martes, agosto 9
Shadow

Flor Vigna reveló un curioso hábito nocturno de Luciano Castro



Flor Vigna y Luciano Castro blanquearon su romance en octubre del año pasado, luego de dos meses en los que vivieron su relación a escondidas. Y desde que se mostraron públicamente en el gimnasio de Zona Norte en el que se conocieron, viven su amor de manera libre y dan cuenta de ello en las redes sociales. Desde la familia que ensamblaron con Sabrina Rojas -madre de Fausto y Esmeralda, los hijos de Castro- y el Tucu López al apoyo mutuo en cada una de sus actividades profesionales. Y también se fueron animando a compartir algunas intimidades de su día a día.

En las últimas horas, la bailarina fue la encargada de revelar un comportamiento nocturno del actor y no dudó en subirlo a sus redes sociales. Ocurrió cuando encontró a su novio in fraganti, sentado a una mesa en la cocina y concentrado en un pote de helado que comía con fruición. Aguantando como podía la risa, la conductora de El último pasajero se acercó con su cámara registrando el momento, mientras Luciano revolvía el helado cargando una buena cucharada. 

“Se baja un kilo de helado por noche el hdp (sic)”, escribió la cantante al tiempo que también lo relataba en el video que luego compartió con sus más de cinco millones de seguidores de Instagram. A todo esto, el protagonista de El primero de nosotros ni se inmutaba. Apenas dedicó una mirada con desdén a la cámara para a continuar con su ritual de cada noche, que ni el frío ni el divertido escrache lo hicieron detener.

Previamente, la bailarina había confesado otro hábito nocturno que en este caso comparte con su pareja. Durante su visita a No es tan tarde (Telefe) el conductor Germán Paoloski quiso chequear la información que tenía en su rutina. “¿Por qué se llevan con Luciano Castro todas las noches seis litros de agua a la cama?”, indagó el periodista

De inmediato, la bicampeona de Bailando por un sueño explicó que se trata de un hábito que ella misma le inculcó al actor. “Sí, pasa eso y es mi culpa -consideró- Primero, guardo todas las botellas de vino y cervezas que están en mi casa y las relleno con agua del filtro porque no quiero gastar en agua”, sostuvo Flor y agregó que bebe mucho líquido, motivo por el que, en tanto, va seguido al baño.

“Pero ¿por qué tomás tanta agua?”, siguió preguntando Paoloski que no salía de su asombro ante la explicación de su invitada, quien relató una experiencia que tuvo hace un tiempo. “Una vez me quedé afónica y no pude hablar por una semana. Estaba haciendo teatro de jueves a domingo y me tuvieron que pichicatear porque me dijeron ‘todo bien con que estés muda pero hay que hacer teatro, la sala está llena’”.

Flor Vigna contó por qué toma seis litros de agua con Luciano Castro en la cama

“Y de ahí me quedé muy traumada con que me tengo que hidratar”, agregó quien tomó la costumbre de llevarse botellas de agua a la mesa de luz. “Me quedó como un tic con eso y tomo mucha agua”. Pero ahí no terminó la cuestión, ya que había otro comportamiento fuera de lo habitual.
“¿Siguen comiendo budín en el piso?”, quiso saber Germán Paoloski recordando los inicios de la pareja. “Sí, señor. En mi casa se come en el piso”, afirmó Vigna y explicó que tiene una mesa ratona, motivo por el que se sientan sobre la alfombra para comer a esa altura. “Me tengo que comprar una mesa más grande”, sugirió y el conductor bromeó al asegurar que el mejor regalo sería un juego de sillas.





Source link