domingo, febrero 5
Shadow

Historia, resurrección y agonía de los promedios del descenso en el fútbol argentino


Arrancaron en el 57, se fueron en el 63, y regresaron a inicios de los 80. Tras más de 40 años van a desaparecer. Habrá dos temporadas con sistemas mixtos y en 2025 ya no habrá dos tablas.

Dentro de tres años los promedios del descenso pasarán a ser un recuerdo, pero finalizarán con un sistema mixto inédito en la historia del fútbol mundial. Pero los dirigentes de la AFA lo hacen posible. Igualmente, hay que decir que los promedios no fueron un invento argentino ni de Julio Grondona a principios de los 80.

En 1950, en el torneo de Primera B de Uruguay, los descensos se definieron por el promedio de dos torneos. Esa modalidad se aplicó en el país en el torneo de Primera División de 1957, se tomaron en cuenta dos torneos y fue Ferro el primer descenso: terminó último en ambas tablas. Para 1958 se tomaron en cuenta tres temporadas y descendió Tigre, también último en ambas tablas. Se utilizó hasta 1963, Estudiantes quedó último en la tabla de promedios, debía descender, pero hubo una reestructuración, se anularon los descensos y los promedios quedaron por un tiempo en el olvido.

Hasta que los rescató Grondona tras el descenso de San Lorenzo en 1981. En diciembre de ese año, el Comité Ejecutivo de la AFA aprobó la implementación de los promedios a partir de 1983, el primer año tomando en cuenta dos torneos y a partir de 1984, tres. Siempre el Metropolitano, porque también se jugaba el Nacional pero allí no aplicaban.

En diciembre de 1981 nadie sabía qué equipos ocuparían los últimos lugares de ambas tablas, pero Grondona tenía una convicción interna: un equipo grande, poderoso u ordenado económicamente podía tener una mala campaña, tal vez dos, pero nunca tres.

Julio Grondona siempre defendió los promedios del descenso.


Julio Grondona siempre defendió los promedios del descenso.

Cuando finalizó el Metro 83, Racing ocupó el último puesto (había finalizado 16° de 19 en 1982 y 17° de 19 en 1983) y descendió por primera y única vez en su historia. En la tabla del torneo, River salió penúltimo, pero en la de promedios 16° de 19. Se salvó. A partir de 1984, se contabilizaron tres temporadas y descendieron Rosario Central (tres malas campañas) y Atlanta (recién ascendido).

River descendió en 2011. (DyN)


River descendió en 2011. (DyN)

Tras 40 años de promedios, los grandes descendieron solo tres veces: Racing en 1983, River en 2011 (bajo promedio pero por promoción) e Independiente en 2013. San Lorenzo zafó gracias a la promoción (Racing también). Boca nunca descendió.

Independiente descendió por promedio en 2013.


Independiente descendió por promedio en 2013.

El final de una etapa llega en cuentagotas. Serán dos descensos por promedio y uno por tabla general en 2023; uno por promedio y dos por tabla general en 2024; y 3 descensos directos en 2025. Los que arman las reglamentaciones deberán tener muy cuentas las variantes que se pueden dar en una última fecha con equipos involucrados en ambas tablas.

Por ahora, estamos otra vez ante algo inédito, insólito, pero coherente con la historia de despropósitos la AFA y sus dirigentes.



Source link