domingo, febrero 5
Shadow

dejaron atado a un perro solo en las vías del tren y un maquinista paró su formación a tiempo para salvarlo



Un nuevo caso de maltrato animal estremeció a los usuarios de las redes sociales. Este martes cerca de las 09:00, el maquinista de un tren de pasajeros que iba desde la localidad de Sáenz Peña hasta Chorotis, en Chaco, avistó a un perro que había sido atado a las vías. Afortunadamente, y gracias a que la locomotora iba a baja velocidad, el conductor logró detener la formación y pudo salvarlo.

“A 300 metros se veía un bulto y fuimos bajando la velocidad, tocamos bocina y no salía, nos pareció raro. Vimos a un animal que estaba en las vías. Empezamos a frenar y notamos que el perro estaba desesperado, atado, haciendo fuerzas para salir”, relató el maquinista de 31 años, quien detalló que el animal estaba sujeto por una cadena.

Una vez que el tren se detuvo, su ayudante de 28 años descendió para desatar al perro, pero “no le pudo sacar la cadena porque estaba muy nervioso y salió corriendo”, según dijo el hombre que logró salvarle la vida al perrito. Además, el maquinista le comentó a un medio local que no es la primera vez que les pasa esto: “Es normal que aten a los perros así en las vías, pasa que no los filmamos. Pero este caso se hizo viral porque subí el video a mi estado (de WhatsApp) y ahí empezaron todas las reacciones”.

El maquinista del tren de pasajeros avistó a un perro desesperado por desatarse de las vías. El animal recién logró calmarse cuando vio que la máquina se detuvo y se acercaban a liberarlo.

Así fue como la grabación llegó a manos del activista Fernando Pieroni, quien de inmediato lo subió a su cuenta de Instagram pidiendo información sobre los responsables de semejante acto de crueldad animal y pidió a la gente de la zona que lograran retener al perro para ir él mismo a rescatarlo. Si el animal quedaba a la deriva, era probable que intentaran matarlo nuevamente.

Finalmente, el can fue encontrado sano y salvo quedó a resguardo en la casa de un amigo del conductor del tren.

Si bien la zona no está habitada, por precaución los maquinistas aseguran que siempre pasan más despacio por la localidad ubicada entre Corzuela y Las Breñas. “La gente usa la estación para guardar fardos, semillas, bolsas de asilos, pero no vive por ahí”, aseguró el hombre que le salvó la vida al animal al detener la formación.

Ahora, los ciudadanos de esas localidades cercanas buscan en las redes sociales al dueño del perro para contactarlo y denunciarlo por maltrato animal.

El tren de pasajeros es un coche-motor con tres vagones y, como es más liviano que uno de cargas, pudieron parar para no chocarlo. Además, la velocidad máxima permitida es de 45 kilómetros por hora, debido a la cantidad de cruces y caminos rurales. /TN





Source link