domingo, abril 14

Gabriel Boric se distancia de Brasil y Argentina y condena la proscripción de la líder opositora de Venezuela


La cancillería chilena reclamó un proceso electoral libre y justo en el país chavista. Y repudió la inhabilitación de María Corina Machado.

El gobierno del socialdemócrata Gabriel Boric volvió a diferenciarse del brasileño Lula da Silva y del argentino Alberto Fernández al elevar un fuerte repudio a la decisión del régimen de Venezuela de proscribir por 15 años a la dirigente opositora María Corina Machado, que figura como la principal líder disidente con vistas a las elecciones generales de 2024.

El canciller Alberto Van Klaveren reprochó la medida y sostuvo que su país “aboga por unas elecciones libres en Venezuela”.

Durante la cumbre del Mercosur, la represión política en el país bolivariano se filtró en los discursos y hubo desencuentros y roces entre los presidentes de Paraguay, Mario Abdo Benitez, y de Uruguay, Luis Lacalle Pou, ofuscados contra la visión benevolente hacia la dictadura chavista por parte de Brasil y Argentina.

“Los problemas de la democracia se resuelven con más democracia. Los procesos electorales deben ser libres y justos, sin restricciones ni exclusiones de candidatos y candidatas”, dijo el canciller chileno. “Nos preocupan los retrocesos que se observan a este respecto en varios países hermanos de la región”, añadió.

Los presidentes del Mercosur, este lunes en Iguazú. Foto: EFE


Los presidentes del Mercosur, este lunes en Iguazú. Foto: EFE

Boric, quien reivindica su perfil de izquierda, ha sostenido en cumbres presidenciales y en declaraciones en su país que los derechos humanos no tienen ideología del mismo modo que el respeto a las instituciones que “debe ser exigido sin distinciones”.

Esos mensajes apuntaron abiertamente a Cuba, Nicaragua y Venezuela, naciones que se escudan en una supuesta estirpe progresista para evitar condenas por los excesos que se cometen contra la disidencia.

Diferencias con Lula da Silva

Junto con Lacalle Pou en una cita en Brasilia en mayo con la presencia del líder venezolano, Boric cuestionó un discurso de Lula que disminuyó como “narrativas” las denuncias de violaciones a los DD.HH. comprobadas en el régimen chavista.

Boric aseguró en aquel momento, contradiciendo al líder del PT, que los derechos humanos “deben ser respetados siempre y en todo lugar independiente del color político del gobernante de turno”.

María Corina Machado, favorita de la oposición para enfrentar a Nicolás Maduro en Venezuela. Foto: REUTERS


María Corina Machado, favorita de la oposición para enfrentar a Nicolás Maduro en Venezuela. Foto: REUTERS

Agregó que “como presidente de izquierda ha sido importante enfrentarlo de frente a Maduro por primera vez en un foro internacional, pero también pedimos a EE.UU. y la UE que terminen con las sanciones, que debilitan a los pueblos y no a los gobiernos”.

El líder chileno remarcó entonces que el regreso de Maduro a los foros regionales auspiciado por el líder del PT no significa “esconder abajo de la alfombra los problemas de derechos humanos” en Venezuela.

Ya antes, en junio del año pasado durante la Cumbre de las Américas en Los Angeles, calificó como “inaceptable que haya personas encarceladas en Cuba por pensar distinto”.

Luiz Inácio Lula da Silva, con Nicolás Maduro, en el Palacio presidencial del Planalto, en Brasilia, a fin de mayo. Foto: EFE


Luiz Inácio Lula da Silva, con Nicolás Maduro, en el Palacio presidencial del Planalto, en Brasilia, a fin de mayo. Foto: EFE

La inhabilitación de María Corina Machado

El pronunciamiento de Chile se suma al de países como Canadá, Reino Unido, Estados Unidos, Colombia y los indicados de Uruguay Paraguay contra la inhabilitación de Machado, líder del partido Vente Venezuela. También se pronunció en contra la OEA y la Iniciativa Democrática de España y las Américas que reúne una treintena de exmandatarios.

La dirigente anticipó que no aceptará la proscripción y continuará en campaña para las internas de la oposición previstas para octubre y para asegurar su candidatura presidencial.

Consideró la medida en su contra como un gran error. “Mucho más que inútil, esta supuesta inhabilitación es un gran error”, dijo.

“Se convirtió en un ‘búmeran’ para el gobierno», dijo. Comentó que “estamos viendo las reacciones dentro y fuera de Venezuela. Han logrado que la primaria no sea solo una contienda entre candidatos para enfrentar al régimen”.

Según un documento revelado por un parlamentario aliado del régimen de Caracas, José Brito, la Contraloría General de Venezuela sancionó a la dirigente al determinar supuestos errores y omisiones en las declaraciones juradas de su patrimonio.

Un pretexto, en realidad, para alejarla de la carrera política donde ha venido creciendo su postulación.

Machado encabeza la intención de voto para las primarias de la oposición entre un total de 14 precandidatos. En noviembre de 2022 tenía una intención de voto de 35,4%. En mayo pasado ese nivel creció a 46,4%, según un sondeo de la firma encuestadoras ORC Consultores.

Mirá también



Source link