lunes, octubre 3
Shadow

Guillermo Pardini, alejado de la televisión, hoy maneja un remís



Hace cinco años, Guillermo Pardini desapareció de la televisión casi de un día para el otro. Tras una denuncia por violencia de género, el periodista abandonó los medios para defenderse en la Justicia que acaba de dictar su sobreseimiento. En esta lucha por demostrar su inocencia, el panelista de Duro de Domar perdió todo y se gana la vida manejando un remis.

“Un día cayó sobre él una denuncia seria sobre una situación de violencia con una pareja. Eso lo llevo a alejarse de los medios. Dio un paso al costado hasta que la situación se resuelva pero no se supo más nada de él”, contó en Socios del espectáculo Rodrigo Lussich, quien en aquel entonces compartía con Pardini el programa Confrontados.

Tras aclarar que en ese momento los productores del ciclo le pidieron que se aleje hasta que la causa se resuelva, el conductor de eltrece reveló que a fines de 2021 la justicia dictó su sobreseimiento. “Se alejó, dio un paso al costado para resolver esto en la Justicia (…) El 13 de diciembre de 2021 la justicia dio su fallo. El principal imputado por lesiones agravadas ha sido sobreseído. La causa prescribió. La pena era de dos meses a seis años de prisión”, agregó.

Conocido por su trabajo en Yo amo a la TV, Duro de Domar y Confrontados, entre otros trabajos, Pardini dejó la televisión en 2017 y se rebuscó la vida como pudo. “Se convirtió en chofer de remís para ganarse la vida”, relató Adrián Pallares.

Para quienes no recuerdan exactamente el conflicto judicial que protagonizó el periodista, Lussich dio algunos detalles: “Él estaba casado. Conoce a una chica con la que tiene una pequeña relación y cuando termina, ella lo denuncia por violencia. Tuvo que vender todo para subsistir (hasta las joyas y los zapatos)”, recordó su excompañero al tiempo que advirtió cuál es su objetivo hoy en día: “El quiere limpiar su buen nombre y honor mostrando este fallo, y retomar su vida”.

“Soy inocente, tengo pruebas”

Finalmente, en la nota con Guillermo Pardini, el expanelista contó: “Me armaron una causa de violencia de género con una chica con la cual estuve un par de veces. Quiero aclarar esto porque decían que había sido mi esposa y no, eso no fue”, comenzó el periodista en una nota con Socios del espectáculo.

“La justicia en vez de trabajar hizo lo más simple. Tenía todas las pruebas, todas las evidencias, solo tenía que leer y no lo hizo. Soy inocente, tengo pruebas suficientes, si quieren se las puedo mostrar para que saquen sus propias conclusiones”, dijo notablemente afectado.

Respecto a su cambio de vida, expresó: “Hace un año y medio que estoy trabajando en Cabify. Eso me permite pagar las cuentas y estar al día”. Enseguida, el acusado advirtió cómo esta situación personal arruinó su vida en varios aspectos: “Más allá de lo material, lo que uno pierde es el capital que más valora uno en esta profesión que es el nombre. Mi apellido familiar está bastardeado por una falsa denuncia”, confesó angustiado.

Tras advertir que reapareciendo en los medios busca limpiar su imagen, el periodista agregó: “Mi situación está solucionada. Estoy sobreseído. Pero esto me afectó laboralmente, socialmente, económicamente me destruyó”, concluyó antes de recelar que tampoco pudo rehacer su vida sentimental porque “el miedo siempre está”. /La Nación





Source link