lunes, abril 15

¿Cuánto te amo? Dejame escribirlo sobre el Coliseo


Un hombre decidió inmortalizar su visita a un monumento romano rayando «Ivan + Hayley 23/6/23» en el ladrillo, utilizando sus llaves.

Un turista decidió inmortalizar recientemente una visita al Coliseo de Roma con su novia rayando sus nombres en una de las paredes del monumento de casi 2.000 años de antigüedad.

«Ivan + Hayley 23/6/23», grabó el viernes en el ladrillo con un juego de llaves.

El acto, aparentemente captado por otro turista y publicado en Internet, ha hecho que Ivan se enfrente a una pena de hasta cinco años de prisión y una multa de hasta 15.000 euros, si es detenido.

Un turista, aparentemente despreocupado, graba su nombre en el Coliseo de Roma. Foto .Ryan Lutz, via Reuters


Un turista, aparentemente despreocupado, graba su nombre en el Coliseo de Roma. Foto .Ryan Lutz, via Reuters

En el vídeo, cuya autenticidad no ha sido verificada pero que se ha difundido ampliamente en Internet, la persona que graba a Iván pregunta:

«¿En serio, pibe?», utilizando un improperio.

Los responsables del Coliseo confirmaron el acto vandálico y señalaron que en las inmediaciones hay una señal claramente marcada que reza:

«Prohibido escalar y escribir en las paredes».

El Ministro de Cultura italiano, Gennaro Sangiuliano, condenó el acto.

«Considero muy grave, indigno y un signo de gran incivilidad que un turista desfigure uno de los lugares más famosos del mundo», dijo en Twitter.

Sangiuliano volvió a colgar el vídeo de la pared pintarrajeada y dijo:

«Espero que quien haya hecho esto sea identificado y sancionado de acuerdo con nuestras leyes.»

No es ni mucho menos la primera vez que Italia se enfrenta a visitantes que quieren dejar su huella.

Hunos, visigodos, mercenarios alemanes amotinados del siglo XVI… elijan.

Los turistas modernos tienden más a la fiesta que al pillaje, pero pueden hacer mucho daño.

Hace tres años, una serie de incidentes llevó a los legisladores a endurecer las leyes que penalizan a quienes vandalizan el venerable patrimonio cultural italiano.

Italia quiere imponer leyes aún más duras a los activistas del clima, que han destrozado bienes culturales para protestar por lo que llaman inacción del gobierno ante el cambio climático.

Pero el endurecimiento de las leyes no ha puesto fin a los malos comportamientos.

El año pasado, un turista empujó una patineta eléctrica por la Escalinata Española de Roma, causando daños valorados en 25.000 euros (unos 27.000 dólares).

Alfonsina Russo, directora del Coliseo, inaugurado en el siglo I, dijo que el muro que Iván desfiguró se construyó durante una restauración a mediados del siglo XIX.

Sin embargo, eso no cambia mucho las cosas.

«Mediados del siglo XIX u original, eso no cambia el hecho de que es vandalismo», dijo Russo en una entrevista telefónica.

Los responsables del Coliseo no se enteraron de que el muro había sido escrito sino hasta el lunes, después de que el video apareciera en YouTube, explicó Russo.

En su opinión, la persona que lo hizo debería haber avisado al personal de seguridad del Coliseo.

«No es la primera vez que alguien destroza el monumento», dijo Russo.

Pero los visitantes que ven que se están produciendo daños suelen ser proactivos.

«Generalmente atrapamos al culpable», dijo.

Un representante de la brigada italiana especializada en arte, que lucha contra el robo de obras de arte y protege el patrimonio artístico de Italia, dijo que estaba trabajando con los carabinieri, la policía militar del país, para identificar y localizar al autor.

Russo afirmó que es importante castigar este tipo de actos.

«Es patrimonio de todos», afirmó.

c.2023 The New York Times Company

Mirá también



Source link