miércoles, junio 29
Shadow

«Después de ganar el primer partido me desmayé por el estrés»



Camilo Ugo Carabelli acaba de terminar su histórico Roland Garros como si lo suyo fuera un deporte de contacto y no el tenis. El argentino de 22 años tiene marcas en al cara. Algunas las tapa con pequeñas curitas. Otras siguen a la vista y estuvieron expuestas en su segundo partido en el Abierto francés donde cayó con Félix Auger Aliassime (9) 6-0, 6-3 y 6-4. 

«Después del partido del otro día me desmayé en el hotel, se ve que estaba muy cansado. Viví mucho estrés, nunca había jugado a cinco sets. Nunca había vivido algo así, con tanta gente. Yo creo que fue eso lo que pasó, me hice unos estudios del corazón al otro día y dieron todos bien. Me haré ma´s estudios después cuando vuelva a Buenos Aires», contó el argentino», cuenta la presión que sintió tras vencer al ruso número 41 del mundo Aslán Karátsev  en cinco sets por 6-3, 4-6, 6-4, 3-6 y 7-6 (5).

«Creo que fue un pico de estrés y me desmayé… y me levanté así», contó el porteño de 22 años y mostró las marcas que tenía sobre su cara.

Al perder el conocimiento tras su debut en el Abierto de París, el tenista cayó sobre el hombro. Aunque explicó que no le molestó el hombro en su partido de este miércoles frente al canadiense top ten. «Lo que me afectó en el primer set fue que estaba un poco mareado, pero el hombro me lo raspé nada más, tengo una venda que me pusieron los médicos y no sentí nada».

Aunque la situación respecto del golpe que sufrió en su cabeza lo hizo jugar en un posición incómoda y hasta peligrosa: «Sí creo que me afectó un poco -la caída- porque me sentí un poco mareado al principio, pero después ya no. Obviamente, perder un set con un top ten te juega en contra».

Qué pasó en el partido frente a Félix…. «Yo creo que había un poco de viento, no jugué muy bien porque él me hacía jugar mal, me pedía un nivel más alto mío y yo no tuve un gran día. El sacó muy bien y me exigía. Es la primera vez que juego contra un top ten y la próxima vez espero estar más preparado».

En una de las esquinas etaba Guillermo Coria: «Estaba Guille, quizá, al ser tan buenos ven otra cosa que para ellos es fácil hacer pero para nosotros, los normales, no es tan fácil. Pero me encanta que me vaya a ver, siento que nos apoya a todos. Para mí es una gran motivación.

«Voy a ver qué onda mi cara, iré al médico si me recomienda seguir jugando al semana que viene o, quizá, parar una para que se me recomponga»



Source link