martes, mayo 24
Shadow

Boca viaja a Cali para su debut en la Copa Libertadores sin Pol Fernández pero con el equipo casi definido



El estreno de Boca en Colombia ante Deportivo Cali lo tendrá a Sebastián Battaglia sin esa pieza que le había reconfigurado la mitad de la cancha con éxito: Pol Fernández. Y es que como adelantó el propio DT después del juego ante Arsenal, el ex Cruz Azul no estaba en plenitud de una molestia física y por eso, ante la gran cantidad de partidos en 20 días, prefirió evitar una lesión más grave. Así, salvo un imprevisto, el cinco en tierras cafeteras volverá a ser Jorman Campuzano, pese a que el sábado jugaron (ninguno en un gran nivel) Alan Varela y Esteban Rolón.

Con ese panorama claro, y más allá de una pérdida inoportuna por lo que le había aportado Pol a ese sector del equipo, lo que tendrá que resolver Battaglia será la dupla central (Marcos Rojo está sancionado) y el reemplazante de Sebastián Villa (no jugará la primera fase). Aunque ya se perfilan candidatos. Con Carlos Zambrano a disposición después de su retorno de la fecha de Eliminatorias con Perú, el hombre de Gareca será el primer marcador central en Colombia. Y de Figal o Gastón Ávila saldrá el reemplazo para una defensa que recién se aceitará con los minutos de competencia, justo en una fase de Copa Libertadores. Si el elegido es Figal, entonces Zambrano cambiará de perfil. Si el que juega es el ex Rosario Central (con mejor salida pero con un riesgo en su vehemencia para los mano a mano) el peruano estará como primer marcador central. En los laterales estarán Advíncula, conocido de Zambrano en cada partido de Eliminatorias, y Fabra. Ambos descansaron por la Copa de la Liga tras volver de sus Selecciones. Y para visitar a Cali serán claves.

Sin Pol Fernández, y con Campuzano adentro, a los costados del cinco deberá sobrar buen pie para avanzar con la pelota pero también en la recuperación. Por eso hay un hueco que se abre para Cristian Medina, por su despliegue físico, o bien para otro mediocampista de marca. Y de ahí en adelante, Juan Ramírez es otro de los futbolistas que para el entrenador son inamovibles. Ante Arsenal entró unos minutos para intentar ganar el juego, pero se sabe que su problema en el tobillo derecho (se lo infiltró para jugar en los últimos dos encuentros del torneo local) le imposibilitan forzar la máquina por demás.

La búsqueda ofensiva tendrá a Óscar Romero como al enlace por sobre Aaron Molinas. El paraguayo, conocedor además del movimiento táctico para sumarse al a mitad de la cancha y estar cerca del cinco de turno le da un plus por sobre el juvenil. Eso y su experiencia en partidos de este tenor lo ponen en el once de inicio. La señal ocurrió en la segunda etapa contra el conjunto de Sarandí.

El ingreso de Darío Benedetto es un hecho, aunque el presente goleador de Luis Vázquez le permita al técnico tener a mano una variante para buscar lo que Boca va a necesitar:goles. Pero el roce de Pipa, a quien vienen preservando desde lo físico desde hace semanas, lo posiciona desde el comienzo del juego y de la Copa Libertadores. ¿Y a su lado quien? El nivel de Salvio sigue estando por debajo de lo que puede ofrecer, pero también tiene un recorrido que quizá pueda no pesarle para el estreno de Copa. El más parecido es Exequiel Zeballos, aunque no deja de ser un juvenil para ocupar el sitio de Villa.



Source link