martes, noviembre 29
Shadow

«En Independiente somos los que custodiamos el buen gusto del fútbol argentino»


Veinte horas después de haber sido electo como el nuevo presidente de Independiente con el 72 por ciento de los votos (en unas elecciones que fueron récord de participación: 15.980 socios) y con apenas tres horas de sueño, Fabián Doman entra a la redacción de Clarín y despierta la atención de algunos hinchas de Independiente que enseguida se acercan para saludarlo y pedirle alguna foto. También alguno de Racing le da la mano para felicitarlo. El periodista de 58 años, que sucederá a Hugo Moyano en el sillón del Rojo, no modifica su gesto de felicidad.

«Apoyé la cabeza en la almohada y a los siete u ocho minutos me desperté. Me senté en la cama y dije ‘soy el presidente de Independiente‘», comparte la intimidad de la noche en la que apenas pegó un ojo tras la aplastante victoria en las urnas después de luchar durante casi diez meses para que el acto eleccionario suspendido en diciembre pasado se llevara a cabo.

«Fue muy largo. El viernes pasado cumplí un año como candidato. Lo del domingo fue un grito democrático«, dice Doman, que asumirá en los próximos días secundado por Néstor Grindetti como vicepresidente primero y Juan Marconi como vice segundo. El conductor de TV no se relaja a pesar del contundente resultado: «Acá nadie tiene la vaca atada, no podemos quedarnos sentados diciendo que sacamos el 72 por ciento. Es tanta la diferencia que obtuvimos que hace más alta la exigencia».

Hugo Moyano, Julio Falcioni, Claudio Tapia, el nuevo torneo, los arbitrajes, el VAR, la barra brava, el mega pasivo heredado y el estilo de juego que quiere para su gestión. Doman habla como el flamante mandamás el Diablo de Avellaneda.

Fabián Doman se acercó a Clarín, horas después de ser elegido como presidente del Rojo. 
Foto: Rafael MArio Quinteros


Fabián Doman se acercó a Clarín, horas después de ser elegido como presidente del Rojo.
Foto: Rafael MArio Quinteros

-¿En algún momento de este proceso de casi diez meses pensaste en que esto podía no terminar así?

-Nosotros teníamos dos objetivos. El primero era que Moyano no siguiera y el segundo que nosotros ganáramos. Pero yo me daba por hecho con que Moyano y Yoyo Maldonado se fueran lo antes posible. Hice todo lo que estuviera a mi alcance. Se logró cuando, después de los lamentables incidentes de la Asamblea, anunciaron que no se presentaban. Nosotros sabíamos que a Moyano le ganábamos, pero qué pasaba si no estaba Moyano si los socios y socias presumían que ya habíamos ganado y no tenían interés en ir a votar. Entonces nuestra campaña fue “venía a votar”. Era lo que teníamos que hacer todos los socios y socias para cerrar la crisis política que se había abierto con la imposibilidad de elegir autoridades.

-¿Esperaban ganar con tanta diferencia?

-No. Sentíamos en la calle que ganábamos, pero no así. Hubo un boca de urna nuestro exacto, pero yo pensaba que iba a bajar. Entre nosotros comentábamos “¿uno haría dos horas de cola para votar a la lista de Moyano?”. Bueno, fue poca gente la que lo hizo.

-¿Hubo un voto castigo en contra del oficialismo?

-A mí me gusta decir lo positivo. Hubo un deseo y un voto por el cambio y nosotros logramos expresar ese cambio. Eso significa que todo el tiempo tenemos que revalidar la confianza porque es un porcentaje muy alto. Nunca una oposición llegó con semejante cantidad de votos. Por supuesto que hubo un voto castigo a manejarte a puertas cerradas, a destratar a la oposición, a no contar nada, a trabajar en soledad, a la patota. La relación de Moyano con el hincha se rompió hace más de un año y los resultados deportivos no influían, de hecho el equipo está ganando. ¿Cuándo se rompió? Se empezó a romper cuando la gente sintió que el equipo de Primera estaba solo. La noche de las derrotas con Racing, la del penal en tiempo de descuento, la de los nueve jugadores… Hubo un episodio muy fuerte en un 3-0 contra Arsenal en el que la gente empezó a gritar en contra de Moyano. Y lo que hizo a la gente por terminar de decir basta fue poner la patota en las plateas para impedirle a la gente gritar. Ese día ellos decidieron suicidarse políticamente.

