lunes, febrero 6
Shadow

Europa hace equilibrio en medio de la guerra tecnológica entre China y Estados Unidos


Estados Unidos y China pugnan por el control global de algunas tecnologías clave -como la inteligencia artificial, las plataformas digitales o la red móvil 5G-, en un pulso que obliga a hacer equilibrios a una Unión Europea (UE) dependiente de ambas potencias mundiales, según analizan varios expertos.

La UE se enfrenta a la «disyuntiva» de «querer estar» tanto en el ecosistema chino, dada la importancia económica del gigante asiático, como en el estadounidense, donde pertenecen la gran mayoría de las plataformas más usadas en Europa, como Google o Facebook, señaló a  EFE el investigador principal del Real Instituto Elcano, Miguel Otero.

«Entonces, a lo mejor tengo que desdoblar mis esfuerzos para poder estar en esos dos ecosistemas y eso hace que tenga que ser americano en Estados Unidos y chino en China», asegura Otero, tras ofrecer un seminario en la Escuela de Liderazgo Femenino de la compañía Huawei, que esta semana reunió en Praga a jóvenes talentos europeos.

Y agrega: «Después también podría haber otra opción: poner todos los esfuerzos para que esos ecosistemas se hablen entre ellos, sean compatibles entre ellos. O sea, crear una gobernanza global de esos ecosistemas, lo que sería la vía más multilateral».

La telefonía 5G y la empresa Huawei, en el centro de la pelea entre Washington y Beijing. Foto: AFP

La telefonía 5G y la empresa Huawei, en el centro de la pelea entre Washington y Beijing. Foto: AFP

En este sentido, la investigadora del Centro Europeo de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), Weinian Hu, pone en valor las estrategias de «cooperación a largo plazo» que hasta ahora, afirma, la UE ha mantenido con China en ámbitos tecnológicos como, por ejemplo, los derechos de propiedad intelectual, aunque critica que, desde hace unos años, haya «temas técnicos» que, en su opinión, «se han convertido en un arma de guerra».

«Actualmente, veo una retórica centrada totalmente en sobreenfatizar que China y la UE mantienen una ‘rivalidad sistémica’, en vez de tratar a China como un socio para el diálogo y un competidor en el plano económico», lamenta.

Quizás, la clave de todo está en el hecho de que «China ha cambiado mucho», dice, desde que se unió en 2001 a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y, para ejemplificarlo, Hu señala que el gigante asiático ha pasado de tener una aportación «insignificante» en el sistema internacional de protección de patentes a superar en 2019 a EE.UU. como primer país solicitante de patentes del mundo.

«Si alguien está empezando a ser mejor que tú, entonces tú debes tratar de ser incluso mejor, cooperando allí donde puedas y compitiendo en los otros ámbitos donde debas», sentencia.

Un logo de Google en un centro de exposiciones en París, en junio, durante una conferencia sobre tecnología. Foto: REUTERS

Un logo de Google en un centro de exposiciones en París, en junio, durante una conferencia sobre tecnología. Foto: REUTERS

Un ecosistema digital propio

En medio de esta rivalidad entre China y Estados Unidos, Otero sostiene que «el objetivo de medio y largo plazo» de la UE debe pasar por crear un ecosistema digital propio y lograr, así, su ansiada autonomía tecnológica, aunque admite que es «complicado».

«Algunos dicen que es demasiado ambicioso, porque ya llegamos tarde y lo que podemos hacer, a partir de ahora, es hacer más europeo el ecosistema americano, mediante la regulación», expone.

Según Otero, en Estados Unidos prima el «dejar hacer», mientras que la UE busca, en su opinión, un «equilibrio» ante los abusos del mercado, algo que se ve reflejado, por ejemplo, en la nueva Ley de Servicios Digitales, que obligará a las plataformas en línea a controlar sus contenidos y hacer públicos sus algoritmos.

«Existe un ‘efecto Bruselas’, según el cual Europa exporta regulación en el ámbito digital. Pero muchos apuntan a que tú solo puedes ser campeón mundial de la regulación cuando también tienes empresas que se dedican a esto y entiendes bien el sector. Si no, acabas siendo un árbitro al que le va a costar cada vez más imponer sus propias reglas», advierte.

Cooperación

Con todo, durante la Escuela de Liderazgo Femenino de Huawei, las jóvenes estudiantes seleccionadas de entre 29 países de Europa, pudieron asistir a un seminario que ahondaba, entre otras cosas, en la geopolítica y las relaciones internacionales en el mundo digital.

«Lo que fue una sorpresa para mí fue ver que (los ponentes) le daban tanta importancia a la colaboración, porque muchas veces nos centramos mucho en el crecimiento económico y para eso siempre pensamos que la competencia es lo más importante», señaló Maitane González, la representante de España, de 22 años, recién graduada en Derecho.

Por su parte, la directora de la Escuela, la también española Berta Herrero, destacó que la cooperación internacional forma parte del «espíritu» que, según dice, los organizadores quieren impulsar en estas jornadas formativas, conectando a talentos jóvenes de toda Europa, e incidió en que «la prosperidad viene de trabajar todos unidos». 

Fuente: EFE

CB



Source link