martes, mayo 24
Shadow

el testimonio de una mujer complica aún más a la pareja de Noelia


Desde el fallecimiento de Noelia Martel encontrada sin vida en el interior de una celda del pabellón B del penal Villa Las Rosas surgió de parte de la familia la duda sobre cómo había ocurrido y la madre de la joven empezó a sospechar de la pareja de su hija Yanina B, quien según mensajes del propio servicio penitenciario agredía a Noelia. 

Con el correr de las horas y tras conocerse las sospechas de la madre sobre Yanina, surgió el testimonio de una mujer que fue pareja de Yanina por 3 años y la cual quiso preservar su identidad por temor a represalias.

«Hace unos días me enteré por amigos y por las redes sociales del lamentable hecho ocurrido en el penal de mujeres de Villa Las Rosas. Para sorpresa mía, la mujer que compartía la celda con Noelia Martell era nada más ni nada menos que mi expareja» comenzó. 

La mujer aseguró que antes de decidir hablar lo pensó mucho «Todo comenzó hace unos años, cuando me relacioné sentimentalmente con esta persona. Al principio todo fue bien, aunque yo siempre sostenía que no deseaba nada serio. Sin embargo al poco tiempo esta persona comenzó a adueñarse de mis espacios, a controlarme, a dominarme en todo sentido y hacer de mí la víctima de sus impulsos». 

Se volvió posesiva y controladora «De a poco me fue separando de mis afectos, incluso de mis hijos, que tuve que dejarlos en casa de familiares o padrinos. Esa persona no quería que tenga amistades, que nadie me visite». 

madreviolenta1

Adicta y violenta 

Continuando en su relato ante El Tribuno,  contó «Llegó a tal extremo que un día entró por la parte de atrás de la casa, rompió un vidrió y con un trozo de él me obligó a tomar un blíster entero de pastillas para dormir. Cuando desperté horas después ella ya se había retirado», apuntó.

Otro de los hechos de extrema violencia que esta mujer asegura haber vivido en manos de Yanina B fue «Ingresó violenta y me roció con alcohol y me quiso prender fuego, pero no lo logró porque pude alejarme a tiempo y salir de la habitación». 

«Tuve que denunciarla una y otra vez, siempre por violencia en contra de mi persona. Tuve todo tipo de consigna pero al final aparecía aquí. Mi madre consiguió dos personas para que me cuiden, pero una noche llegaron para saber si estaba bien y ella los recibió en la puerta y los echó. Minutos después quedamos a solas y me golpeó, me arrastró de los pelos hasta el fondo y me amenazó de todas las formas posibles.

Aún conmovida y temerosa  dijo «Así viví tres años, en donde no solo me maltrató, me golpeó y me robó todas las cosas que pudo para venderlas para mantener su adicción a la pasta base. Por eso digo que cuando la Justicia la detuvo y la condenó a una pena mayor a los tres años me salvó a mí y a mis hijos de una muerte anunciada.

Amenazas tras la condena 

La mujer relató que luego que Yanina quedó bajo condena recibió mensajes en los que una mujer le pedía que fuera a ver a Yanina al penal, o subiría un video íntimo que habían filmado tiempo atrás.

“El video yo lo conservo para demostrar hasta dónde llegaron a acosarme. Hoy tengo miedo, miedo a que salga y vuelva por mí. Pido protección y me pongo a disposición de la Justicia para aportar mi testimonio del horror que viví junto a ella en carne propia», finalizó.





Source link