Doman ya sabe quiénes estarán a cargo del fútbol del Rojo y contó cuáles serán sus primeras medidas.
Foto: Rafael Mario Quinteros


Doman ya sabe quiénes estarán a cargo del fútbol del Rojo y contó cuáles serán sus primeras medidas.
Foto: Rafael Mario Quinteros

-¿Y ahora qué?

-Ahora a gobernar a Independiente.

-¿Cuál es la primera medida que vas a tomar?

-Habrá reunión de Comisión Directiva. La creación de una Secretaría de Fútbol y de la Subcomisión de Fútbol Profesional, el nombramiento del mánager institucional, del director deportivo. Uno será Enzo Trossero y el otro Pablo Cavallero. La Subcomisión de Fútbol Formativo, que tendrá un nuevo director general. Ya lo tenemos decidido y lo vamos a dar a conocer cuando estemos en el club. Vamos a ver el contrato de los jugadores que vencen a fin de año. Yo ya me comuniqué con el representante de Alan Soñora. Al mismo tiempo en otra sala trabajarán abogados y todo el equipo de tesorería para saber el estado real de los números, quién nos debe y a quién le debemos hoy. Empiezan las negociaciones con Gastón Silva para pagar un nuevo acuerdo y que nos levanten la inhibición para que podamos contratar jugadores. Al mismo tiempo, hablar con el DT. El equipo de márketing comienza la venta final de los nuevos sponsors. Y otra parte trabaja en la experiencia cancha que es nuevo abonados, nuevos socios, campaña… Todo eso pasará junto al mismo tiempo.

-Recibís un club que tiene un pasivo de más de 4 mil millones de pesos. ¿Cómo se hace para bajarlo?

-Cuatro mil seiscientos millones y un poco más. Se hace pagando, negociando y consiguiendo confianza y crédito. Hay casos en los que se puede sentarse y negociar y casos en los que ya no creen y hay que pagar. Lo más importante es tener crédito más que plata. Y hoy crédito tenés cero. Hay muchos acreedores que necesitan que el moyanismo no esté más en Independiente. Eso pasó, ya está. Ahora quieren vernos a nosotros en funciones y saber el proyecto. No vamos a reconocer deudas que no sean legales.

-¿La convocatoria de acreedores es una posibilidad?

-La convocatoria ya está. Es la vieja convocatoria de la época de Comparada. Todavía le queda un remanente de seis millones de pesos. Es un monto bajo. Los abogados debaten la conveniencia o no de cerrarla. Y ver si se convoca otra o no. Los abogados están trabajando. También están viendo qué vamos a hacer en el caso Gonzalo Verón porque tenemos embargados los derechos de TV. Es una historia larga. El monto que se pide es obsceno.

-¿Van a hacer una auditoría?

-Va a haber informes internos cada 24 horas de todo lo que vamos encontrando. A los 30 días vamos a presentar un informe que está preparando Néstor Grindetti sobre el estado en el que recibimos el club. No como justificación sino para decir “desde acá arrancamos”. Si algo de ese informe no nos conforma le preguntaremos a las autoridades salientes que pasó y si no tenemos respuesta y hay que escalar a otro nivel lo haremos.

Doman festeja con Grindetti, Ritondo y Marconi.
Foto: Juan Manuel Foglia


Doman festeja con Grindetti, Ritondo y Marconi.
Foto: Juan Manuel Foglia

-¿Si algo no les cierra van a ir contra Hugo Moyano?

