lunes, febrero 6
Shadow

el intendente confirmó que no habrá festejos si Argentina sale campeón del mundo


La ciudad natal del técnico Lionel Scaloni está de duelo por la muerte de un joven local en un accidente de tránsito.

Pujato, la ciudad santafesina donde nació Lionel Scaloni, está atravesada por el dolor que provocó la muerte del joven Agustín Fratini (27) en un accidente vial. En este contexto, el presidente comunal Daniel Quacquarini contó que no festejarán el domingo si la Argentina llegara a ser campeón del mundo en Qatar. 

«No tenemos pensado festejar si somos campeones del mundo. Todo será en su momento. Ya habrá tiempo para hacerlo», contó Daniel Quacquarini en una nota con Radio Villa Trinidad.

El accidente, al cual se refirió el propio Scaloni tras la victoria con Países Bajos, ocurrió el viernes en la Ruta 33 y se cobró la vida de Agustín Fratini, a la altura de la curva del Golf.

Agustín Fratini, el joven muerto en el accidente de Pujato.


Agustín Fratini, el joven muerto en el accidente de Pujato.

Esta noticia tiñó de luto a la ciudad de 3.700 habitantes, por lo que al otro día, cuando se hizo la graduación apenas «se leyó una carta y nadie bailó».

«Scaloni también festeja en silencio, no grita los goles, también tendrá sensaciones encontradas porque quien podría estar con él acompañándolo y mirando los partidos ahí con él, no está en condiciones y todas estas cuestiones deben pasar por la cabeza de él. Creo que esa imagen donde abraza a su hijo, significa el abrazo de su padre a él. Es un tipo sencillo, aunque muchos se hagan la imagen de un tipo frio», explicó el funcionario comunal.

«Ya tendremos tiempo para hacerle el reconocimiento a Lionel, que se lo debemos, pero por ahora y de ser campeones, todo será de manera íntima, por respeto», concluyó.

El autógrafo de Lionel Scaloni, en la escuela primaroia a la que asistió en Pujato. Foto: AFP


El autógrafo de Lionel Scaloni, en la escuela primaroia a la que asistió en Pujato. Foto: AFP

Después del partido ante Países Bajos, Scaloni pidió la palabra en la conferencia de prensa interrumpiendo una pregunta. «Antes que nada quiero mandar un fuerte abrazo al pueblo de Pujato, que atraviesa un día muy triste, por la muerte de un chico del pueblo. Mando un fuerte abrazo a la familia Fratini y a la familia Franceschetti. Lo que tendría que ser un día feliz, termina siendo muy lamentable».

El técnico, oriundo de Pujato, sorprendía con la mención. Sin embargo, para el pueblo, lo que hizo Scaloni «no sorprende por su forma de ser, su humildad y su corazón. En una conferencia de prensa en una fase tan importante que pida para mandar un saludo a su pueblo, a las familias por lo sucedido, habla perfectamente de quién es Lionel Scaloni. Puede estar en cualquier parte del mundo pero su corazón sigue en Pujato», afirma Quacquarini.

Quién era Agustín Fratini

Fratini era técnico electromecánico, empleado comunal y muy querido en el pueblo donde nació y se crió. Vivía con su mamá Natalia y su abuela Vilma. Era hijo único, amante de la pesca y fanático de Racing. «Sos la droga que me inyectaron al nacer», dice en su perfil de Instagram.

Agustin Fratini era fanático de la pesca.


Agustin Fratini era fanático de la pesca.

Madre y abuela se desvivían por Agustín. Natalia es una docente que, durante muchos años, viajó cientos de kilómetros en colectivo, a distintas localidades para dar clases y mantener a su hijo. Y su abuela Vilma lo mimaba con su comida casera predilecta: milanesas con papas fritas. «También tenía otro plato que lo volvía loco: pollo a la parrilla con salsa de puerros».

«Un pibe sano, laburador, positivo, de esos que nunca traen problemas», cuenta Quacquarini, que no puede creer «tener que hablar en pasado de mi amigo». 

Dos cosas disfrutaba Agustín con entusiasmo. Una era viajar a Buenos Aires para ver a Racing, «que últimamente le dio muchas alegrías», desliza uno de sus amigos. «Otra era salir en lancha a pescar. Le encantaba ir al Paraná en busca de dorados y surubíes. Y una o dos veces al año nos mandábamos para Paso de la Patria (Corrientes) y nos quedábamos un fin de semana en el río».

En la mañana del viernes, Agustín manejaba desde Casilda, a 13 kilómetros de Pujato, y en una maniobra que todavía se desconoce, en una ruta 33 en malas condiciones, a la altura del Casilda Golf, su Peugeot 208 blanco terminó impactando contra un árbol.

Con información de Télam



Source link