domingo, septiembre 25
Shadow

Gustavo Lemos busca dar un paso clave en el Luna Park ante el galés Selby para tener una chance mundialista


Después de la consagración del Puma Fernando Martínez en Las Vegas y a la espera de la revancha entre Brian Castaño y Jermell Charlo el 14 de mayo, el boxeo argentino puede cerrar el primer trimestre de 2022 catapultando a otro de sus representantes hacia una oportunidad mundialista. Quien intentará atrapar con sus guantes ese boleto dorado será Gustavo Lemos, que enfrentará este sábado (con transmisión de TyC Sports desde las 22) al galés Lee Selby en una eliminatoria al título ligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). Y lo hará en el Luna Park.

Paciente y sólido fue el camino que tuvo que recorrer Lemos, una de las grandes esperanzas del pugilismo nacional, para llegar a esta chance a los 25 años. Una sólida carrera amateur (33 victorias, 1 empate y 1 derrota), que desarrolló mientras trabajaba como peón de albañil, y una inmaculada trayectoria profesional (27 triunfos consecutivos, 17 antes del límite), que combinó con su labor en el Departamento de Obras Sanitarias del municipio de Tres Arroyos -su ciudad natal-, lo trajeron hasta aquí.

En este recorrido, Tito, que es entrenado por su padrastro, Pedro Alem, ya se probó ocho veces con rivales extranjeros, aunque ninguno de la jerarquía del hombre que este sábado tendrá enfrente. Su mejor victoria la consiguió el 30 de marzo de 2019, cuando noqueó en el segundo round al experimentado mexicano Jorge Páez Jr, quien fue aspirante al título superligero de la AMB en 2015. Esa noche, el tresarroyense combatió en categoría wélter.

Gustavo Lemos fue campeón regional y mundial juvenil de los superligeros.

Gustavo Lemos fue campeón regional y mundial juvenil de los superligeros.

“Selby tiene mucha trayectoria, pero no sé tanto de él como muchos piensan. De eso se encarga mi entrenador”, explicó Lemos en declaraciones al sitio Izquierdazo. Y valoró la posibilidad de afrontar el compromiso del sábado en el Luna Park: “Es un sueño. Más sabiendo que es por una eliminatoria mundialista. Estoy en un momento que imaginaba al principio de mi carrera profesional. Es importantísimo para mí”.

Los buenos resultados y la intensidad de combate de Lemos (por la que también es apodado El Eléctrico) hicieron que la FIB lo colocara en su radar hace casi un lustro. Desde entonces, fue campeón latino ligero y superligero, y también logró el título juvenil de las 135 libras del organismo con sede en Nueva Jersey, que desde hace más de dos años lo ubica entre los cinco primeros del ranking de la división. Ahora está a una victoria de la posibilidad de su vida.

Desde el inicio de su carrera amateur, Gustavo Lemos es entrenado por su padrastro, Pedro Alem.

Desde el inicio de su carrera amateur, Gustavo Lemos es entrenado por su padrastro, Pedro Alem.

Claro que esa victoria deberá lograrla ante un adversario habituado a los grandes escenarios y a los desafíos mayúsculos. Selby ya fue campeón del mundo: ganó la corona pluma de la FIB el 30 de mayo de 2015, cuando derrotó por decisión técnica al invicto ruso Evgeny Gradovich en el O2 Arena de Londres. La defendió cuatro veces y la cedió ante el inglés Josh Warrington por puntos, en una ajustada decisión dividida, el 19 de mayo de 2018, en Leeds.

Además de su éxito ante Gradovich, el púgil nacido hace 35 años en Barry, que tiene un récord de 28 triunfos (9 por nocaut) y 3 derrotas, registra victorias contra otros cuatro púgiles que habían sido o que luego fueron campeones mundiales: los mexicanos Fernando Montiel y Eduardo Ramírez, el escocés Ricky Burns y el mendocino Jonathan Víctor Barros.

“Va a ser una pelea dura, pero todas son duras a este nivel. Él es un pegador fuerte, un boxeador que presiona. No ha enfrentado a rivales de nivel, pero es sólido. Puedo complicarlo con mi habilidad, mis movimientos y mi juego de pies”, pronosticó el Relámpago galés, quien no combate desde hace 17 meses: su última presentación fue el 31 de octubre de 2020, cuando perdió por puntos en decisión dividida con el australiano George Kambosos, actual monarca reconocido por la FIB, la Asociación Mundial de Boxeo y la Organización Mundial de Boxeo.