-Está el caso Verón, el caso Oca… Vamos a ir contra quien corresponda. Nosotros le debemos estar acá a las socias y socios y a nadie más. No tenemos pactos con nadie. Si algo nos parece judiciable se presentará la denuncia correspondiente.

-¿Hablaste con Moyano?

-No. El domingo a la noche fui a la Junta Electoral a buscar el acta y me saludaron muy cordialmente, pero Hugo Moyano no me llamó.

-¿Te gustaría hablar con él?

-A ver, acá entra a jugar por un lado lo institucional porque a mí el club me lo debería entregar Moyano. No creo que eso pase, pero sería bueno que lo haga por el bien de Independiente. Yo le garantizo que si se hace ese evento nadie va a gritar en su contra ni de Maldonado. Y… podría decir muchas cosas pero ya está, dejémoslas en el pasado. Yo fui muy maltratado en esta campaña. Se han dicho cosas de mí. Han contratado gente que no tiene nada que ver con el club para escribir de todo. Forma parte del precio. Algún día me gustaría que el moyanismo me pidiera disculpas de muchas estupideces que dijeron de mí.

-¿Dejó algo bueno Moyano en su gestión?

-En los primeros años, si Moyano no hubiese estado, el club hubiera estado muy complicado. Fue bueno. Hay instalaciones muy buenas en el predio de Villa Domínico, pero hay debate sobre si fueron con plata de Moyano o del Kun Agüero. No entendí nunca porqué él se quiso meter en el fútbol. El no es del fútbol y no lo digo de manera ofensiva. No sabe de fútbol, no conoce jugadores. Fue un proceso de lavado de cara de Moyano con otro objetivo que salió muy mal. Menos que menos entiendo los dos últimos años y menos todavía estos diez meses eternos en los que han hecho un daño tremendo en lo deportivo, en lo económico, financiero e institucional.

-Cuando asumió Moyano la inquietud de algunos socios era si en el club se iba a meter el sindicato de Camioneros y ahora la inquietud es si se va a meter el Pro…

-El club terminó muy sindicalizado y después huyeron. Ahora voy a la segunda parte: yo no soy del Pro. No ganó el Pro; ganó la lista que los socios y socias querían que gobierne el club por cuatro años. En esa lista hay dos hinchas fanáticos que se llaman Cristian Ritondo y Néstor Grindetti. Si ellos dos pertenecieran al partido comunista estarían igual en la lista porque están por Independiente no por ser del Pro. El Pro no pagó la campaña, no puso un centavo. Entiendo que es natural que haya preocupación, pero esto es una institución sin fines de lucro que no puede tener ninguna bandera partidaria de ningún color. Yo garantizo que va a ser así en los cuatro años de gestión. Yo nunca me metí en la grieta. Tampoco quiero un club peronista. Y estoy en desacuerdo con la idea de Macri sobre las sociedades anónimas.

-¿No te da temor dejar el ambiente que conocés y meterte en un lugar en el que otros de tu mismo ambiente entraron y no les fue del todo bien?

-Ser periodista en la Argentina es muy difícil. Y cuando hacemos televisión todos los días… A mí me juzgan cada un minuto con el minuto a minuto y cada 24 horas por el rating del programa. Es un ambiente muy competitivo. No sé si el ambiente de la tele no es más competitivo que el ambiente de la dirigencia del fútbol. No compro el verso de que la dirigencia del fútbol es peor de otras dirigencias. No vengo con una mochila moral para ir a una reunión de AFA a decir “llegué yo” y atrás mío llegan seis toneladas de moral. No. Llego yo, presidente de Independiente, a defender los derechos de mi club. No voy a explicarle a nadie lo que tiene que hacer con su vida, no voy a querer ser presidente de la AFA, nada. Vengo a defender a mi club. Cada uno sabrá cómo manejar sus historias. Sí me gustaría sumar un granito de arena en el tema de los derechos de televisación para generar más recursos.

