martes, agosto 9
Shadow

Fracasó en Francia la moción de censura contra la primera ministra de Emmanuel Macron


La primera ministra francesa Elizabeth Borne ganó su primera moción de censura, con el apoyo de los conservadores Republicanos y las bancas de Marine Le Pen, y salvó su gobierno de una caída. Ellos no votaron. Solo los que lo auspiciaban de NUPES votaron y consiguieron 146 votos. Hubo 4 diputados de Nupes que no votaron.

El voto de censura fue propuesto por la alianza de NUPES, inventada por el líder de Francia Insumisa, Jean Luc Mélenchon junto ecologistas, comunistas y socialistas, y estaba destinada a la derrota.

El problema es que muestra hasta donde el gobierno de Emmanuel Macron va a tener que negociar voto a voto su legislación, en un parlamento donde ha perdido la tradicional “mayoría absoluta” de un presidente francés.Un escenario normal en otros países europeos pero no en Francia.

La votación fue antes que el Parlamento votara en primera lectura la extensión de medidas sanitarias, ante el crecimiento de la epidemia de covid y sus variantes Ómicron B2 y B5.

Solo votaban los que apoyaban el voto de censura. No votó Reagrupación Nacional el partido de Marine Le Pen, y se negaron a votarla los Conservadores Republicanos, que han perdido a su líder, Chris Jacob, que renunció y abandonó la política.

Elisabeth Borne defiende su gobierno. Foto EFE

Elisabeth Borne defiende su gobierno. Foto EFE

Menos de una semana después que la tecnócrata socialista y primera ministra Elizabeth Bornes presentara su programa de gobierno, NUPES lanzó el voto para debilitar a un gobierno que ya es frágil. Fue Mélenchon, con el voto Republicano de los “Ni uno ni el otro» quien lo ayudó a ganar a Emmanuel Macron la presidencial.

Pero en las elecciones parlamentarias, el voto en la Asamblea Parlamentaria dejó al desnudo la Francia actual: fragmentada, dividida, empobrecida y enojada. Sin mayoría absoluta para el gobierno.

La defensa

Frágil, vegana, que se alimenta diariamente a granos, con un bolero azul y un vestido turquesa que son sus colores favoritos, la primera ministra organizó un discurso bien articulado para defenderse en el voto de censura.

“A pesar de las invectivas y a pesar de las posturas, sigo convencida de que el compromiso permitirá la acción, ya sea a la derecha o a la izquierda del hemiciclo”, aseguró Elisabeth Borne. «El futuro en común ha sido reemplazado por invectivas en común”, avanzó , en una fórmula bien preparada.

“Menos de una semana después, nos encontramos de nuevo. Me hubiera gustado que fuera para hablar de poder adquisitivo, emergencia climática, empleo, temas que preocupan a los franceses. En cambio, estamos debatiendo una moción de censura cosida con un juicio de intención”, replicó la primera ministra .

La jefa del gobierno francés y segunda mujer en ese cargo atacó duramente a los NUPES, en particular a los diputados rebeldes antes de la votación de la moción de censura. 

“Enojados con la Constitución»

“Están enojados con la Constitución, al tratar de ocultar su intento de bloqueo, bajo el nombre de una moción de censura”, dijo la primera ministra.

“Están enojados con la democracia y los resultados de las encuestas porque le puedo enseñar: no ganaron ni las elecciones presidenciales ni las legislativas”, prosiguió Elisabeth Borne.

«Inventaron el concepto de moción de censura a priori», lanzó Borne a los diputados de Nupes.

La presidenta de la Asamblea Nacional, Yael Braun-Pivet, escucha a la líder Francia Insumisa, Mathilde Panot. Foto EFE

La presidenta de la Asamblea Nacional, Yael Braun-Pivet, escucha a la líder Francia Insumisa, Mathilde Panot. Foto EFE

Los acusó de «anteponer la táctica política a los intereses de los franceses», al presentar una moción de censura contra el gobierno.

Los republicanos no votaron por la moción de censura. “No votaremos a favor de esta moción de censura. No uniremos nuestras voces a las de la extrema izquierda, con las que no tenemos nada en común”, justificó Michèle Tabarot, diputada LR, desde la tribuna.

«Anomalía»

Lo inició Francia Insumisa al debate. Con la diputada Matilde Panot, su presidenta. La acusó a Madame Borne “de ser una anomalía democrática”.

“Usted pronuncia, señora Primera Ministra, cinco veces la palabra compromiso. Pero ni la sombra de un arrepentimiento de los últimos cinco años”, afirmó Matilde Panot, presidente de Francia Insumisa.

“Es lógico que la negativa de confianza coseche desconfianza. Aquí estamos finalmente de vuelta en la democracia parlamentaria”, avanzó la diputada Mathilde Panot, presidenta del grupo LCI en la Asamblea Nacional, para defender la moción de censura de Nupes. “Usted es una anomalía democrática en esta función”, le dijo a Elisabeth Borne.

El líder socialista Olivier Faure es parte de esta alianza de Nupes, aunque el vínculo entre ellos, los comunistas, ecologistas y los Insumisos no es un lecho de rosas.

Faure acusó a la mayoría presidencial de proximidad al Reagrupación Nacional, el partido de Marine Le Pen, que tiene 89 bancas contra 150 de NUPES: «No tiene precedentes en la historia de la República».

“Esta moción de censura no bloqueará nada, pero reparará la primera falta de su mandato. Un fallo ligado a la lectura que hace el presidente de nuestras instituciones. El voto de confianza sólo sería el cheque en blanco que su mayoría debería otorgar al Primer Ministro. Esta lectura de la Constitución es una ofensa, en realidad, para nuestra vida democrática”, denunció Olivier Faure Olivier Faure, el primer secretario del Partido Socialista continuó con sus críticas a Emmanuel Macron.

“Y esta moción de censura tendrá un gran mérito: el de salir de la confusión alimentada por el Presidente de la República, que cita de buen grado a Jaurès el lunes, a De Gaulle el miércoles y hasta a Mauras el domingo», denunció.

El socialista habló entonces de la alianza, según él, entre el Renacimiento de la macronia y el partido Reagrupación Nacional, de Marine Le Pen. “Hay una mayoría relativa, suya, señora ministra. También hay una mayoría tácita, la que forma con los republicanos. Incluso existe el riesgo de una mayoría de oportunidad, que formará con Reagrupamiento Nacional”, dijo Faure, ante los abucheos de la mayoría.

“Sí, pueden gritar. No fui yo quien inventó las palabras del señor Dupond-Moretti, del señor Bayrou o de la señora Calvez y otros, que incluso expresaron su preferencia por la extrema derecha antes que por la izquierda” gritos. ” Esto no tiene precedentes en la historia de la República”, dijo el líder socialista.

Mostrándose cada vez más crítico con los diputados de la mayoría, Faure cree que esto “rompe todos los diques que desde el gobierno provisional del general de Gaulle han protegido hasta ahora a la República del nacionalismo».

El Gobierno se plantea adaptar el precio de la electricidad a la renta de los hogares que la consumen, tras este triunfo frente al voto de censura. Una segmentación de las facturas según el salario familiar.

Emmanuel Macron responderá a una larga entrevista el jueves, con motivo del 14 de julio.

PB



Source link