domingo, septiembre 25
Shadow

Con 51 años y vendiendo en la calle, un salteño se recibió de abogado


La historia de Carlos Correa, de 51 años, se hizo conocida a través de una entrevista realizada en Todo Noticias en la que cuenta cómo a partir del esfuerzo y la superación personal logró conseguir su tan ansiado título universitario.

El hombre de Rosario de la Frontera tiene dos hijos, de 9 y 11 años, se encuentra divorciado y todos los días sale a trabajar para poner el pan en la mesa.

En el 2000 cursaba la carrera en Tucumán, pero tuvo que abandonarla porque no conseguía trabajo, por esto volvió a Salta y ayudó a su padre en el negocio familiar. Con el paso del tiempo nacieron sus hijos y la idea del título universitario parecía alejarse.

Abogados-y-Notarios

«Nunca hay que bajar los brazos. Soy creyente y sé que Dios me ayudó muchísimo. Por supuesto yo hice mi parte y me esforcé un montón y estoy muy orgulloso de eso. A mis hijos les enseño que para triunfar en la vida hay que trabajar y estudiar«, aseguró muy emocionado según publicó Que Pasa Salta.

La carrera la finalizó despertándose todas las mañanas a las 4:30 a estudiar para dos horas más tarde llevar a sus hijos a la escuela y después ir a trabajar.

Las clases las tomaba de forma virtual a través de un teléfono hasta que un amigo le prestó una computadora: “Le tengo que dar un gracias enorme a mi amigo porque la computadora que me dio me ayudó muchísimo en el estudio. En el último examen me saqué un 5, no es una muy buena nota, pero me alcanzó para recibirme con un promedio de 6”

Las necesidades que atraviesa Carlos junto a su familia son muchas, necesita realizarle arreglos a su casa y una heladera. Aunque aún no ha decidido a que rama del derecho dedicarse, sueña con que el título le permita acceder a un empleo en blanco y así mejorar su situación.





Source link