Fabién Doman quiere recuperar el estilo de Independiente.
Foto: Rafael MArio Quinteros


Fabién Doman quiere recuperar el estilo de Independiente.
Foto: Rafael MArio Quinteros

-¿Qué va a pasar con Falcioni?

-Vamos a hablar con él y tendremos una charla. Nosotros tenemos una idea de recuperación de la identidad de Independiente tanto en Primera como en Inferiores. Queremos que jueguen de una misma forma. Por supuesto que hay matices. No somos dogmáticos, pero tenemos una manera de entender el fútbol. Somos los custodios del gusto del fútbol argentino. Tenemos que sostener ese estilo. Queremos interpretes que lo puedan llevar adelante. No es ningún secreto decir que el paladar del hincha de Independiente no es cómo Julio para los equipos. Pero al mismo tiempo tengo que decir que no voy a contratar ni a confirmar a un DT a través de un reportaje, ni lo voy a echar. Tenemos que escucharlo. Otra cosa, vamos a comunicar las incorporaciones una vez que estén cerradas.

-¿Hay margen para las incorporaciones en este mercado o será austero?

-Independiente siempre fue el equipo más vivo para comprar y vender. Nos traíamos a los más caros; traíamos a los mejores. En la década del 70 y del 80. Ese espíritu hay que recuperar. Se habla del scouting y la captación de menores, pero a Independiente le falta la captación de mayores. Se compra mal y se vende mal. A veces no hay que ser millonario para tener los mejores jugadores del campeonato. Hay que generar una estructura en la que participen los directores deportivos, la Subcomisión de Fútbol, el DT… Va a ser todo muchísimo más ordenado, esto es un grupo de trabajo.

Doman, Tapia, la AFA, el nuevo torneo y los árbitros

Fabián Doman ya tiene en claro muchas cuestiones de cómo será su modo de conducción en Independiente. Y una de esas cuestiones es que no delegará a ningún otro directivo la presencia en la Asociación del Fútbol Argentino. Será él quien concurra a las reuniones en Viamonte 1366. Sobre el peso del club en la casa de la pelota argentina, los arbitrajes, el VAR y el nuevo torneo que se está cocinando también responde en esta extensa charla en la redacción de Clarín.

-¿Con Claudio Tapia hablaste?

-Tuve una charla con él en noviembre que fue muy buena y supongo que hablaremos. Yo jamás mencioné a la AFA ni la metí en todo el conflicto nuestro. La AFA nunca se metió.

-Los Moyano se quejaban mucho de la AFA y de los arbitrajes en contra, ¿hay un tema a resolver ahí?

-Yo de Moyano en lo que es Independiente para afuera no hablo y esto incluye lo familiar. Ahí hay razones familiares y yo no me voy a meter entre ellos. Sí digo que cuando te ganás el prestigio y el respeto también lo hacés en AFA y en Conmebol. Los dirigentes del fútbol argentino son muy inteligentes, cuando dejás espacios lo ocupan otros. En el fútbol argentino los dirigentes saben todo lo que pasa en otro club en un segundo. Yo estoy elegido hace pocas horas y ya conozco la situación de tres clubes. Es así (chasquea los dedos), inmediato. Ellos saben que la cancha la vaciaban a propósito, que no vendían bonos, que ponían gente para que no gritaran… Se habla del nuevo formato de torneo y no vi reuniones con gente de Independiente. Imaginate lo que te va a tocar en el fixture si ni siquiera van a las reuniones.

-Jorge Brito habló fuerte en contra del sistema de designación de los árbitro, ¿estás en sintonía con que hace falta más transparencia en la elección de los árbitros?

