jueves, octubre 6
Shadow

«Imposibilitaban la convivencia normal en el barrio»



En medio de la multitudinaria protesta en la casa de Cristina Kirchner contra la decisión de las autoridades porteñas de colocar vallas en la zona -tomada a raíz de las denuncias de los vecinos por los acampes de los militantes-, el jefe de Gabinete de la Ciudad de Buenos Aires, Felipe Miguel, defendió la medida. «Tenemos la responsabilidad de garantizar el orden público en todos los barrios», dijo.

Lo hizo en una conferencia de prensa realizada pasadas las 19 en el Ministerio de Seguridad porteño, donde explicó los motivos por los cuales se colocó el vallado y se reforzó la presencia policial en la zona durante las últimas horas. 

«Lo que ha ocurrido es que a raíz del pedido del fiscal de condenar a la vicepresidente por corrupción tuvimos un grupo de personas que fueron a acompañarla desde esa primera noche. Tuvimos una situación de violencia, de posible conflicto entre argentinos, y por eso intervino la Policía de la Ciudad para evitarlo«, señaló Miguel sobre el comienzo del conflicto.

Luego, se detuvo en lo que ocurrió durante las últimas horas que derivó en la masiva protesta del kirchnerismo que comenzó en el mediodía de este sábado.

«Pero desde ahí lo que vimos es que se montó un acampe sistemáticamente que fue escalando en ruidos, en presencialidad. Se organizaban para ir rotándose para seguir con batucadas hasta las 2am, con fuegos artificiales, imposibilitando la convivencia normal en el barrio y vimos que eso siguió escalando. Por eso en el día de hoy decidimos poner un vallado y reforzar la presencia policial en el barrio con tres objetivos: garantizar el orden público, la paz social y la convivencia entre los argentinos», justificó.

Noticia en desarrollo

DB



Source link