lunes, octubre 3
Shadow

Argentina postuló al dirigente kirchnerista Oscar Laborde como embajador en Venezuela



El Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina entregó formalmente al régimen de Nicolás Maduro la solicitud de plácet para la designación de Oscar Laborde como embajador ante Venezuela. Laborde es un dirigente que décadas atrás militó en el Partido Comunista pero adscribe al kirchnerismo desde la primera hora y fue intendente de Avellaneda, entre otros cargos. Hoy es legislador del Parlasur.

La comunicación fue entregada a la Embajada de Venezuela en Buenos Aires el mismo lunes 18 de abril, cuando el presidente Alberto Fernández anunció desde la Casa Rosada su intención de restablecer plenamente las relaciones diplomáticas con Maduro, que desde el gobierno del expresidente Mauricio Macri se mantenían al nivel de encargados de negocios.

Clarín había anticipado este nombramiento en marzo pasado. Su nombramiento implicará también el regreso a Buenos Aires del hoy encargado de negocios en Caracas, Eduardo Porretti, que tiene rango diplomático de embajador pero no lo ejercía al estar degradados los vínculos diplomáticos que ahora vuelven a elevarse por decisión del presidente Fernández.

En paralelo con este nombramiento de Laborde, el régimen chavista también confirmó la designación de Stella Marina Lugo de Montilla como su embajadora en Buenos Aires, un polémico personaje que ha generado fuertes críticas por parte de la diáspora venezolana y diputados de Juntos por el Cambio, por sus antecedentes que incluyen señalamientos por sus vínculos con Irán y acusaciones en contra de sus familiares por presuntos casos de corrupción y narcotráfico.

Aunque pragmático y de diálogo con sectores de diferente tono político, Laborde tiene una estrecha relación con el chavismo y ha visitado Caracas en diversas oportunidades, la más reciente a finales del año 2021 para avalar las elecciones de gobernadores y alcaldes en Venezuela, que contó con la presencia de observadores de la Unión Europea, quienes fueron expulsados del país por el duro informe que divulgaron sobre los abusos en el proceso electoral.

Militó en el Partido Comunista, fue fundador del Frente Grande, fue secretario de prensa del Frente País Solidario y diputado provincial entre 1997 y 1999. También fue Intendente del Partido de Avellaneda. Y tuvo distintos cargos entre ellos el de vicepresidente de la Comisión de Cascos Blancos.

En octubre del 2016 asumió como vicepresidente de Parlasur y ahora preside el llamado Observatorio de la Democracia.

La «normalización» de las relaciones con el régimen de Maduro ha generado también críticas por parte de organismos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch, que respondieron fuertemente al presidente Fernández que los problemas de derechos humanos en Venezuela no se han «disipado», como afirmó el lunes en conferencia de prensa junto al presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso.



Source link