-Yo he visto todo tipo de designación de los árbitros. Vi el no sorteo, el bolillero, la bolilla fría, dirigentes pidiendo árbitros y que después los terminan perjudicando en un partido. No sé qué sistema es mejor que otro. En lo personal, no me puedo sacar la imagen del no penal de Pinola contra Benítez. Es un escándalo. Eso es Conmebol, no AFA. Hay cosas que los árbitros tendrán que empezar a revisar. Yo acepto el error, pero no tolero la doble vara. El gran desafío que tiene el arbitraje en el mundo es terminar con la doble vara. Eso es lo que más irrita el hincha: “¿Pero cómo, a este le dan penal y a mí no si la jugada fue la misma?”. Dicen que los árbitros tienen su criterio… Bueno tratemos que sea lo más apegado a la ley posible. En el fútbol a veces suceden situaciones que no están previstas en el reglamento. Hay jugadas que un árbitro te las da y otros no. Otra cosa que no logro entender es la doble vara del VAR. Hay jugadas que van al VAR y otras que no. Soy pro VAR, eh. Pero me pasa eso. Más allá de cómo se eligen, pasa porque los árbitros empiecen a tener criterios unificados.

-¿Te gustaría que se difundieran los audios del VAR?

-Sí, todo lo que pueda ayudar. Vieron el partido que jugaron en cancha nuestra los Pumas. Se le entendía todo al árbitro. Y no sé si algún día el fútbol llegará a eso, pero a mí me encantó. En el fútbol nos enteramos por las señas. A mí me parece que todo lo que ayude a bajar hay que mostrarlo.

-¿Te convence el torneo de 28 o 30 equipos?

-No va tanto por ahí. Yo creo que va más por cómo cambiar el sistema de recaudación. ¿Te hablo como si fuera gerente de TV? Te voy a decir que quiero un torneo de 14 equipos. Pero no existe ni en España. Igual son menos de 28 seguro. Hay que mirar el mejor negocio televisivo deportivo del mundo que es la NFL norteamericana. Es mu difícil que se repita un mismo campeón dos años seguidos. O la NBA. Eso hace que se genere expectativa como espectáculo, competitividad. ¿Por qué el fútbol tiene rating? Porque no se sabe cómo va a terminar el partido. La maravilla de la incertidumbre. Ahora, del lado del fútbol, la TV es un punto central de ingresos. Para los clubes grandes, hoy porcentualmente no es lo alto que debería ser. Hay que sentarse y ayudarse. No somos enemigos, somos socios y hay que buscar entre todos la manera para que todos ganemos más plata.

La interna de la barra, esa preocupación siempre latente

Doman y la interna de la barra.
Foto: Rafael MArio Quinteros


Doman y la interna de la barra.
Foto: Rafael MArio Quinteros

​Independiente vive hace años con un ojo puesto en la feroz interna de su barra brava. Muy seguido, la disputa por el poder de la tribuna recrudece y causa momentos de tensión que ponen a los socios y a los dirigentes en permanente estado de alerta. Fabián Doman sabe que este será otro factor indeseado con el que en algún momento tendrá que lidiar al mando del Rojo.

-¿Te inquieta la permanente interna de la barra brava?

-Sí. Yo no quiero que pase nada. Independiente tenía un ambiente familiar hermoso, que se vio en las elecciones en las largas colas. El tema de la barra tiene un costado que es del club y otro que tiene que ver con la justicia y la Policía. Hay admisión. Muchos no están entrando a la cancha porque no pueden. Si vos como dirigente lo llamas a un barra para pedirle 500 votos ya quedaste de rehén. Nosotros no lo hicimos. A mí me ponen acá adelante a los jefes de la barra y no les conozco la cara. Sí lo conozco a Bebote (Alvarez) porque le hice una nota hace 15 años. Él no entra a la cancha. La barra está en todos los clubes de fútbol. A nosotros nos gustaría que la barra quede en la Norte baja y que nos libere la Sur para la familia. Por lo menos que queden recluidos en ese lugar. Para nosotros es un problema importante y le estamos encima con la Seguridad y con la APreViDe. No es una obsesión; es una preocupación.

-¿Eso lo decís por lo que le pasó a Javier Cantero?

-Sí.

-¿No queda otra que negociar con la barra?

-Le pasa a todos los clubes, nos excede a nosotros.



Source link