miércoles, mayo 25
Shadow

El papa Francisco apareció en silla de ruedas en público por su dolor de rodilla


El papa Francisco, que tiene un ligamento de la rodilla roto, apareció este jueves en público por primera vez en silla de ruedas en la sala Pablo VI del Vaticano.

El pontífice, de 85 años, llegó empujado por un asistente, constató la AFP.

El martes, en una entrevista con el diario italiano Il Corriere della Sera, contó que iba a someterse a «una infiltración» de rodilla para aliviar el dolor que padece y que lo ha obligado a cancelar varias reuniones programadas.

El papa Francisco llegó empujado por un asistente. Foto: AP

El papa Francisco llegó empujado por un asistente. Foto: AP

«Tengo un ligamento roto, se me va a intervenir con infiltraciones y se verá. Estoy así desde hace tiempo, no puedo caminar», aseguró Francisco.

El pontífice argentino padece una artrosis de la rodilla derecha, que le ha afectado un ligamento, pero que no debería haber sido sometido a cirugía, según fuentes vaticanas.

La infiltración de rodilla es un procedimiento que consiste en inyectar directamente en la articulación algunos medicamentos con efecto antiinflamatorio, analgésico o regenerativo.

Francisco, que en marzo inició su décimo año de pontificado, ha tenido en las últimas semanas que pedir disculpas a los fieles que asisten a las audiencias por dar la bendición «sentado», debido a sus problemas en la rodilla derecha que le impiden estar de pie por mucho tiempo.

El papa Francisco en la audiencia a la que tuvo que llegar en silla de ruedas. Foto: AP

El papa Francisco en la audiencia a la que tuvo que llegar en silla de ruedas. Foto: AP

A principios de abril, durante su viaje apostólico a Malta, no pudo bajar las escaleras del avión por primera vez y recurrió a un elevador.

El miércoles, durante la audiencia general en la plaza de San Pedro, el papa estaba particularmente cansado y tuvieron que ayudarlo a caminar y a levantarse.

Según algunos medios, si no resuelve la situación se piensa en una operación, aunque será el último de los remedios.

Pero estos problemas de movilidad del papa preocupan ante los próximos viajes que deberá afrontar como el de El Líbano a mediados de junio o el de primeros de julio a República Democrática del Congo y Sudan del sur o Canadá a finales de ese mes.

Francisco tiene problemas también crónicos de ciática, que le suelen causar dolores fuertes, y se sometió a una delicada operación de colon en julio de 2021. 

Fuente: AFP 



Source link