguel Angel Scime fue Director de Formación Arbitral y actualmente es formador de árbitros. En su instituto IAF tiene 160 estudiantes y fue contratado por el Servicio Penitenciario para capacitar a 3 mil alumnos.

«Nunca se van a terminar las polémicas porque hay subjetividad y la tecnología no es perfecta. En los torneos mundiales hay 37 cámaras, acá vamos a tener entre 9 y 12 de acuerdo al tipo de partido que sea. Según la cámara que yo tome, los jugadores se mueven. Con una cámara voy a ver que toca la pelota con la mano, en otra no. Al tomar la cámara que está más cerca del área penal, el jugador se mueve. Las reglas no son un problema para los árbitros porque las saben perfectamente, pero hay que explicarles qué cámara tienen que usar”, le dijo el ex referí a Clarín.

Con VAR otra hubiera sido la historia

Si la Liga hubiera puesto en funcionamiento el VAR en la primera fecha, varios resultados se hubieran modificado o algunos errores podrían haberse zanjado.

Sin ir más lejos, desde la cabina VOR le hubieran avisado a Pitana que cobró un penal inexistente de Franco Armani sobre Juan Nardoni. Mauro Luna Diale marcó el gol.

En el mismo sentido, los jueces de monitor hubieran corregido el error de Ariel Penel en Boca-Rosario Central, cuando Agustín Rossi fue abajo y Lucas Gamba se tiró. El árbitro cobró un penal imaginario. El arquero xeneize lo atajó.

A Racing, el VAR lo habría dejado con 10 jugadores apenas comenzó el partido ante Gimnasia por una violenta infracción de Gastón Gómez sobre Johan Carbonero. Yael Falcón Pérez ni siquiera le sacó la amarilla al arquero de la Academia.

Independiente también podría haber quedado diezmado ante Boca por la trompada que le aplicó Juan Manuel Insaurralde a Sebastián Villa. O en ese mismo partido, Frank Fabra hubiera zafado de la segunda amarilla que le mostró Facundo Tello por una falta inexistente sobre Damián Batallini.

Lo peor que le puede pasar a un árbitro es cobrar algo que no sucedió. Y Jorge Baliño vio una mano de Alejandro Maciel en Aldosivi-Patronato. La pelota pegó en la nuca del defensor y el juez le dio penal a los entrerrianos. Lucas Barrios anotó el gol. Después, el Tiburón lo dio vuelta y se impuso (3 a 1).

El propio Baliño compró un penal de Fabián Noguera sobre Matías Cóccaro en Huracán-Estudiantes. Jonatan Candia marcó el gol. Así y todo, el Pincha terminó ganando 3 a 2.



Source link