jueves, octubre 6
Shadow

Cristina Kirchner y Sergio Massa buscan evitar la ruptura del bloque tras la amenaza de Juan Grabois


Juan Grabois amenaza con dar el portazo político mientras Cristina Kirchner y Sergio Massa buscan la forma de evitar la ruptura del bloque de diputados del Frente de Todos ante la posible la salida de los representantes del Frente Patria Grande, lo que dejaría al oficialismo sin la primera minoría y haría más que complicada la estrategia para lo que resta del año.

Tras reprogramar para el domingo el plenario partidario que coincidía con el congreso del PJ bonaerense, previsto para este sábado en Merlo, con Cristina Kirchner en el centro de la escena, Grabois volvió a deslizar su intención de formar un bloque propio y se encendieron las alarmas en el Congreso.

En julio pasado ya había enviado un mensaje parecido al interior del Frente de Todos cuando la entonces ministra de Economía Silvina Batakis cerraba la puerta al proyecto del Salario Básico Universal, que Itai Hagman, Natalia Zaracho y Federico Fagioli, diputados nacionales que responden al referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), impulsaron con apoyo de diputados y senadores del oficialismo.

Juan Grabois. Foto Guillermo Rodríguez Adami,

Juan Grabois. Foto Guillermo Rodríguez Adami,

Desde el espacio que encabeza Grabois siguen esperando algún anuncio de Massa, un gesto, que atienda la emergencia de las personas que viven en la indigencia. «Si no hay una propuesta vamos a discutir irnos de los bloques legislativos», ratificaron desde el Frente Patria Grande.

Sin embargo, en esta pulseada que mantienen con el Gobierno hubo un cambio en la postura de Grabois. En julio, cuando comenzó a plantearse la posibilidad de formar una bancada propia, los diputados analizaban integrar un interbloque dentro del Frente de Todos.

Pero ahora, esa posibilidad no fue ratificada por el espacio del dirigente social. «Eso se va a discutir el domingo. No hay una decisión por ahora al respecto», repitieron ya con la mirada puesta en el plenario del domingo que se realizará en el Centro Cultural Paco Urondo.

Una importante fuente del oficialismo confió a Clarín que Cristina Kirchner y el propio Massa se metieron en las conversaciones y tratan de evitar la ruptura del bloque oficialista.

Desde el Frente Patria Grande también confirmaron que Grabois mantiene un diálogo permanente con el ministro de Economía y el Gobierno. «No es que está roto el diálogo», insistieron este miércoles.

Mientras tanto Germán Martínez viene haciendo esfuerzos por mantener la unidad de la bancada oficialista y hubo contactos informales con los tres diputados para evitar el quiebre del bloque. Pero hasta el momento se imponen las palabras de Grabois, quien, como informó este diario, sintió que le mintieron desde el propio Gobierno.

Tres faltazos

Otro dato que refleja el malestar del dirigente social con la política económica quedó reflejado este martes con la ausencia de los tres representantes del Frente Patria Grande al encuentro que organizó la vicepresidenta en el Congreso y que reunió a más de un centenar de diputados y senadores del Frente de Todos. No obstante aclararon que el gesto político «no tiene nada que ver con Cristina sino con la discusión dentro del bloque».

Eso está claro luego del fuerte respaldo que Grabois expresó a la ex presidenta durante la marcha que se realizó el sábado frente a su domicilio en Recoleta en rechazo al vallado que instaló la Policía de la Ciudad.

Más allá de los intercambios de mensajes, la salida de tres diputados sería un dolor de cabeza para el Frente de Todos que mantuvo la primera minoría después de la derrota electoral de 2021 con 118 legisladores. Entre las distintas bancadas de Juntos por el Cambio suman 116. Por eso, la baja de cualquier diputado puede hacer inclinar la balanza de poder para un lado o para el otro.

Para evitar la ruptura, Cristina Kirchner había impulsado desde el Senado una propuesta alternativa presentada por Juliana Di Tullio. Se trata del «refuerzo de ingresos», una iniciativa que se presentó a principios de agosto con el objetivo de reducir la indigencia en todo el país.

Hubo conversaciones con los diputados de Grabois para avanzar con el proyecto, pero la negociación se trabó porque no incluye a los jóvenes de 18 a 25 años.



Source link