Lee Selby tiene una vasta experiencia internacional y fue campeón mundial de la división pluma.

Lee Selby tiene una vasta experiencia internacional y fue campeón mundial de la división pluma.

La eliminatoria del sábado será protagonizada por los dos mejores clasificados en el ranking de los ligeros de la FIB: en el listado publicado el 10 de marzo, aparecieron en el tercer y cuarto puesto del escalafón respectivamente, mientras que los dos primeros lugares están vacantes. El vencedor de este duelo se convertirá en el retador obligatorio de Kambosos, quien tiene previsto combatir a principios de junio en su país (probablemente ante el estadounidense Devin Haney, monarca del Consejo Mundial de Boxeo). En esta categoría, una de las más atractivas de la actualidad, también militan figuras como el ucraniano Vasiliy Lomachenko y los estadounidenses Gervonta Davis y Teófimo López.

Si este duelo entre el argentino y el galés se llevará a cabo en el templo del boxeo nacional será porque OR Promotions (la empresa que conducen Osvaldo Rivero y sus hijos Georgina, Natalia y Sebastián) ganó a fines de febrero la subasta para organizar este evento con una oferta de 201.660 dólares, contra los 115.111 que ofreció Matchroom Boxing, una de las promotoras más importantes del planeta. Lemos se quedará con una bolsa correspondiente al 60% de la suma aportada por OR Promotions (120.966 dólares), mientas que a Selby le corresponderá el 40% (80.664 dólares).

La presentación en el coliseo de Corrientes y Bouchard no solo tendrá un sabor especialísimo para el local, sino también para el visitante. “El Luna Park tiene una rica historia en el boxeo. El gran Carlos Monzón boxeó ahí y va a ser un honor boxear en el mismo lugar donde él lo hizo”, señaló el europeo. Y descartó que el hecho de combatir a 11.000 kilómetros de su casa le juegue en contra: “No es nada nuevo, no me molesta en lo más mínimo. Es difícil ganar fuera de casa, pero voy a dar lo mejor de mí”.

Una velada que promete nocauts

La eliminatoria entre Lemos y Selby será el plato principal de una cartelera que incluirá un combate por un título mundial y otros tres en los que se pondrán en juego coronas regionales y que tendrán como protagonistas a tres hombres que prometen electrizar el ensogado del Luna.

En el duelo de semifondo, la Princesita Evelyn Nazarena Bermúdez expondrá por quinta vez su título minimosca de la FIB ante la venezolana Débora Rengifo y además intentará sumar el cinturón de las 108 libras de la Organización Mundial de Boxeo, que está vacante. La imbatida púgil de Villa Gobernador Gálvez, de 25 años, se medirá con una veterana 10 años mayor que buscará por quinta vez ceñirse una faja mundial (fracasó en sus cuatro intentos anteriores, uno ante Yésica Bopp).

Al Luna Park volverá el sábado Braian Suárez, que enfrentará al salteño Durval Palacio por el título latino mediopesado del CMB. El noqueador de William Morris (logró 15 de sus 16 triunfos antes de la distancia pactada), que fue campeón argentino de las 175 libras, fue una de los protagonistas de la velada de reapertura del estadio de Corrientes y Bouchard. Esa noche despachó en tres asaltos al colombiano Juan Boada.

Pablo Corzo, una de las atracciones de la velada del sábado en el Luna Park.

Pablo Corzo, una de las atracciones de la velada del sábado en el Luna Park.

Además se presentarán los dos boxeadores argentinos más activos en el último año (y dos de los dos más espectaculares), dos jóvenes que en 2021 iniciaron sus recorridos en el campo rentado y hasta el momento solo han registrado triunfos.

El catamarqueño Pablo Corzo, de 21 años, pondrá en juego su foja inmaculada cuando se mida con el ecuatoriano Roger Guerrero por el título fedelatin supermediano de la AMB. El Pacman, exintegrante del seleccionado nacional que vio frustrada su chance olímpica el año pasado por la cancelación del Preolímpico, noqueó en sus nueve salidas profesionales desde su debut en marzo del año pasado.

Y el riojano José Ángel Gabriel Rosa, también de 21 abriles y triunfador en sus 12 combates (10 antes del límite), irá a la conquista del cetro fedelatin wélter de la AMB ante el marplatense Santiago Sánchez. Sansón es hijo del exboxeador dominicano José Joaquín Rosa Gómez, quien durante la década de 1990 se radicó en La Rioja e hizo gran parte de su carrera en el país.



Source link