domingo, septiembre 25
Shadow

el lado más triste de la ola de frío


“Vivir en el frío no es vivir: cuando llueve y está helado, mueren. Quizás el frío no los mate esta noche, pero sí en cuestión de días. El frío crudo del piso lo absorbe el cuerpo, entra al hueso. Si están drogados o alcoholizados quizás no lo sienten, pero eso es una irrealidad. El año pasado salimos a hacer las rondas de comida y una persona en situación de calle no estaba: ‘Anoche ha muerto’, me dijeron. Y eso no sale en ningún lado: ni en la tele ni en los diarios. Todos los inviernos mueren personas en situación de calle en Tucumán”.

 Exequiel es voluntario de Un Plato Caliente y detalla la realidad tan cruda como la ola polar que sacude al país desde este lunes y que continuará por varios días. “En el radio que abarca las cuatro avenidas y sin contar las personas de la Francisco de Aguirre, esta noche hay 180 personas que dormirán en la calle descalzos, desabrigados, sobre el piso, sobre un cartón y la verdad, la triste verdad, es que quizás mañana no los veamos más. El frío es una enfermedad que los termina matando. El año pasado han muerto cuatro personas e insisto: eso no sale en la tele ni en los diarios”.

Fabio es una de las personas en situación de calle que este fin de semana ha conmovido a muchos tucumanos. Es el muchacho que para en la esquina de Sarmiento y Salta, descalzo, con un carro de supermercado vacío de comida y cargado solo con la basura que encuentra en la calle y con Manchita, su perro y único compañero. “Fabio tiene problemas de consumo. Mucha de esta gente de la que hablamos necesita más que un lugar donde estar: necesita que se abran centros de ayuda y contención psicológica. El tema de las adicciones y de vivir en la calle se convierte en una patología: las personas tienen sus propios códigos y mueren así”. 

 “No hay lugares físicos ni provinciales ni municipales para la gente en situación de calle. Hay dos programas del Estado, pero no hay espacio físico estatal: hay un lugar que se llama Fundación Virgen de la Merced que tenía 26 camas antes de la pandemia, después 15 camas y obviamente están saturados. No hay cama ni techo para la mayoría de las personas que han quedado en la calle. Se van a morir así si no se hace algo profundo en Tucumán”, remarca el joven, quien esta semana ha iniciado con Un Plato Caliente y es una campaña para combatir justamente la ola de polar de la manera más inmediata posible.

“Con estas campañas la gente se va copando, pero más que nada son amigos, parientes y conocidos de nosotros los voluntarios. Necesitamos colchas, frazadas, todo en buenas condiciones, no precisamente nuevas, pero sí en condiciones. Necesitamos ropa de abrigo, camperas, zapatillas, y prendas sobre todo de hombres, que son la mayor parte de la gente en la calle. Todos los inviernos mueren 3 ó 4 personas adultas mayores mueren de frío. Estamos concientizando en los colegios como el Nueva Concepción y luego seguiremos por el Colegio Belgrano, el Tulio y el Guillermina». 

 “Le estamos pagando el alquiler para siete adultos mayores en distintos lugares de la ciudad. Entregamos 2400 platos de comidas por semana sin ayuda estatal ni religiosa. Somos el grupo que más comida entrega a nivel país. Hacemos tres rondas semanales: jueves, sábados y domingos, pero aparte cocinamos los martes y los miércoles en San José, en Alderetes y también en Los Vázquez. El miércoles solamente entregamos 800 platos de comidas a comedores y lo hacemos todo a pulmón con el aporte de voluntarios de 500 pesos a 2000 pesos. Con esa plata compramos carne y pollo para cada comedor que retira su cajón de pollo (de 20 kilos cada uno) y con eso cocinan. Pero no alcanza”.

El miércoles 18 de mayo el país se paralizó por el Censo 2022. Exequiel desmiente las cifras recogidas: “En el Censo ha salido algo ficticio. Hay mucha gente en situación de calle que durante el día se mueve y no los han encontrado: ¿adónde los fueron a censar? ¿Cómo los han censado si no tienen domicilio? No, la situación es más grave y todos lo sabemos, pero pocos conocen las muertes que se llevan estas temperaturas. De eso no se habla. Pero pasa. Está pasando y puede pasar en una noche. Como la de hoy”. 

 Para comunicarse con Un Plato Caliente: 381-5660668 (Exequiel Medina).





Source link